WhatsApp de Publicidad
Seguinos

coronavirus

Alberto Fernández: "Si hay algo que no me urge es el inicio de clases"

En una entrevista televisiva el Presidente aseguró que está en evaluación la extensión de la cuarentena.

Una semana después de que se decretara la cuarentena obligatoria contra el coronavirus en todo el país, el presidente Alberto Fernández brindó una entrevista televisiva donde ratificó que está en evaluación la extensión de la cuarentena, pero no confirmó fechas, y marcó su postura respecto de la suspensión de la educación presencial.

"Si algo que no me urge es el inicio de clases. No tiene sentido subir a un chiquito a un colectivo para que termine infectado. Nadie sufrió por recibirse un año antes o un año después", dijo el Presidente en diálogo con la TV Pública. "Eso puede esperar", expresó.

Alberto Fernández eludió responder si se va a extender la cuarentena: "Vamos a ver lo que sucede en estos días. La cuarentena paraliza la economía, pero seamos francos, necesitamos preservar la salud de la gente. Esa es nuestra mayor preocupación. Sufro, no saben cómo me duele ver que alguien se muere", sostuvo.

También aventuró que podría haber un cambio en las costumbres de los argentinos en relación al teletrabajo y la educación a distancia, entre otras actividades, una vez que se levante la medida de aislamiento obligatorio. Y agregó: "Tenemos que cambiar un sistema capitalista que se ha preocupado por lo financiero más que por lo productivo. Tenemos que buscar la forma de que el capitalismo en el futuro sirva para generar recursos para todos. Que tengamos la posibilidad de progresar".

"Nadie está exento de este virus. Incluso aquellos que minimizaron la pandemia, la están padeciendo. Ha habido un cambio de visión. Hoy todos se dan cuenta que estamos en un problema y no se salva nadie. Un virus que aparece en China puede terminar en la otra punta del mundo", fueron las primeras palabras del primer mandatario desde la residencia presidencial en Olivos, a través de una videollamada.

En los últimos días, el primer mandatario lideró la configuración de una batería de medidas sanitarias, sociales y económicas para organizar la vida ciudadana, atravesada por la presencia de la pandemia de Covid 19 y el consecuente cambio de costumbres.

Esta noche recordó que entre hoy y mañana saldrá el decreto que congela las cuotas de alquileres para "sacarle presión a la gente en un momento difícil". "La gente está trabajando menos. Alguno ha comprado una casa y el precio aumenta por el costo de vida, porque los ingresos de todos se han resentido. Queremos poder sortear entre todos estas dificultades, y atenderlas a todos", dijo.

"No queremos dejar a nadie fuera de esta lógica. Nosotros incorporamos gente no registrada en el Estado como monotributista, a gente que tampoco recibe un plan social. Y hay muchos que hoy tienen un problema de trabajo. Hoy en día, el gastronómico que trabajaba como mozo no trabaja, porque no hay gente en los restaurantes", sostuvo.

Esta mañana, Fernández habló en la cumbre del G20, que se realizó de manera virtual. Les pidió a los otros países que "compartan la visión" de la Argentina de hacer primar la salud frente a la economía ante la pandemia del coronavirus. Y en ese sentido, impulsó "diseñar y suscribir un gran pacto de solidaridad global" ya que "ha quedado visto que nadie se salva solo".

Según dijo Fernández en teleconferencia virtual desde la residencia de Olivos, ese pacto lo exige "la urgencia que marcan las muertes" y propuso "crear un Fondo Mundial de Emergencia Humanitaria que sirva para enfrentar mejor equipados de insumos el contexto que vivimos".

Fuente: La Nación.

Lo más leído