WhatsApp de Publicidad
Seguinos

fue en el "barco pirata"

Una joven denunció que un empleado de Sacoa le tocó la cola

Ocurrió el martes por la tarde en el popular local de videojuegos del Bahía Blanca Plaza Shopping. La víctima especificó que el abuso se produjo mientras se encontraba junto a su hijo de seis años.

Una grave denuncia quedó radicada en las últimas horas en sede de la Comisaría de la Mujer, a partir de un hecho de abuso sexual ocurrido en un conocido local de videojuegos que funciona en el Bahía Blanca Plaza Shopping.

La repudiable secuencia tuvo lugar el martes, sobre las 14, en Sacoa, en momentos en el que la denunciante se encontraba junto a su marido y sus dos hijos de seis años y otro de cuatro meses.

La joven aseguró que el hecho se produjo en el preciso momento en el que llevó al nene mayor a un juego denominado “barco pirata”, mientras su pareja se quedó en otro sector con el bebé.

Relató que estaban entrando a ese juego, pasaron el molinete y cuando estaban subiendo las escaleras, un empleado le tocó la nalga izquierda con la mano abierta, tal como consta textual en la causa.

Ella se dio vuelta y le dijo ‘qué estás haciendo’ y el hombre le respondió ‘¿yo?, nada…’. Se fue a buscar a su marido, hubo un tumulto y discusiones. Inmediatamente se fueron a la comisaría de la mujer.

Lo describe como una persona de 1,60, de unos 30 años, contextura mediana, cabello corto color castaño y que en ese momento vestía la ropa de la empresa de videojuegos. Incluso, la víctima afirmó que lo puede identificar y hasta tiene el dato de su nombre.

En diálogo con LA BRÚJULA 24, la mujer contó que el depravado quiso tocarle la cola dos veces: “Mi pareja reaccionó como cualquier persona y le pegó una trompada. Vinieron los de la empresa, el papá del chico este que es el encargado del local nos prepoteó”.

“A esta persona le pedimos que fuera a revisar las cámaras. Se fue a observar las imágenes y nos pidió que nos quedemos ahí, pero no volvió”, resaltó, con indignación.

En tal sentido, agregó que “fue una situación horrible y mi nene la pasó mal porque habíamos ido a festejar su cumpleaños. Mi marido habló con un muchacho de la empresa de seguridad y bajamos a radicar la queja. Luego llegó un policía que nos asistió para ir a la Comisaría de la Mujer a denunciar. Quiero aclarar que la gente del Shopping nos trató muy bien”.

“El padre del chico lo tomó como si fuera algo normal, porque no reaccionó y solo nos decía que era su hijo. Estaban las chicas de Sacoa que nos comentaban que no podían hablar porque sino las echaban. Nunca nos quisieron mostrar el video, algo que también nos pareció muy raro”, cerró.


Lo más leído