WhatsApp de Publicidad
Seguinos

imperdible

El inesperado aliado de la Uocra

La pandemia y la apretada agenda son el as bajo la manga de la mafiosa cúpula del gremio de la construcción. Además, los comisarios patean la calle. Los coletazos del escandaloso accidente sexual. Y mucho más...

La mafia de la Uocra apuesta a la pandemia

Tras la suspensión del juicio contra los integrantes de la cúpula de Uocra, por los delitos de asociación ilícita y extorsión, se abrió una posibilidad que esperan con ansias los abogados defensores: pedidos de libertades masivas.

Es que cuando estaba todo listo para comenzar esta semana, la baja a fase 3, provocó que el juez Eugenio Casas no tuviera más remedio que postergar el debate oral. Y no hay nueva fecha. Nadie sabe cómo seguirá el asunto de la pandemia en Bahía, por eso nadie se anima a analizar un calendario tentativo para el inicio de las audiencias. “Es muy difícil que se pueda hacer este año, ya tenemos que ir pensando en 2021”, señaló una fuente judicial.

La suspensión del juicio no es una mala noticia para todos. Hay defensores que se entusiasman porque en enero se cumplirán tres años desde las detenciones de sus clientes y eso significaría que podrían lograr libertades masivas.

“A comienzos de 2021 se cumplen tres años de prisión preventiva, nadie puede estar preso más de ese lapso sin tener una condena. No es culpa de mis asistidos que se haya suspendido por la pandemia. Me los van a tener que largar”, repetía entusiasmado un conocido abogado.  Y agrega: “Es más, después deberían llegar al juicio en libertad, y aunque fueran condenados, las apelaciones las esperarán en esa condición. Es decir fuera de la cárcel".

Desde la fiscalía del doctor Gustavo Zorzano ya intuyen en la estrategia de los detenidos y sus asesores legales y preparan la contraofensiva. “Se trata de una cuestión de fuerza mayor. Vamos a solicitar una prórroga de la prisión preventiva. No pueden largarlos antes del juicio. Se van a pedir penas altas y es altamente probable que, en el caso de recuperar la libertad, se fuguen”, describieron desde el Ministerio Público Fiscal.

Habrá que estar atentos al desenlace.

El comisariato salió a patear la calle

El descenso a fase 3 generó todo tipo de reacciones. En la clase política y en la sociedad. La grieta atravesó, otra vez, un asunto de extrema delicadeza. Estuvieron los aperturistas que afirman que el cambio de fase no cambia la realidad de los contagios y que termina por arruinar a muchas pymes. Del otro lado, los que sostienen que “hace rato” tendríamos que haber “puesto un pie en el freno”, cerrar comercios, evitar la circulación de gente y, así, evitar el colapso de los hospitales.

Ante las disputas entre “aperturistas” y “aislacionistas”, el Gobierno Municipal se paró junto a los primeros y el peronismo, con los segundos. Por eso, a la hora del control, también surgieron las controversias. Desde Alsina 65 señalaron que “de ninguna manera” saldrán a “pelearse con comerciantes y gastronómicos” para hacerlos cumplir con un decreto con el cual, además, no están de acuerdo. “Más allá de que no compartimos el decreto de Fernández ni el de Kicillof, no tenemos potestad para hacerlo cumplir. El poder de policía no es nuestro, que se ocupe la Policía Bonaerense”, repetían cerca del despacho de Gay.

En la oposición arremetieron contra el jefe comunal afirmando que “no se hace cargo de nada” y que “sigue en modo periodista, relatando la realidad”. El más duro de todos fue el concejal Carlos Quiroga que lanzó que al jefe comunal “no le importan los muertos”.

En tanto, este fin de semana con la presión sobre sus espaldas respecto al control y cumplimiento callejero de los decretos, el jefe de la policía Gonzalo Bezos y el delegado de Seguridad Federico Montero reunieron a todo el comisariato para bajar línea ante la rebelión de gastronómicos que anunciaban por las redes que abrirían igual.

“No vamos a ser los malos de la película. Saldremos a persuadir, van a ir ustedes personalmente a los bares que estén abiertos a hablar con la gente para que depongan la actitud y cierren”, instruyó a la tropa el jefe uniformando.

“La idea de iniciarle una causa penal al tipo que está laburando es una cagada. Es un equilibrio delicado. Ir por las malas no beneficia a nadie. Nos terminaríamos peleando pobres contra pobres. Por eso salimos a hablarles, a decirles que comprendemos la situación pero que nosotros tenemos que hacer cumplir la ley y que si no hacen caso, no nos dejan alternativa. Si podemos hacernos los boludos, nos hacemos los boludos para no ir al choque. Pero en un bar que está lleno de gente en pleno centro no podemos mirar para otro lado”, reflexionó uno de los comisarios.

Bezos tuvo relativo éxito. La plana mayor de la Bonaerense se arremangó y salió a patear la calle. Unas cuantas cervecerías decidieron cerrar tras las visitas de los comisarios.

Periodista vs. empresario de medios, capítulo 2

Esta sección te contaba en su última edición el revuelo que se desató a partir de una publicación que realizó la comunicadora Verónica Saeta quien, a través de Facebook, exhibió su ira contra un empresario de medios al que referenció como "el judío que entrega cabezas" de periodistas a pedido del Ejecutivo.

El posteo generó un enorme revuelo porque, además, tildaba de "el más cagón y corrupto" a un funcionario del gabinete de Héctor Gay. Sin perder un instante, Marcelo Wischñevsky responsable del grupo que incluye a Radio 10 y Mitre accionó con una durísima carta documento y hasta llegó a contactarse con organismos de la colectividad por entender que se trataba de un ataque xenófobo.

En las últimas horas, como parte de la acción penal iniciada por el propio Wischñevsky, Saeta (esposa del periodista Daniel Ciampichini) redactó un pedido de disculpas "públicas y sinceras por los desafortunados, improcedentes e innecesarios dichos con los que hice referencia, en forma elíptica a su persona", haciendo extensivo su arrepentimiento hacia toda la comunidad judía.

Escandalosa notificación

Hace una semana, un empleado de la Municipalidad que estaba llevando una notificación del Juzgado de Faltas a una comerciante se volvió viral en las redes. Sucede que esta persona, que enviaba la misiva totalmente rutinaria, llegó sin barbijo, discutió con la mujer, y terminó amenazándola con una posible clausura de su local si lo denunciaba. Toda la escena quedó filmada y el video se desparramó hasta por WhatsApp.

Para entender mejor la situación hay que explicar que los notificadores son trabajadores de distintas áreas de la comuna que figuran en un listado para “hacer una changuita más” y ganarse unos pesos extras repartiendo este tipo de mensajes. Algo parecido ocurre con las boletas de las tasas.

En este caso puntual, la persona es empleada en el área de Fiscalización, por lo que la amenaza de clausura es mucho más grave aún, ya que involucra a su actividad principal.

Las autoridades del Ejecutivo ya están en conocimiento de lo sucedido y se espera que el sujeto en cuestión dé su versión de los hechos. Recién ahí se sabrá cómo sigue esta historia y si se llega a algún tipo de sanción. Por lo pronto, ya no entregará más notificaciones.

Ataque sexual, risas y video

La noticia con mayor repercusión de la semana fue sin dudas la anticipada el lunes pasado por este diario. Una joven que --desesperada-- se comunicó con la emergencia médica luego de lastimar en el pene a su pareja con su ortodoncia.

Esa información, de amplia repercusión nacional, podría derivar en el despido con causa de los operadores del 107, que no solo se mofaron de la llamada, sino que viralizaron entre sus amistades la comunicación.

La patética escena, todos alrededor del conmutador riéndose a carcajadas, quedó filmada por una cámara interna del centro de operadores. El sumario será lapidario y la expulsión sería la recomendación de la asesoría letrada del Municipio. En paralelo la Justicia penal también podrá intervenir: “Es un incumplimiento de los deberes de funcionario público”, evaluó un fiscal.

Hace unos años una grabación de audio y una filmación fueron clave para el despido –y luego una condena penal– del operador Juan Manuel Sánchez que atendió un llamado de dos jóvenes que pidieron infructuosamente auxilio: poco después morirían intoxicados por monóxido de carbono en su casa del barrio Las Cañitas.

El accidente sexual no tuvo la gravedad de aquel episodio, teniendo en cuenta el resultado final, pero la actitud de quien estaba del otro lado de la línea 107 fue igual de desaprensiva y repudiable.

Florece la primavera en Chiclana y O'Higgins

Quien haya pasado estos días por la esquina de Chiclana y O’Higgins se habrá dado cuenta, si fue buen observador, que la marquesina del clásico café frente a la Plaza Rivadavia está reverdeciendo por la primavera. Sí, no entendió mal.

Sucede que ese local, que ahora está cerrado pero que se espera abra en breve de la mano de un reconocido empresario gastronómico de la ciudad, va a tener una marquesina muy particular. Se trata de un sistema de plantas verticales para adornar la parte alta del comercio, a la altura del futuro cartel.

Una curiosidad que no viene nada mal en medio de una jungla de cemento.


Lo más leído