WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Carlos Graiño en La Brújula 24

“Las conductas perversas no tienen cura; no hay manera de revertirlas”

El psicoanalista explicó cómo funcionan las mentes de estas personas. “Son muy seductoras y cuando muestran las garras son terribles”, dijo.

El psicoanalista y presidente de la Federación de Acompañantes terapéuticos, Carlos Graiño, dialogó esta tarde con LA BRÚJULA 24 acerca de los mecanismos en las mentes de los criminales que los llevan a cometer los delitos más aberrantes.

“Son sujetos que tienen una estructura mental perversa. La mayoría de las personas tienen una capacidad de reflexión y están habitados por una conciencia de culpa. El perverso lo sabe pero aún así lo comete, no tiene empatía por los demás”, comentó el profesional en comunicación con el programa “Nunca es Tarde”.

En esa misma línea Graiño explicó que “no se ha descubierto hasta ahora el origen de la neurosis”. “La estructura perversa se genera en los primeros años de vida y una vez que se constituye no tiene remedio. Estas personas parece como que se arrepienten en determinado momento, pero luego vuelven a cometer el mismo hecho”, sostuvo.

Además, remarcó: “Lamentablemente, las conductas perversas no tienen cura y no hay manera de revertirlo. La reincidencia es del cien por cien”.

“El perverso encuentra la satisfacción en la trasgresión y en el sometimiento del otro. Con eso goza y se alimenta. No puede hacer otra cosa, porque esa es su estructura mental”, afirmó el especialista.

Y por último advirtió que “son personas muy seductoras y cuando muestran las garras son terribles”.


Lo más leído