WhatsApp de Publicidad
Seguinos

INFORME ESPECIAL

Efecto pandemia: los chequeos que no pueden seguir esperando

Reconocidos profesionales de la ciudad hablan de la importancia de ir retomando todos los controles médicos, con los correspondientes cuidados y protocolos. A casi un año de la llegada del coronavirus a Bahía, la palabra de los que saben.

Por Juan Tucat, redacción La Brújula 24
[email protected]

Sabido es que hemos transcurrido un año atípico en todo sentido. Desde marzo del año pasado, cuando el coronavirus golpeó la puerta, vimos como nuestra rutina, costumbres y diversas actividades fueron “acomodándose” a una nueva realidad.

Y si bien pareciera que la salida está un poco más cerca, todavía hay que seguir extremando los cuidados. Eso no está en discusión.

Dentro de esa amplia gama de cambios nos encontramos con ciertas postergaciones –algunas obligadas-, que por no tratarse de algo “urgente”, decidimos aceptarlas. Un claro ejemplo de ello tiene que ver con las visitas esporádicas al médico de cabecera.

En este informe especial, entonces, quisimos contar con la palabra de distintos profesionales de la ciudad que, con su voz más que autorizada, nos revelan la importancia de ir retomando esas consultas. Porque no hay nada más importante que la salud.

“Los controles se tienen que respetar, no caben dudas”

Para el Neumonólogo Jorge Draghi, habitual columnista de LA BRÚJULA 24, “los controles se tienen que respetar, no caben dudas”. En ese sentido, el profesional destacó que “por supuesto que hay algunos que se pueden ir postergando, pero obviamente no los oncológicos,  muchos respiratorios tampoco, y eso también depende de la relación y accesibilidad a la consulta médica”.

“Los pacientes tienen que estar en contacto con el médico de cabecera para que les vaya indicando qué es lo importante y qué no. Los diabéticos, hipertensos, oncológicos, todos los post Covid inclusive, deben mantener el contacto para ir viendo cuándo es presencial y cuándo no”, refirió.

Y dijo que “otra de las cosas que no se puede dejar bajo ningún punto de vista es la vacunación; eso es fundamental porque de lo contrario van a empezar a aparecer otro tipo de patologías que venían siendo controladas”. 

Un año después, pandemia vs enfermedad vascular

El doctor Rodrigo De La Faba, especialista en Cardiología, señaló con contundencia que “para todo aquel que tenga dolor de pecho de más de 20 minutos, asociado a palpitaciones,  mareos, o que el dolor esté en mandíbula o dorso, debe concurrir a la guardia”.

Sobre la consulta programada, remarcó aquellos casos que se dan “cuando se encuentran valores de tensión  arterial   en más de dos controles por arriba de 140/90,  dolencias en el pecho de menos de 20 minutos, palpitaciones, fatiga y falta de aire”.

Y a modo de análisis, afirmó que “se dio un año especial, donde el impacto emocional y la pandemia jugaron una cruzada en que todos participamos. La sobreinformación alejó a los pacientes  de consultas en los centros de internación, los institutos y los consultorios atendieron con los protocolos de cuidados sanitarios, a quienes optaron por la consulta ante algún síntoma o desregulación de parámetros, niveles de tensión arterial, azúcar o parámetros de colesterol elevados”

“Los pacientes de la región encontraron más dificultades para el acceso a los controles de salud en la ciudad, y la teleconsulta ofreció una opción que en ciertos casos facilitó el camino de resolución”.

“Hoy, un año después,  instituciones y pacientes retoman los controles de salud postergados en patologías crónicas, en forma presencial y con los cuidados aprendidos y ejercitados”.

“Insistimos desde las sociedades científicas en controlar todos los tratamientos de patologías crónicas, rechequear los medicamentos   indicados para disminuir el avance de las enfermedades, evaluando  tiempos y dosis,   no abandonarlos, y controlar presión arterial y valores en sangre de parámetros metabólicos”, explicó De La Faba.  

Consejos

* “El manejo de la emoción, la dieta, la actividad  física y el buen descanso son nuestros cardioprotectores. Estos factores se controlan con datos de laboratorios y hacen que las enfermedades avancen menos”

* “Los que nos enferman son el stress, el tabaco, el azúcar y colesterol elevados, el aumento de peso, la inactividad. Esta en nosotros evaluar nuestra situación,  y con adecuados cuidados tendremos una mejor calidad de vida”

“La salud ginecológica también se ha visto afectada”

Roberto Álvarez Bayon es un reconocido Ginecólogo bahiense que también participó en este informe. “Obviamente la llegada del Covid se llevó el foco de toda la atención sanitaria, lo que implica una significativa pérdida de importancia para lo demás. Esto altera las consultas que la gente hace. Y por eso el cuidado de la salud ginecológica también se ha visto afectado”.

“La falta de asistencia a centros de salud, por la cuarentena y el temor a los contagios, va a aumentar drásticamente los índices de mortalidad por enfermedades prevalentes o prevenibles no tratadas adecuadamente en la población más vulnerable”, manifestó el doctor.

Y agregó: “Es muy importante continuar con los controles y seguimientos, y reprogramar las biopsias y demás prácticas que han sido postergadas. Nosotros hemos visto un incremento en la consulta a partir de julio del 2020, pero marcadamente en noviembre y diciembre. Esto muestra que se va recuperando la asistencia habitual, pero el paciente sin control va a tener más consecuencias que las anteriores”.

La salud de la boca

Por último, Fabián Giménez; odontólogo  y especialista en cirugía Buco Máxilo Facial (ex Director Asociado del Hospital Penna) analizó la situación de la siguiente manera. “En mi caso yo nunca dejé de atender, tanto en la parte pública como privada. Como odontólogo y cirujano tuve que atender muchas urgencias. Al principio las consultas que existieron eran más relacionadas con las urgencias, dolores bucales, infecciones en general. Luego se fue normalizando a lo largo del año y la gente empezó a salir un poco más con los cambios de fases”.

“Respecto de lo más imperativo para este año, por un lado se recomienda el control anual de la boca, es decir la revisión de encías y piezas dentales. Pero también se revisa la mucosa, la lengua, el paladar, la zona de la faringe, porque es muy importante la búsqueda de patologías, es decir tumores y pseudo tumores bucales”.

“El cáncer bucal es alrededor del 4% del total, por eso lo mejor es la prevención. También diría que es fundamental el control en los niños, todos esos chicos que no se pudieron controlar el año pasado, estaría bueno empezar a hacerlo por múltiples factores: temas de los crecimientos de maxilares, el desarrollo de la cara, las cuestiones dentarias, pero también la alineación, la forma de morder y por supuesto todas las patologías que ellos también pueden tener”, argumentó.

“Más vale prevenir que lamentar” es un refrán que advierte que siempre es preferible tomar las precauciones necesarias para evitar situaciones indeseables. Y en esta nota, los médicos entrevistados se pronunciaron en ese sentido. Extremando los cuidados para salir de casa, claro, pero sin dejarse estar. Porque no hay nada más importante que la salud.


Lo más leído