WhatsApp de Publicidad
Seguinos

nueva normalidad

Cuando ir al odontólogo pone a prueba el bolsillo de los bahienses

La obligatoriedad del kit del paciente elevó el valor de la visita. Cuál es la consulta más frecuente en la pandemia. La explicación de un profesional.

Decenas de oyentes y lectores de LA BRÚJULA 24 enviaron mensajes en las últimas horas tanto a la radio como al diario digital, exponiendo el claro descontento por los elevados costos que deben afrontar los pacientes al momento de someterse a una práctica odontológica, valores que se vieron aún más incrementados a partir de la cuarentena.

José Paredes, conocido profesional bahiense, explicó que "los precios posteriores al inicio de la pandemia hacen que el foco se centre en la aparatología y el kit del profesional, el del paciente que se proporciona cuando llega al consultorio y el de limpieza del espacio físico donde se lleva adelante la práctica".

"Los kits del paciente son descartables y, algunos elementos que usa el odontólogo como la mascarilla facial son reutilizables. El valor de tres mil pesos es el estimado por la entidad que nuclea a todos los profesionales. No incluye solo el valor del kit, sino también la hora odontológica y el tiempo que lleva para limpiar y ventilar el consultorio hasta poder a atender a otro paciente", enfatizó Paredes, en su charla con el periodista Germán Sasso.

Jose Paredes, listo para recibir al próximo paciente.

En esa misma dirección, aclaró que "no podemos hablar de precios, porque cada paciente es diferente y los valores por ejemplo de un tratamiento de conducto puede variar según el estado de la boca de cada uno y en qué pieza dental o muela se debe intervenir".

Y agregó: "En el momento en el que uno tiene que rehabilitar su boca, si un país está viviendo una crisis económica, el paciente termina eligiendo las opciones más económicas. En el medio están la educación, que la población vaya al odontólogo regularmente y que el cepillo dental se transforme en un hábito a partir de la temprana edad".

"La gente está más informada, viene a una consulta sabiendo lo que tiene que hacer. Luego, depende del hábito que uno haya adquirido a los 8 o 9 años", enfatizó, explicando al cierre de su testimonio que "por la situación de nerviosismo, hay mucha gente que ha venido durante este tiempo por bruxismo a raíz de lo que implica el contexto económico de la pandemia".

Lo más leído