WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Lo dijo Pablo Acrogliano

“Hay que dejar de pensar en fases y camas, evidentemente no sirve”

“La estrategia de comunicación a través de la notificación de camas, testeos y curvas ya no tiene efecto. La gente no tiene sensación de peligro”, dijo el secretario de Salud del Municipio.

Pablo Acrogliano, Secretario de Salud del Municipio, se refirió a la situación sanitaria de la ciudad, luego de que el gobierno Provincial haya ubicado a nuestra ciudad nuevamente en fase 2 a partir del próximo lunes.

Según el funcionario, estamos atravesando una situación de rebrote importante, con un número muy elevado de casos diarios, por lo que hay que mantenerse en alerta.

“Estamos en un escenario muy complejo, porque hay un agobio muy grande por parte de todos, no solamente en el personal de salud, sino en la población general. Creo que tenemos que definitivamente dejar de pensar en fases, camas, muertos y respiradores, para empezar a pensar en convivir con un virus difícil. Y para hacerlo, la única manera de hacerlo es acentuando el cuidado personal”, expresó en comunicación con el programa En buenas manos, de LA BRÚJULA 24.

“Está comprobado que la estrategia de comunicación a través de la notificación de camas, muertos, testeos, curvas ya no sirve. La gente no tiene sensación de peligro y hay cierto grupo que sigue decidiendo no cuidarse”, agregó.

Acrogliano lamentó que los “asados del domingo” no se hayan suspendido nunca y aseguró que la única manera de que esto mejore es que todos nos comprometamos con esta realidad, más allá de la fase por la que atravesemos.

“Independientemente de los porcentajes que damos todos los días sobre la situación en los hospitales, la realidad es que están llenos. Por eso, se vuelve fundamental que todos colaboremos para que la situación mejore. Hay mucha gente joven que está en terapia intensiva, con respirador y que con suerte y si salen, quedarán con secuelas permanentes y con incapacidades respiratorias de por vida. No queremos asustar, pero es una enfermedad muy compleja”, dijo.

“No hay que cuidarse más o menos si estoy en fase 2 o en fase 3 y si hay 2 o 10 camas libres. Estas son discusiones muy técnicas que ni siquiera deberían darse entre la gente común. Las vacunas están llegando y serán una herramienta más para mejorar la situación, y que se sumará al distanciamiento físico, al uso de tapabocas, al salir solamente si es necesario y a la ventilación de los ambientes”, agregó.

Por último, el funcionario salió un poco de su rol y se puso en el lugar de los comerciantes. “Los extremos son malos. Yo soy funcionario público y tengo un sueldo asegurado todos los meses. Pero también está el comerciante que necesita trabajar para poder comer. Es difícil, hay que revertir este agobio.


Lo más leído