WhatsApp de Publicidad
Seguinos

En medio de la crisis

Guzmán presentó el presupuesto 2022: dólar a $131 e inflación del 33%

Se espera un salario real con un alza de 4%. No incorpora pagos de capital al Fondo Monetario Internacional.

Martín Guzmán sigue. Y en medio de la crisis institucional en la que se embarcó el Gobierno, el ministro de Economía giró el Presupuesto 2022 al Congreso de la Nación. El mismo prevé ese año un crecimiento del PBI de 4%, una inflación de 33%, un rojo fiscal primario menor al de 2021, de 3,3% del producto bruto interno (el financiero llega a 4,9%), pero aún financiado en parte con emisión monetaria, un dólar mayorista que corra al mismo ritmo que los precios y un alza de tarifas segmentado.

Según el proyecto con la firma de Alberto Fernández y que ya ingresó en Diputados, el crecimiento estimado para 2021 es ahora de 8% (el proyectado un año atrás era 5,5%), algo que tanto Guzmán como el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas ya habían anticipado. La inflación llegará a diciembre con un alza 45,1%, un meta macro de precios muy por encima del 29% calculado hace doce meses. El dólar cerrará el año que viene en $131,1 y el salario real con un alza de 4% (38,3% nominal).

El déficit primario sería en 2022 de 3,3% (este año se calculaba en 4,5%, pero terminará en 4%, pero tomando los derechos especiales de giro -DEG- del FMI “arriba de la línea”). Para financiar el déficit se usará 1,8 puntos (este año será 3,6 puntos) del PBI en adelantos transitorios (emisión monetaria) del Banco Central de la República Argentina (BCRA). Por otra parte, el financiamiento en pesos llegará a 2 puntos del PBI.

El superávit comercial del año que viene sería de US$9323 millones, según lo estimado por el equipo técnico del Ministerio de Economía, en un contexto de “restricción externa” y cepo cambiario.

Las tarifas de los servicios públicos aumentarán, pero no se explicitó cuánto. Con la caída de la resolución 46 (subsidio a la producción de gas) el peso de los subsidios en el PBI bajará automáticamente a 1,8 puntos del PBI, según calculan en Economía. Las subas segmentadas rebajarían ese peso a 1,5 puntos.

La segmentación es un proyecto que lleva adelante el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo. Se trata del subordinado que Guzmán quiso echar del Ministerio y no pudo por su pertenencia a La Cámpora. Ese desliz tensó al máximo la relación entre el ministro y Cristina Kirchner.

El proyecto de Presupuesto 2022 no contempla ningún pago de capital al FMI, como lo adelantó ayer por la mañana el Presidente en la presentación de la nueva ley de hidrocarburos, ya que descuenta que el Gobierno logrará un acuerdo para postergar los pagos por US$19.100 millones que tiene.

Como lo calificó el año pasado el ministro de Economía, el proyecto de presupuesto es el “corazón de la política económica” del Gobierno. Y si bien prevé menos déficit fiscal, anticipa que el gasto real aumentará. Sin embargo, la ley enviada a los legisladores no contempla nuevos impuestos ni más aumento de la presión tributaria. Tampoco volverá a estar en 2022 el “impuesto a la riqueza”.

En su espíritu, el proyecto busca los objetivos prioritarios de la inclusión, el dinamismo productivo, la estabilidad, el federalismo y la soberanía. Por otro lado, expresa una vocación de una política fiscal expansiva para “apuntalar la recuperación económica” y busca “fortalecer el peso”.

Más detalles

El Ministerio de Economía espera un crecimiento del consumo privado de 4,6%; el público avanzará 3,1%; la inversión, 6,6%; las exportaciones, un 7,5% y las importaciones, un 9,4%. “Es un presupuesto serio, dentro de la realidad argentina y sus restricciones”, definieron fuentes oficiales.

La novedad llegó en un día convulsionado para el Frente de Todos y el ministro de Economía. Guzmán es uno de los apuntados hace semanas por el kirchnerismo, algo que se acentuó tras las PASO, y forma parte de los hombres del Presidente que quedaron en la mira tras la decisión de La Cámpora ayer de impulsar un set secuencial de renuncias en el Ejecutivo para forzar cambios en el elenco del gabinete, sobre todo el económico, que hoy dirige Alberto Fernández.

Sin embargo, el proyecto de presupuesto 2022 de Guzmán enviado con la firma del Presidente esta noche al Congreso parece dar una señal al kirchnerismo: aún hay ministro de Economía para rato.

Fuente: La Nación


Lo más leído