WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Tras el cierre de la empresa

Conflicto en El Rápido: hay menos frecuencias y piden paciencia

Plusmar se hizo cargo de la ruta entre Bahía Blanca y Mar del Plata. Más complicado se encuentra el servicio de encomiendas. "Es cuestión de tiempo", afirman.

La mayoría de los destinos a los que llegaban los micros de El Rápido comenzaron a ser cubiertos por otras tres empresas, desde el viernes, a raíz de lo dispuesto por la Subsecretaría de Transporte bonaerense. A contrarreloj, se evitó que el conflicto que desmembró a la empresa afectara también el movimiento turístico del fin de semana largo.

Plusmar (tomó el tramo a Bahía Blanca), Expreso Tigre Iguazú y Unión Platense cubren las diferentes rutas de la empresa. Sin embargo, los servicios no cuentan aún con frecuencias ni siquiera cercanas a las que ofrecía la empresa en conflicto antes de dejar de funcionar. “Es cuestión de tiempo”, comentaron desde las ventanillas.

Plusmar S.A se hizo cargo de 86 trabajadores con años de experiencia en El Rápido, ofrece pasajes en sus ventanillas para viajar a Bahía Blanca, Punta Alta, Necochea y Tres Arroyos, por la ruta 88.

Unión Platense S.R.L. absorbió a 23 empleados en relación de dependencia con El Rápido (entre choferes y administrativos), vende pasajes para dos servicios diarios que unen a Mar del Plata con La Plata a través de la Autovía 2.

Expreso Tigre Iguazú S.A, en tanto, sumó a otros 103 trabajadores. Por ahora funciona dentro de la boletería de Vía Bariloche en la Ferroautomotora de Mar del Plata y ofrece algunos servicios diarios que conectan a la ciudad, por la ruta 226, con destinos como Balcarce y Tandil.

Más complicado aún está el servicio de encomiendas ya que los usuarios se encontraron con la imposibilidad de retirar paquetes enviados hasta el local concesionado en la Ferroautomotora de Mar del Plata, mientras que otras encomiendas no alcanzaron a ser enviadas y quedaron guardadas tras las rejas en la estación.

Un trabajador del área de encomiendas aseguró a que “de a poco” comenzó a reorganizarse el envío y la entrega. En algunos casos se implementaron servicios privados para que lleguen a destino, pero “seguro en unos días las empresas que se hicieron cargo de los recorridos también se encargarán de las encomiendas”, dijo.

Frente a esta situación, los trabajadores hacen “todo lo que pueden” para dar respuesta. “La gente no tiene la culpa, pero quedó en el medio del conflicto”, comentó.

(Fuente: La Capital)


Lo más leído