WhatsApp de Publicidad
Seguinos

SE DIJO EN LA BRÚJULA 24

La impactante historia detrás del Día del Camarógrafo en Argentina

La fecha conmemora el asesinato del reportero argentino Leonardo Henrichsen, quien fue fusilado por un carabinero chileno en 1973.

Cada 29 de junio en Argentina se conmemora el Día del Camarógrafo, en honor al reportero argentino Leonardo Henrichsen. La fecha fue establecida en homenaje al periodista y camarógrafo, quien trabajando y colaborando como corresponsal del Canal 13, y a su vez de la televisión sueca, fue fusilado en Santiago de Chile el 29 de junio de 1973.

Fue durante un evento denominado "El tanquetazo", ocurrido dos meses previos al golpe de estado de Augusto Pinochet. En aquella ocasión Henrichsen filmó lo que sería su propio destino: la muerte. Curiosamente y más allá del paso del tiempo, la causa por el fallecimiento sigue abierta, aunque aún sin resolución.

Josephine, la hija de Leoanardo Henrichsen, se encuentra radicada en Bahía Blanca y hoy rememoró aquella fatídica jornada y reveló cómo se encuentra el proceso judicial.

"Tenía 8 años cuando todo esto sucedió y tengo un recuerdo vívido de la situación. Mi padre trabajaba como corresponsal de Sudamérica para la televisión sueca y aquella tarde, su compañero llamó a mi casa para avisarnos de la noticia", comentó Josephine, en comunicación con el programa Nunca es Tarde, de LA BRÚJULA 24.

Los procesos militares del otro lado de la cordillera y en nuestro país, la desidia y la ineficiencia de la Justicia postergaron el inicio de la causa por este asesinato, intentando que prescriba.

"La causa se inició recién en 2005 y se lo trató siempre como un asesinato común. Lo que nosotros queremos probar es que se trata de un crimen de lesa humanidad. Según la policía de investigación de Chile, hubo tres tiros. El primero lo realiza Héctor Bustamente Gómez, que es el cabo que dirigía la camioneta. El segundo es de un soldado, Manuel Orlando Ulloa Galdalmes. Y el tercero, que es el que lo mata, es de Claudio Victorino Videla Zuñiga", explicó.

"Ulloa Galdalmes y Videla Zuñiga siguen vivos. Pero ellos son parte de un proceso que sucedió ese día. Ellos recibieron órdenes. Acá el que se tiene que hacer cargo es el Estado", agregó la hija.

"Cuando mi papá se cae, y todavia estaba con vida, el cabo Bustamente le ordena a otro soldado que vaya a sacarle la filmación. Entonces, le tironearon la cámara, abrieron uno de los chasis donde estaba la supuesta filmación e intentó velarla. Luego, tiró la cámara a una alcantarilla cercana al lugar del hecho. Sin embargo, lo que sucedió es que el rollo que sacó, era uno virgen, el otro siguió adentro de la cámara", explicó.

Lo increíble del caso, es que mientras todo esto sucedía, un argentino lo estaba mirando desde un edificio de enfrente. Por eso, cuando todo el proceso terminó y los ánimos se calmaron, este argentino encontró el video que finalmente salió a la luz.

"Nunca nadie fue preso por el crimen de mi papá. Ni siquiera unas horas. Esta gente vivió muchos años sin ser nombrada, escondida. Es un proceso muy complejo, pero no vamos a bajar los brazos", finalizó.

Escuchá la nota completa:


Lo más leído