WhatsApp de Publicidad
Seguinos

qué dice el protocolo

Tiene 98 años, padece un problema motriz y pide que la vacunen en su casa

Noemí Raquel Rodríguez De Césari tiene 98 años y, producto de su avanzada edad, padece un problema motriz. Días atrás, y luego de más de un año de cuidados extremos, su familia recibió la esperada noticia de que por fin le había llegado el turno para recibir la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus. Sin embargo, justamente en ese momento, descubrieron una especie de zona gris dentro del plan de vacunación.

Sucede que por el momento, el esquema de aplicación de dosis previsto desde el gobierno provincial no admite, por cuestiones de protocolo, la vacunación dentro de un domicilio. Por eso, lamentablemente, y si bien hubo un intento, Raquel no pudo asistir, por lo que su turno deberá ser reprogramado.

“No puede salir de su casa porque tiene escalones y no quiere sentarse en la silla de ruedas, porque piensa que se va a caer. Nos resultó imposible poder trasladarla”, comentó esta tarde Silvana, su nuera, en diálogo con el móvil de LA BRÚJULA 24, durante el programa Nunca es Tarde.

“Mi suegra está muy lúcida mentalmente. Mira películas a través de su tablet y está muy informada sobre todo lo que está pasando. Quiere vacunarse, pero no puede dirigirse al centro vacunatorio. Lamentablemente no recibimos respuestas por parte de PAMI y Región Sanitaria”, agregó Silvana.

“Más allá de la edad, es algo que también le puede sucede a alguien joven”, completó.

LA PALABRA DE LAS AUTORIDADES

La redacción de LA BRÚJULA 24 se contactó con representantes de Región Sanitaria I, quienes indicaron que este es un caso particular, ya que la mujer presenta dificultades para ser trasladada de su casa. El protocolo indica que, en el caso de que una persona no pueda movilizarse, debe ser derivada en ambulancia para que le apliquen la dosis correspondiente.

Los encargados de Región ya se contactaron con la familia de Noemí para encontrar una solución, y aclararon que nadie pierde su turno para vacunarse, aunque no haya podido asistir en el día indicado: “Todos los turnos se reprograman”.


Lo más leído