WhatsApp de Publicidad
Seguinos

la heroína de Universitario

Molió a golpes a un ladrón: "Nunca me imaginé pasar esto"

Fue anoche en Zapiola al 1000. La joven estaba descansando cuando un intruso entró a su departamento. "No tuve opción, le pegué por todos lados", contó.

Iara es una joven que vive en el barrio Universitario y que anoche, armada de coraje, ahuyentó de su departamento a un ladrón que aprovechó un descuido para ingresar. "Le pequé por todos lados", contó la damnificada.

En diálogo con el programa "Tal cual es", que se emite por LA BRÚJULA 24, Iara recordó el difícil momento, y señaló que "yo estaba en la habitación, mi novio en la cocina y la persiana abierta porque queríamos ventilar un poco". Tal como se desprende de su relato, nada hacía prever lo que estaba por pasar.

"La verdad que en ese momento estaba relajada porque nunca me imaginé que podía entrar alguien. Nosotros vivimos en el primer piso con balcón a la calle y de repente me abrieron la ventana. Cuando uno se encuentra en una situación así, con miedo, tenés tres opciones: paralizarte, hacerte un bollito o atacar", relató.

Respecto de su acción, dijo que "le empecé a pegar por todos lados hasta sacarlo por el balcón y él atinó a escapar. No se imaginó mi reacción de lucha o que hubiera alguien adentro. Él saltó, se cayó y siguió corriendo. De la desesperación, empecé a gritar para que me ayudaran, que llamaran a la policía".

Además, refirió que "eran dos, calculo que el otro le hizo pie para subir, se trepó como el hombre araña. Fue tremenda la situación, eran las ocho de la noche, en plena cuarentena. Nunca te imaginás algo así, creo que Bahía se está poniendo 'heavy' y hay que afianzar un poco el tema de la seguridad".

"Mi novio lo que hizo fue bajar porque yo ya lo estaba tirando por el balcón, quería agarrarlo y retenerlo hasta que venga la policía. A la noche me costó un montón dormir porque te queda el susto", sintetizó la joven, hoy conocida por sus vecinos como "la heroína de Universitario". Y no es para menos.


Lo más leído