slug; ?>
WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Analizan otros siete en el todo el país

Hepatitis aguda en niños: sospechan de un nuevo caso en Neuquén

Según se informó sobre el caso patagónico, se trata de un nene de 4 años que está internado en una clínica privada. Salud no dio detalle del resto.

El Ministerio de Salud analiza un nuevo caso sospechoso de hepatitis aguda grave en niños. Así lo confirmaron a Clarín fuentes de la cartera sanitaria, donde también afirmaron que hay otros casos en estudio en el país. La cartera manejada por Carla Vizzoti emitió un comunicado en que especificó otros siete casos en el mismo estatus, sin precisar en qué lugar del país se desarrollan o evalúan.

Según informó el diario La Mañana de Neuquén, el primer caso en trascender su ubicación se trata de un nene de 4 años que está internado en una clínica privada.

La médica infectóloga de la Subsecretaría de Salud de Neuquén, Lucy Pérez, indicó a LU5 que se activó “la alerta de origen desconocido ya que es una hepatitis de las que se desconoce la causa”.

Según detalló, el caso se detectó el 29 de abril. El paciente fue hospitalizado “con un cuadro con mucha manifestación clínica (vómito y fiebre), y una marcada insuficiencia hepática”.

Por la noche de este jueves, Salud emitió un comunicado ante los casos sospechosos de “hepatitis aguda grave de origen desconocido en población pediátrica”.

“La cartera sanitaria informa que se han registrado ocho casos sospechosos en nuestro país que se encuentran bajo estudio e investigación epidemiológica por parte de las jurisdicciones y aún no han sido clasificados como hepatitis graves de origen desconocido”, contextualizó.

Y avanzaron en detalles: “Se destaca que se trata de casos aislados y sin conexión alguna entre sí, al mismo tiempo que se enfatiza que no se trata de un brote sino de una situación que no escapa a lo que se notifica en forma habitual ya que todos los años se registran casos con cuadros similares de hepatitis agudas graves sin diagnóstico”.

Salud sostuvo que “ante la alerta epidemiológica que se produjo en otros países del mundo y que también se emitió en nuestro país el día 27 de abril de 2022, se recomienda a la población controlar y completar los esquemas del Calendario Nacional de Vacunación para cada edad”.

También insistieron en las recomendaciones de cuidado ante la enfermedad: “realizar higiene frecuente de manos, evitar el contacto con personas enfermas, cubrirse al toser o estornudar y evitar tocarse ojos, nariz y boca”.

El primer caso en el país

Este miércoles, las autoridades habían confirmado el primer caso en el país. Se trata de un nene de 8 años que está internado en Rosario, Santa Fe. El chico está “estable y lúcido”, aunque no descartan un trasplante de hígado. La causa del cuadro aún no fue determinada.

La ministra de Salud de Santa Fe, Sonia Martorano, ratificó este jueves que el nene internado por hepatitis en Rosario tiene una patología “severa de causa aún no determinada”. Luego aclaró que ya trataron casos similares antes del alerta epidemiológica mundial y confirmó que el paciente se encuentra “estable y lúcido” desde que lo atendieron.

En una conferencia de prensa en el Sanatorio de Niños, la funcionaria precisó que el chico vive en Funes, una localidad vecina a la principal ciudad santafesina. Contó que pertenece a una “familia humilde”, que contaba con todos los cuidados pertinentes y tiene las vacunas al día. Además, aclaró que no hay otros parientes con problemas de salud.

“Estos casos son de muy baja incidencia, ya se han visto en otros años. Algunas veces se encuentra la causa y en otros queda indeterminada”, comentó la rosarina. En cuanto a esos antecedentes, indicó que el origen no sólo puede ser viral, sino también por cuestiones inmunológicas o tóxicas.

Por su parte, Martorano explicó que informaron el caso por disposición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud de la Nación. Como parte del protocolo, enviarán muestras al Instituto Malbrán para la supervisión de los estudios sobre el origen de la enfermedad.

Hasta el momento, los exámenes descartaron que el nene se haya contagiado hepatitis A, B o C. Mientras tanto, esperan los resultados de los análisis sobre los tipos D y E. Si bien es necesario reportar la detección de estos pacientes a nivel mundial, existe la posibilidad de que este diagnóstico no esté relacionado con los reportados en otros países.

En tanto, el Ministerio de Salud informó que “con el objetivo de fortalecer la vigilancia de este tipo de eventos y estudiar en profundidad cada caso, quedó conformado un grupo de trabajo integrado por distintas áreas”. Participan en la investigación  representantes de la Dirección de Epidemiologia, la Dirección de Salud Perinatal y Niñez, la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, el Programa de Control de Hepatitis Virales, la Coordinación de Salud Ambiental y el Laboratorio Nacional de Referencia de Hepatitis Virales y de Gastroenteritis Virales (INEI-ANLIS). A ellos se sumarán también especialistas del Hospital Garrahan y sociedades científicas.

Además de analizar la situación epidemiológica, el equipo generará una guía de recomendaciones para el abordaje integral de las hepatitis graves de origen desconocido y establecer mecanismos de difusión de la información. A su vez, se solicitarán muestras de cada uno de los casos sospechosos para realizar estudios complementarios en el Laboratorio Nacional de Referencia de Hepatitis Virales.

230 casos en el mundo

Panamá confirmó el primer caso de la hepatitis aguda que afecta a niños y preocupa a la OMS, que ya reportó al menos 230 contagios en el mundo.

Se trata de un niño de 2 años, residente de la zona este de Panamá, quien se encuentra fuera de peligro tras ser hospitalizado, según explicó en un comunicado la jefa nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud panameño, Lourdes Moreno.

La detección fue realizada por el Instituto Conmemorativo Gorgas, entidad de investigación científica en Panamá, detalló la agencia AFP.

En tanto, Moreno dijo que “se trata de hepatitis F40-41, que corresponde precisamente a la alerta emitida por la OMS y la Organización Panamericana de la Salud” (OPS).

“Ante este caso, se intensificó la vigilancia epidemiológica y ya se remitió la alerta de vigilancia a todas las instalaciones sanitarias del país”, dijo.

En abril, la OPS emitió una alerta ante la aparición de casos de hepatitis aguda y grave de origen desconocido en varios países y en menores de edad.

Por su parte, la OMS detalló el pasado martes que seguía recibiendo decenas de informes sobre casos y que registró, hasta el momento, unos 230 contagios en el mundo.

Esta hepatitis produce ictericia (amarillez de la piel), diarrea, vómitos y dolores abdominales.

Algunos casos requirieron un trasplante de hígado y al menos cuatro niños fallecieron.

La mayoría de los casos se registraron en Europa, sobre todo en Reino Unido.

Por último, las autoridades sanitarias en Estados Unidos investigan si el origen podría ser un patógeno común llamado adenovirus 41.

Consejos y recomendaciones

Las autoridades del Ministerio de Salud recomendaron a la población consultar al médico ante la presencia de síntomas compatibles con hepatitis.

Al respecto indicó que los síntomas son fiebre, fatiga, pérdida del apetito, náuseas, vómitos, dolor abdominal, orina oscura, heces blancas, dolor articular e ictericia.

Esta enfermedad se manifiesta como una inflamación del hígado que puede ser de causa infecciosa, tóxica o autoinmune. En la mayoría de los casos, la hepatitis es provocada por un virus.

Sobre este punto se precisó que las hepatitis virales son causadas más frecuentemente por los virus de hepatitis A, B y C. El test para las hepatitis B y C permite iniciar un tratamiento oportuno y minimizar la transmisión. Las hepatitis A y B son prevenibles a través de vacunas. Los tratamientos para la hepatitis B crónica y la hepatitis C, son seguros y altamente efectivos.

En otro orden, a los equipos de salud encargados de atender a la población pediátrica se recomendó sospechar de hepatitis aguda de origen desconocido en aquellos casos con clínica compatible de hepatitis con pruebas negativas para hepatitis virales (A, B, C, D y E). Al respecto se aconsejó incluir en el estudio de estos pacientes la detección de adenovirus.

Fuente: Clarín

Lo más leído