WhatsApp de Publicidad
Seguinos

no te la pierdas

Los hospitales se preparan para surfear la segunda ola

Bahía tiene cada vez más casos y el sistema sanitario entró en crisis porque las clínicas privadas están fundidas. Además, "pincharán" a trabajadores de funerarias. La condena a un ex funcionario. Y más...

Empleados de casas funerarias serán vacunados

En la última entrega de esta sección se contó del enojo que tenían los trabajadores de las dos casas funerarias bahienses debido a que, entendían, son trabajadores esenciales que están en constante riesgo de contagio, pero no estaban entre los primeros de la fila para ser vacunados.

A decir verdad, esa actividad tan sensible nunca frenó por la pandemia, y los empleados de Bonacorsi y Ferrandi están en constante contacto con personas (vivas o fallecidas) que pueden portar el virus. Y más allá de la discusión de hasta cuánto tiempo el Covid 19 puede permanecer latente en un cadáver, la verdad es que estaba justificada su intranquilidad. Hasta aseguraron que harían una medida de fuerza de no obtener alguna respuesta rápida.

Pues bien, finamente se confirmó que serán vacunados, como se hace con otros grupos como salud, educación y seguridad, por lo que volvió cierta paz a la actividad. Igualmente, Bahía Indiscreta sabe que hay más trabajadores de otros rubros que piden el mismo trato, pero ya habrá tiempo para tratare ese tema. Por ahora, las vacunas no abundan, y hay que estudiar bien la estrategia sanitaria a la hora de definir a quién le toca recibir una dosis.

La lupa en los hospitales privados

La pandemia no afloja. El deseo de que el 2021 fuera un poco más relajado que el año pasado por ahora no se está cumpliendo, y el aumento exponencial de casos (eso significa muchos en poco tiempo) hace temer que nuevamente el sistema de salud en la ciudad quede “estresado”.  

A las declaraciones del intendente Héctor Gay de que hasta ahora el 60 por ciento de los infectados de coronavirus fueron atendidos en el Hospital Municipal, se tienen que sumar las de su director, Gustavo Carestía, y las del titular del Penna, Gabriel Peluffo.

El primero describió a la guardia del Leónidas Lucero como “saturada”, y adelantó que los hospitales públicos tendrán en sus espaldas la mayor carga de la segunda ola. El segundo, ya adelantó que aumentarán la cantidad de camas para Covid en el centro de salud provincial. También se trabaja para que las famosas Ucmas, que no tuvieron demasiado uso el año pasado, puedan recibir pacientes con un grado mayor de complejidad en sus cuadros.

Pero, ¿por qué se está haciendo semejante movida? No es solo porque la perspectiva de cantidad de contagios en el corto plazo es mala. Se da principalmente porque los hospitales privados están fundidos. “No es que no quieran recibir pacientes con Covid. Es que realmente no pueden. Ya no dan más”, le comentó uno de los profesionales que integran la “mesa chica” de la pandemia a esta sección.

Infinito y la economía del conocimiento

Durante el gobierno de Mauricio Macri se fundó en Bahía, y en otras tres ciudades del país, un grupo de centros llamados Infinito por Descubrir, que en nuestra ciudad funciona en Santa Fe y Fitz Roy. Estos lugares están orientado a chicos y adolescentes de hasta 18 años, y allí se pueden hacer actividades y cursos relacionados con la tecnología y el mundo del software. Bahía Indiscreta pudo saber que, si todo sale como está planeado, este lugar que dependía del Ministerio de Educación de la Nación pasará a ser municipal.

Según comentan en Alsina 65, el proyecto no es prioridad en la gestión de Alberto Fernández. Para que pase a la órbita de la Comuna se realizará un convenio especial el próximo mes de agosto, cuando se termine el que rige actualmente. Y para que los jóvenes de más de 18 años puedan seguir conectados a ese mundo que llaman “la economía del conocimiento”, se incluirán en las actividades a emprendedores que dependen de la Secretaría Privada de la Comuna, y a la Escuela Municipal de Formación Laboral San Roque.

“Los chicos que salían del Infinito no tenían cómo continuar trabajando en sus inquietudes, tales como desarrollo de videojuegos, edición de audio, y un montón de otras cosas. Ahora se van a apoyar en los mentores que tenemos para poder continuar con sus proyectos, que en algunos casos les servirán también a la ciudad, para poder aplicarlos en las políticas públicas”, indicó uno de los funcionarios a quien más le apasiona el tema.

Los huevos de la concejala

Pasaron las pascuas y, a diferencia de otra época, y por distintas razones, esta vez muchas personas decidieron producir sus propios huevos de chocolate. Una de ellas es la concejala de Juntos por el Cambio, Soledad Martínez. A dos semanas de dar a luz a una beba, mostró sus increíbles dotes de repostera y realizó unos huevos nivel profesional, sin exagerar.

“Se ve que el embarazo la inspiró”, comentó alguien de su propio bloque, ante la sorpresa de lo bien que habían quedado. Igualmente, Soledad aclaró que solo los hizo para repartir entre su familia más cercana y sus hijos. Pero si en algún momento se le ocurre venderlos, compradores no le van a faltar.

Condenado

El escándalo que envolvió a Fabián Tuya, quien renunció a su cargo luego de protagonizar un accidente de tránsito durante la madrugada del 13 de marzo en Salta al 100 en el cual no fue posible la realización del control de alcoholemia tuvo su corolario en las últimas horas con las novedades que surgieron desde el punto de vista de su situación judicial.

Según pudo saber la redacción de este diario digital, Tuya (hasta hace tres semanas director general de Delegaciones) fue condenado por el Juzgado de Faltas actuante en el caso. Incluso, ya pudo retirar el Peugeot 208 que conducía al momento del siniestro vial.

La multa que se le impuso a quien se realizó el test en el Hospital Italiano horas después al verse imposibilitado de cumplir con dicho trámite frente al inspector de tránsito asciende a un monto algo superior a los 75 mil pesos.

Frente al doctor Salgado acató la resolución, argumentando que se trató de una maniobra intempestiva al volante y que hizo lo posible por soplar la pipeta, pero no logró hacerlo correctamente por los golpes en el rostro que lo aquejaban.


Lo más leído