WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Roberto Grill y Nilo Navas en la brújula 24

A 39 años del hundimiento del Belgrano: "Aprendí más en 34 horas de balsa que en toda mi vida"

Hoy se cumple un nuevo aniversario de uno de los los episodios más trágicos de la guerra de Malvinas, el hundimiento del crucero ARA General Belgrano, en el que 323 argentinos perdieron la vida.

A 39 años de esa oscura jornada, el recuerdo se mantiene vívido en la mente de aquellos tripulantes que lograron sobrevivir a tan triste suceso. Uno de los protagonistas de este hecho histórico es el Villairense Roberto Grill, quien le relató lo vivido a la redacción de LA BRÚJULA 24.

“A mí me toco ser radarista del Puente del Comando. Nos sorprendió lo que estaba pasando, habíamos estado cubriendo el sur de Malvinas con dos destructores, aparte del crucero, para no permitir el ingreso de buques por ese sector. La idea era ir por el sur a atacar la flota británica, cuando se desestimó esta posibildad, porque la flota se había movido, íbamos a cargar combustible ya mas relajados y de golpe nos sorprendió el primer impacto del torpedo”, recordó el excombatiente.

“A partir de ahí a nosotros nos cambió la vida, todo lo que nos pasó en ese día, nos hizo madurar de golpe, perder la ingenuidad de la juventud”, remarcó.

En la continuidad de la entrevista, Grill reveló un dato impactante: “El buque estaba preparado para aguantar unas 5 horas sin hundirse y tardo 51 minutos. Hubo que proceder muy rápido, con la capacitación que teníamos en ese momento y que, gracias a Dios, en el caso de la Marina de Guerra era buena, sino no nos hubiésemos salvado”.

“Aproximadamente 34 horas en la balsa estuvimos, teníamos olas de entre 8 y 12 metros, vientos de 100 KM, entre 10 y 20 grados bajo cero. Nos hundieron un domingo, a las 4 de la tarde, y el martes nos rescataron. Fuimos la anteúltima balsa que rescató el Gurruchaga, veníamos unos 380 tripulantes”, precisó.

“Cuando vos tenés 18 años te queda mucho por vivir, le das valor a cuestiones mas materiales, de pronto en el medio del mar te das cuenta que ahí no podes decir 'pido gancho', tenés que empezar a sacar fuerza de donde creías que no tenías”, expresó.

Y en ese sentido continuó: “Cuando volvimos la gente sacó conclusiones que eran dolorosas para nosotros. Empezamos a darle valor a otras cosas, y como actuábamos diferente, éramos raros para los chicos de nuestra edad y también para los mas grandes, entonces la definición mas sencilla que encontraron era llamarnos 'loquitos de la guerra'".

“Bien o mal, a mi me parece que aprendí más en 34 horas de balsa que en toda mi vida”, completó.

La palabra de otro sobreviviente

En el marco de esta fecha, el bahiense Nilo Navas, también extripulante del Crucero General Belgrano y compañero de balsa junto a Grill, habló esta mañana con el equipo periodístico del programa La Mesa Dominguera y brindó el crudo relato de su experiencia.

“770 pudimos sobrevivir y eso fue por el orden, la disciplina y la responsabilidad del trabajo en equipo”, mencionó Navas.

Lo más leído