WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Nos educa y entretiene

Sweet Tooth: un canto a la vida a medio camino entre un comic y un cuento de hadas

Los hechos en la ficción del nuevo producto audiovisual que estamos presentando en La Brújula 24, se adentran en un particular futuro bastante requerido últimamente por nuestra humanidad: el Pos Apocalipsis.

Por Fernando Quiroga
Especial para La Brújula 24

Pareciera que los autores buscan encontrar en las cenizas del mundo, las oportunidades para renacer. Es la sensación que se produce al ver tanta ficción escrita desde sorprendentes escenarios sociales, como si en esta búsqueda los seres humanos pudiéramos enderezar o reencauzar sueños y anhelos.

Entendiendo al Pos Apocalipsis como el tiempo después del tiempo del final, la zaranda de hechos que persiste aún después de la perdida de todo, recuerdo varios productos a través de los últimos treinta años en el cine y la TV, para referir como ejemplo: Terminator, The Walking Dead y Mad Max, son tres claros guiones pos apocalípticos, logrados con éxito.

Por ello, cuando se anunció en el mercado la llegada de Sweet Tooth, los lectores de comics de DC Comics (la empresa responsable de Superman, Batman, Wonder Woman, Flash y Justice League entre otras grandes realizaciones) saltaron en una pata de alegría, y se prepararon para una realización en un escenario desgastado

El argumento de la tira que llegó a Netflix y ya corona el Top Ten en Argentina, plantea que en un mundo arruinado por un virus desconocido (que oportuno…) ante nuestra raza humana coqueteando continuamente con la extinción, una notoria mutación alarma a los científicos, quienes empiezan a notar que, en los bebés recién nacidos, hay rasgos inexplicables que nunca fueron vistos a escala humana: alas, cuernos, pelos y hasta nariz de cerdo en muchos. Comienzan a ser llamados híbridos, y entre ellos, está Gus, un pequeño niño con cuernos de ciervo,  criado a escondidas por su padre, quien decide aislarlo para no exponerlo al odio social.

Un deliberado canto anti bulling, oportuno y sagaz que viene a remontar, una vez más, nuestra voluntaria posición de integración como hombres y mujeres comprometidos con la multiplicidad; sin embargo, la serie habla de mucho más, sorprendiendo, acompañando y apadrinando, ideas que merecen ser disfrutadas tanto por militantes de la igualdad, como por el público en general.

Sweet Tooth es un canto a la vida que por momentos (tal vez por su exquisita narrativa) recuerda a los cuentos de Richard Andersen o de los Hermanos Grimm. Apela al respeto concreto, desde una óptica pos pandémica que, en el caso de nuestro país, parece no llegar jamás.


Lo más leído