WhatsApp de Publicidad
Seguinos

tras la queja de un vecino

Un Juez de Faltas y el titular de Espacios Públicos aclaran el trámite para extraer un árbol

El fastidio de Fernando Iturburu, que vive en Alem y Paraguay hace algo más de un año, despertó la opinión de las autoridades que explicaron cómo debe actuar un vecino ante la intención de retirar un árbol para realizar la vereda nueva, sin exponerse a multas por parte del municipio.

Uno de los jueces de Faltas, Carlos Salgado, sostuvo en LA BRÚJULA 24 que "cuando vayan a hacer algún trabajo de arbolado pidan la autorización en el municipio para que acudan a hacer algún tipo de análisis. Hay ejemplares muy añosos que generan peligros en los peatones por veredas levantadas. Por eso, el frentista para evitar alguna responsabilidad civil toma la decisión de realizar la tarea".

"El lunes, en la audiencia, analizaremos el caso. Las multas por estos casos no son de las más onerosas. Si un vecino hizo una comunicación y la respuesta de la comuna demoró, poniendo en riesgo a los peatones, uno lo considera al momento de dictar un veredicto. Uno valora los peligros. La gente viene al Tribunal enojada, pero nosotros tratamos de buscar una solución", recalcó Salgado.

A su turno, el titular de la Dirección de Espacios Públicos, Pablo Bianco, aclaró en su charla con el periodista Germán Sasso que "si es como lo cuenta el vecino, si no tuvo respuesta del municipio, será exonerado por el Juez de Faltas. Igualmente, me cuesta creer que sea así. Ninguna intervención al arbolado puede darse sin la supervisión de la Municipalidad".

"Vamos trabajando y dando prioridad a casos de riesgo. Todos los casos están inspeccionados. Si una raíz levanta la vereda, la extracción no siempre es la solución. Las indicaciones de los profesionales son indispensables porque hay que considerar cuestiones técnicas", reflexionó el funcionario municipal.

Y fue tajante: "No puedo dejar que un vecino plante el árbol que quiera porque es mi responsabilidad. El ojo no entrenado ve riesgos donde no los hay o no los observa donde sí existen. El municipio responde depende la urgencia que amerite un caso. Si el peligro de caída es grande, se contesta rápido".

"Lo mejor es denunciar lo que uno ve y le parece peligroso. La más expeditiva es por medio de la página de la Municipalidad, ya sea un pedido de plantación o una poda. Si un vecino está apurado por hacer la vereda, el municipio dará respuesta según la urgencia y los recursos que tiene", expresó Bianco.

Por último, trazó una comparación: "La reparación de una vereda puede esperar, en relación al riesgo que puede implicar la caída de una rama. El arbolado es muy grande y llevará años llegar a todos los sectores. El 100% de los casos son supervisados al día. Priorizamos los más urgentes".


Lo más leído