WhatsApp de Publicidad
Seguinos

exclusivo en la brújula 24

Marta Etura palpita “Ofrenda a la Tormenta”, la apuesta que revoluciona Netflix

La Trilogía del Baztán ha logrado ir más allá del fenómeno literario al convertirse en una importante saga cinematográfica, una de las pocas españolas enfocadas en el género policíaco. Codeándose con franquicias nórdicas como “Millennium” o “Los casos del Departamento Q”, tras “El guardián invisible” y “Legado en los huesos”, llega ahora “Ofrenda a la tormenta”.

Una de sus protagonistas es Marta Etura, quien comparte elenco con el talentoso actor argentino Leonardo Sbaraglia e Imanol Arias. Tal como lo hizo tiempo atrás, la actriz vuelve a conversar con LA BRÚJULA 24, analizando la marcha de una tira que será un éxito garantizado por su calidad de rodaje y el talento tanto frente como detrás de cámara.

“El sentimiento es agridulce y radica en que no se puede ver esta película en una pantalla grande como la del cine, que brinda una sensación inigualable. No obstante, llegaremos a través de la plataforma a casi 200 países del mundo. Las primeras repercusiones de este fin de semana han sido positivo y eso reconforta”, mencionó Etura, en el programa “Tal Cual Es”.

Sobre sus próximos pasos, comentó que “ahora estoy descansando de este viaje tan intenso y tan largo. Existe la posibilidad de una precuela de lo que fue el éxito de Dolores Redondo de la Trilogía de Batzán para volver a ponerme en la piel de Amanda. Además, hay otros proyectos, pero no quiero adelantarme”.

“Hoy la pandemia es lo que manda. Siento pena no poder adelantar nada por este presente complicado. Mientras tanto leo mucho, busco personajes e historias interesantes para que, cuando llegue el día, lo pueda contar feliz. En esta saga fue muy sacrificado el trabajo, pero lo hago con gusto porque me apasiona mi trabajo. Por eso tiendo a hacer personajes muy dramáticos”, enfatizó en su charla con el periodista Fernando Quiroga.

Por último, destacó que “la novela es extensa y el lenguaje cinematográfico está cargado de imágenes que deben ser comprimidas para poder ser pragmáticos con el guion que no puede superar las dos horas y media”.

Lo más leído