WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se llama masitinib

Prueban en humanos una droga que logra reducir un 99% la carga viral del Covid

La noticia es prometedora y acaba de salir en la prestigiosa revista Science: investigadores estadounidenses, partiendo de una biblioteca de casi 2.000 drogas antivirales, seleccionaron las mejores candidatas contra el Covid y encontraron una a la que ahora apuestan con optimismo, ya que generó una reducción de más del 99% de la carga viral en ratones. Se llama masitinib.

Si bien hablamos de fase preclínica -o sea que se hizo en animales-, el masitinib ya está siendo probado en humanos en otra investigación que se realiza en un hospital de Francia.

El hallazgo es el resultado del trabajo de científicos de las Universidades de Chicago y de Duke y promete no solo porque confirmó una disminución de los títulos virales de los ratones de hasta 200 veces, sino porque probó que la acción para llegar a esa reducción podría exceder las particularidades de las variantes de Covid.

¿Qué hace el masitinib en su interacción con el coronavirus? Inhibe una de las enzimas del SARS, crucial para su replicación: la proteasa viral.

“Esa inhibición de la proteasa es el blanco de acción de la droga. Se llama ‘proteasa’ porque de algún modo ‘corta’ proteínas grandes en pedazos más pequeños”, explicó el bioquímico Jorge Quarleri, “virólogo” investigador Principal del Conicet en el Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y Sida (INBIRS).

El documento aclara que, además de la reducción de los títulos virales, “hubo una reducción de la inflamación pulmonar”. Como es esperable para un medicamento de este tipo, los autores sugieren que la acción del medicamento podría ser más beneficiosa mientras más temprana sea su administración.

Se aplica por vía oral, y los resultados positivos se vieron tras 6 días de medicación, con una dosis parecida a la que hubiera recibido un humano.

“Es claro que la utilidad que proponen es para la etapa aguda de la enfermedad”, aclaró Quarleri y, siempre en el plano hipotético, esbozó que un esquema posible de administración podría ser “luego de la aparición de los primeros síntomas por Covid o, quizás, tras confirmar haber sido contacto estrecho de un caso positivo”.

Hace cosa de un mes, de hecho, fue noticia que el laboratorio AB Science, que había estado llevando a cabo varios estudios en humanos con masitinib y había debido suspenderlos por la detección de un potencial riesgo de cardiopatía isquémica (dolor o malestar en el pecho recurrente), finalmente logró retomar los ensayos, contra el compromiso de aplicar una serie de medidas de seguridad que fueron aceptadas por la ANSM, básicamente, la ANMAT francesa.

Esos ensayos (ahora retomados sin, por ejemplo, pacientes con antecedentes cardiovasculares) incluyen el estudio mencionado al comienzo de estas líneas, que realizan con personas internadas por Covid grave (fase 2), un estudio en personas con esclerosis lateral amiotrófica (ELA), en fase 3, y uno, también de fase 3, en adultos con un trastorno inmunológico raro llamado “mastocitosis”.

Fuente: Clarín

Lo más leído