WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Marisco reclamó giro de fondos

Crisis del transporte: “La pelota la tiene el Estado Nacional”

Afirmó que desde el interior del país “queremos dar la discusión de fondo y que haya una solución política” sobre el tema de los subsidios.

La iniquidad en la distribución de los subsidios al transporte público tiene en peligro la continuidad de este servicio en Bahía Blanca y varias ciudades grandes del interior del país, asegura el secretario de movilidad urbana y transporte público de la Municipalidad Tomás Marisco.

“La pelota la tiene el Estado Nacional que tiene la posibilidad de girar dinero”, asegura el funcionario, quien explicó que mientras en AMBA una empresa privada recibe un subsidio de unos $880.000 por colectivo, en el interior ese monto es de unos $250.000.

En conversación con el programa Nunca es Tarde, que se transmite por La Brújula 24, Marisco afirmó que desde el interior del país “queremos dar la discusión de fondo y que haya una solución política” sobre el tema de los subsidios, una situación que no atribuye al gobierno actual, porque es de vieja data, pero que alcanza niveles que requieren su revisión.

Detalló que el subsidio nacional tiene dos años congelados, mientras la Provincia lo actualizó recientemente y la Municipalidad viene haciendo un esfuerzo para sostener el servicio, pero ante la drástica caída de la circulación y las nuevas escalas salariales, el horizonte para una solución en la ciudad es de unos 15 días.

“Esta inequidad no viene de ahora, viene de décadas, pero obviamente la coyuntura hace que se haya profundizado y ponen el sistema de transporte en jaque”, subrayó y puntualizó algunas cifras que muestran el estado de los subsidios: “Hoy el Estado Nacional invierte en el sistema de transporte de AMBA $175.000 millones al año y en el interior $20.000 millones”.

Marisco indicó que en el interior del país es más caro el combustible, se circula por vías más complicadas que en AMBA, lo que encarece el mantenimiento, pero a pesar de eso el subsidio sigue siendo claramente desingual.

“De un tiempo a esta parte esas diferencias se fueron zanjando con la tarifa. En AMBA el del pasaje es $18 pesos, mientras en cualquier ciudad del interior la tarifa que ronda $50 pesos. No se trata de seguir subiendo tarifas porque no suben pasajeros al colectivo”, dijo.

Lo más leído