WhatsApp de Publicidad
Seguinos

DESOPILANTES

La historia detrás de #GenteRota: audios de WhatsApp con vida animada

A Gabriel Lucero se le ocurrió que podía crear cortos con mensajes de voz reales. En su colección, hay problemas de gente común y anécdotas bizarras. Desde ahora los videos pueden verse en La Brújula 24.

Sin filtro y con las emociones a flor de piel. Contar lo que sentimos en un audio es liberador, una manera de hacer catarsis. Esas expresiones que nacen con total espontaneidad, palabras mal dichas y tonadas bien marcadas, son el leitmotiv del proyecto #GenteRota.

Los clásicos audios que enviamos por WhatsApp explotan en la cuentas de Gabriel Lucero. Recibe alrededor de 100 por día. Con su arte, elige uno, imagina una historia paralela, la dibuja y sale con fritas en un video animado para estallar en redes sociales.

Desde un hombre que no entiende cómo conectarse a Netflix y pronuncia las instrucciones en cualquier idioma (menos inglés) hasta una mujer santiagueña que cuestiona una compra a su pareja, pasando por sesiones de terapia o mal de amores, todos sus videos se viralizan con facilidad.

Su popularidad creció en los últimos meses, con más de un millón de fans en Facebook, más de 100 mil suscriptores en su canal de YouTube y una cuenta de Instagram que no para de sumar seguidores. “Trabajo para vivir. Dibujo para sentirme vivo” dice su carta de presentación y queda confirmado.  

Un primer audio con la voz de su sobrino fue el disparador del proyecto. Después, animó un viral de una inquilina furiosa en Mar Azul y de a poco, despuntó y perfeccionó el vicio de ilustrar todo tipo de conversaciones. Desde Buenos Aires, donde vive, aclara:

“Gente rota es lo primero que se me vino a la mente al escuchar los audios. A todos nos pasa que en las situaciones de todos los días, lo cotidiano nos rompe y saca lo peor de nosotros. Decimos lo que se nos pasa por la cabeza”.  

Gabriel Lucero

En cuanto al proceso creativo, cuenta que primero escucha unos 300 audios. Una vez que una historia lo conquistó, enseguida la dibuja y anima, en un proceso que, como mucho, termina en cuatro horas. “Como soy muy ansioso, lo tengo que terminar en el momento”, confesó Gabriel al diario La Voz del Interior.

Hoy, con 43 años, Gabriel Lucero trabaja para proyectos independientes y se define como un autodidacta con urgencia. Todo lo aprende a través de tutoriales en la web. “Gente rota es una publicidad continua de mi trabajo, más la monetización en You Tube por las vistas en los videos”, explica.  

Desde esta semana los videos de Gabriel Lucero pueden verse en La Brújula 24.


Lo más leído