WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Exclusivo para la Argentina

El sensacional "Cruz" de Perdida, un testimonio único en La Brújula 24

Realizador, actor, director y dramaturgo, Juan Messier, uno de los brillantes antagonistas de la serie que bate récord en todo el mundo, encarnó con una gran maestría, el personaje de Cruz Alfonso Ochoa.

La enorme fuerza de éste, no sólo es irrefrenable, sino también muy certera en cuanto a una trama atrapante. Denuncia infinitas situaciones por debajo de la superficie social de ésta América Latina tan impredecible.

En diálogo con el programa "Tal Cual Es" que se emite por LA BRÚJULA 24, Messier (colombiano de nacimiento, pero estrella de relieve internacional) vive hoy su presente profesional más prolífico y se anima a soñar.

"En este momento estoy trabajando en una serie que yo mismo escribí. Habla de seis amigos y todos tienen en común: sus vidas difíciles porque están quebrados. Es un drama con toques de comedia, muy interesante realmente", sostuvo Messier, en su charla con el periodista Fernando Quiroga.

Sobre la manera en la que encara cada proyecto, quien personifica a Cruz explicó que "tomo el trabajo como un día a día, dando un 100% y es así que obtuve los mejores resultados. Uno saborea cada escena de forma única. Netflix nos entregó un rotundo éxito con Perdida, sorprendiendo a todos. Para mi cada historia y sus personajes son como bebés, luego van creciendo y ahí radica la clave".

"En el backstage jugamos futbol. Entre escena y escena solía haber mucho tiempo libre y la verdad que en el set y el estudio se vivía un clima de mucha algarabía. Era muy divertido tener momentos entretenidos con mis compañeros previo a cada segmento fuerte del rodaje, sabiendo que las cosas debían salir óptimas", señaló.

Por último, Juan resaltó el recurso humano: "Así como uno se divertía, también había espacios donde uno tenía que ponerse serio para personificar este rol. Esa era la manera de equilibrar y, seguramente ahí radique la clave del éxito. En el casting se reunió a un grupo de trabajo maravilloso, con una mística justa para lograr que el producto sea un conjunto completo, una pieza sólida. Allí estuvo el acierto".

Lo más leído