WhatsApp de Publicidad
Seguinos

cómo comemos

"Soy vegetariano y gracias a eso hoy vivo en paz conmigo mismo"

Lucas Mertián es runner y profesor de Educación Física. En medio de la polémica tras los incidentes en la Rural, contó las ventajas de su alimentación.

Lucas Mertián, durante una de las competencias atléticas en las que participa.

En el inicio de la semana, un episodio ocurrido en La Rural incluyó la irrupción de un grupo de activistas veganos en la escena para manifestar su descontento y fueron expulsados por los gauchos presentes en la exposición.

En LA BRÚJULA 24, Lucas Mertián relató cómo fue su transformación y describió los progresos que experimenta su vida a partir de esa modificación en sus hábitos al momento de sentarse a la mesa.

"Fui carnívoro hasta los 27 años, ahora tengo 35, y cambié mi alimentación por varias razones. Lo mio tiene que ver con una cuestión profunda y espiritual, en la búsqueda de paz y armonía. Comenzó por mi casa sin tratar de imponérselo a nadie de afuera", sentenció el bahiense que se desempeña como profesor de educación física.

Y añadió: "Matar al animal para comerlo aunque uno no sea el que lo ejecuta es ser parte del final de esa cadena reproductiva. Y tiene que ver con algo más profundo vinculado con sentirse en paz con uno mismo".

"La decisión la tomé por una espiritualidad y luego estudié mucho. Me siento bárbaro. Me hago análisis y me dan todos bien. Soy runner y tengo mi mejor performance física. En estos ocho años nunca tuve anemia. Comemos pan, arroz, fideos, papas y vegetales y las proteínas que vienen desde las legumbres", explicó en otro segmento de la entrevista radial.

Y sobre los incidentes en La Rural, reflexionó que "es lamentable cualquier acto de repudio contra algo. Si parto desde el granito de mi casa y trato de aceptar que cualquier persona coma lo que le parezca, no acepto la violencia o los insultos, más cuando hay un tinte político por detrás".

"En mi familia somos todos vegetarianos. Como padres le inculcamos eso a nuestros hijos y, en particular, me trajo discusiones con mi entorno. A mi mamá por ejemplo le expliqué que cuando yo era chico me dio lo que creía que era mejor. Yo hago lo mismo y a mis hijos no les prohibo que no coman carne, solo les explico de dónde viene. Y si dentro de unos años quieren cambiar su alimentación, no se lo vamos a negar", finalizó.


Lo más leído