WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Tras la sanción de la Ley Mica

"Buscaba que Mica fuera luz para miles de jóvenes que están expuestos al grooming"

"Ojalá que cuando mi nieta esté en la escuela y le hablen de la Ley Mica, ella pueda decir: 'esa es mi tía'", pidió la mamá de la joven víctima de un femicidio en 2016.

La Cámara de Diputados convirtió en ley por unanimidad la creación del Programa Nacional de Prevención y Concientización del Grooming, una propuesta que vio la luz a partir de una campaña contra el “ciberacoso”. El proyecto de ley ya contaba con media sanción del Senado y lleva el nombre de “Mica Ortega”, en homenaje a la niña bahiense que fue víctima de Grooming y femicidio en el 2016, un caso que conmovió a toda la comunidad y por el que Jonathan Luna recibió la pena de prisión perpetua.

Entre lagrimas de emoción y también de dolor, Mónica Cid, la mamá de la pequeña que en aquel entonces tenía 12 años, se refirió a esta histórica sanción y aseguró que "todavía no toma dimensión de lo que se logró".

"Estoy movilizada, con sensaciones encontradas, pero con ganas de seguir para adelante. Esta lucha me ha servido mucho para entender todo lo que necesitaba Bahía Blanca y el país en materia de lucha contra el grooming", expresó Mónica en comunicación con el programa Nunca es Tarde, de LA BRÚJULA 24.

"Mi hija no pudo haber muerto en vano. Así como cuando la buscaba, pedía que sigan rastreando, ahora buscaba que ella fuera luz para millones de niños y adolescentes que están expuestos a esta situación. Ojalá que cuando mi nieta esté en la escuela y le hablen de la Ley Mica, ella pueda decir: 'esa es mi tía'", agregó al borde del llanto.

Pese al paso del tiempo, Mónica conserva una herida que nunca podrá sanar y mencionó que justamente su otro hijo, su nieta, su mamá y sus hermanos son quienes la sostienen firme en esta batalla.

"Estoy siempre manoteándolos para poder sostenerme. Siempre digo que tenía dos opciones: seguir adelante y dejarme morir. La segunda era mucho más fácil que la primera, porque se torna muy difícil estar pensando todo el tiempo en tu hija y que la tragedia siempre se te cruce en el medio", contó.

En medio de esta lucha cotidiana contra ella misma y pese que aún se sigue culpando por lo sucedido, Cid busca concientizar a muchos jóvenes para que acudan a sus mayores y puedan comunicar claramente lo que les está sucediendo.

"En las charlas que puedo participar siempre les hablo de todo lo que yo hice mal y de lo que supe o no pude ver. Por eso siempre les recalco que hablen, que confíen en sus padres, en sus directores y sus mayores, porque siempre alguien los va a ayudar", completó.

Los alcances de la Ley

El objetivo del proyecto es generar un uso responsable de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, y de la capacitación de la población y la comunidad educativa.

Se dispone la inclusión, como pantalla de inicio de teléfonos celulares, teléfonos inteligentes, tablets, y otros dispositivos tecnológicos, la siguiente información:

  • Peligrosidad de sobreexposición en las redes de niñas, niños y adolescentes.
  • Información acerca de la existencia de delitos cibernéticos.
  • Aconsejar el rechazo de los mensajes de tipo pornográfico.
  • Advertir sobre la peligrosidad de publicar fotos propias o de amistades.
  • Recomendar la utilización de perfiles privados en las redes sociales.
  • Sugerir no aceptar en redes sociales a personas desconocidas.
  • Hacer hincapié en el derecho a la privacidad de datos y de imágenes.
  • Aconsejar el mantenimiento seguro del dispositivo electrónico y la utilización de programas para proteger el ordenador contra el software malintencionado.
  • Brindar información respecto a cómo actuar ante un delito informático.
  • Informar respecto a la importancia de conservar pruebas tales como conversaciones, mensajes, capturas de pantalla, en caso de haberse producido una situación de acoso.
  • Facilitar información acerca de dónde se deben denunciar este tipo de delitos.

Lo más leído