WhatsApp de Publicidad
Seguinos

coronavirus en bahía

Jouglard sobre el sistema sanitario: "Se está rascando el fondo de la olla"

El secretario de Gobierno del municipio, Adrián Jouglard, describió un muy delicado panorama en relación con el avance del coronavirus en la ciudad, apelando a la responsabilidad individual y, a sabiendas, de que el recurso hospitalario y humano corre serio riesgo de resultar insuficiente.

"Hay que cuidarse. Las acciones colectivas son difíciles de instaurar en la sociedad por el tiempo que ha pasado desde el inicio de la pandemia. Algunas localidades del Interior están con restricciones de fase desde hace más de 21 días y han aumentado la cantidad de casos exponencialmente. Medidas que vayan en contra de la flexibilización ponen en juego la cuestión económica. Un amplio sector de la sociedad necesita trabajar para alimentarse", destacó Jouglard, en LA BRÚJULA 24, admitiendo una honda preocupación por el contexto actual.

Además, en su charla con el periodista Germán Sasso reconoció que en una situación extrema, con un sistema totalmente saturado en materia de internación que ojalá no se dé nunca, cerrar toda la ciudad por completo es de muy difícil cumplimiento: "Hoy, una solución intermedia no resuelve nada. Se están transformando camas de pediatría, se van adaptando los recursos que quedan. Se está rascando la olla. Si no restringimos el cuidado personal y las reuniones sociales innecesarias podríamos ir camino a un escenario aún más crítico".

"Es momento de que en caso de no tener una actividad extremadamente necesaria, se eviten las visitas a familiares porque la situación se ha complicado", afirmó sin vacilar el funcionario, brindando una estadística que manejan en la comuna, al aclarar que "por cada positivo declarado, hay nueve personas más que no fueron diagnosticadas y que cursan o cursaron la enfermedad con síntomas leves. Hoy hay luz amarilla en los hospitales, uno no puede hacer una proyección a largo plazo, tampoco saber qué pasa de acá a la semana que viene. Sí podemos ir previendo que el recurso se irá agotando".

"Por cada positivo declarado, hay nueve personas más que no fueron diagnosticadas y que cursan o cursaron la enfermedad con síntomas leves"

En otro orden, Jouglar destacó que "las dos semanas que vienen por delante son muy bravas porque por más que empecemos a restringir la movilidad, sobre todo en la nocturnidad, tiene impacto recién dentro de diez días. Las dos ciudades similares a Bahía Blanca que venimos siguiendo son La Plata y Mar del Plata. La primera tiene una capacidad hospitalaria mayor a las otras dos y la segunda es la que peor está porque no logró bajar los contagios. Ambas ciudades tienen un mayor nivel de contagio, más allá de que tienen más habitantes".

"Accionar el botón rojo es algo que nunca dejan de evaluar el Intendente y el Gobernador. Bahía no es ajena a lo que pasa en el mundo, por eso tomamos con cautela cada uno de los datos y las medidas a resolver. Hoy, incluso, hay pacientes de Patagones que no vienen al Penna y se los deriva a Viedma y Santa Rosa atraviesa una situación compleja para enviar pacientes de Bahía. Un hospital modular como el que se armó en Mar del Plata, que tiene un déficit de camas mucho más grande que el de Bahía, no sería una solución aquí porque no darían los tiempos", planteó en otro segmento de la entrevista radial.

Consultado respecto a la posibilidad de requerir los servicios del Hospital Militar, el secretario de Gobierno aseguró que "hay disponibilidad de camas, estamos trabajando para dotarlo de insumos. Allí podrían ir pacientes que no requieran de tanta asistencia como en otro nosocomio, pero que estén más asistidos que en una UCMA. Allí hay algo de personal que debería complementarse con algo de enfermería. Los trabajadores de la sanidad está también al límite. No se trata de ser optimistas o pesimistas, debemos disminuir las situaciones innecesarias donde se conglomeran las personas y se potencian los contagios". 

"Al tener circulación del virus tan grande, hay un segmento de la sociedad que tiene el síndrome de Superman, que no van a sufrir la enfermedad, pero que la llevan a las personas de mayor riesgo. Hay un gran sector que hace un esfuerzo enorme entre los que están sobrepasados de trabajo y aquellos que están paralizados hace más de seis meses. Quienes no se cuidan le faltan el respeto a todas estas personas", concluyó Jouglard.

Lo más leído