WhatsApp de Publicidad
Seguinos

no te la pierdas

Arranca la rosca política

Se lanzó la campaña electoral y en Bahía ya calientan motores. Mirá los primeros borradores para el armado de listas locales. Además, en esta imperdible edición, la desidia de ABSA y una impensada derivación. Tras el ataque de la Rottweiler se reavivó un viejo conflicto en Palihue. Y más...

La rosqueta

Es año de elecciones. Y los políticos bahienses lo saben. No habrá expresiones explícitas por el momento, pues serían de mal gusto en medio de la crisis del agua que somete a miles de bahienses (entre otras crisis) pero el tablero ya es analizado por los máximos popes de los principales partidos.

En el oficialismo local, ya piensan en la lista de concejales. Para no poner en riesgo la gobernabilidad de Héctor Gay deberán renovar cinco bancas (y si se puede recuperar la que hoy ocupa Gabriela Schieda que renunció al bloque). Hay varios nombres en danza, pero todo dependerá -como en el resto de los espacios- de lo que suceda con la ley que impide más de una reelección. Si la norma cayera por resolución de algún juez, algunos de los que terminan este año podrían repetir. Más allá de la cuestión judicial, hay nombres que ya están agendados y que aparecerán sí o sí en la nómina de ingresantes al HCD: uno de ellos es el de la periodista y consejera escolar Fabiola Buosi.

En la lista seccional, Santiago Nardelli no tendría reelección como diputado con la vigencia de la actual ley. En ese caso, la mesa chica del PRO impulsaría a algunos de los más jóvenes y de máxima confianza del grupo gobernante: Pablo Romera, Tomás Marisco o Marcos Streitemberger.

Uno que aparece con amplias chances es Fabián Tuya, bancado por los amarillos de Bahía y por el intendente de Punta Alta Mariano Uset. En la última elección “pegó en el palo” y quedó primero en la lista de espera. Además, el distrito que contiene a la Base Naval Puerto Belgrano “tiene que cobrar” ya que aún no le reconocieron -en términos reales- los arrolladores triunfos que viene teniendo en las urnas.

Después está el grupo de los lilitos que comanda Andrés De Leo. El senador viene teniendo reuniones veraniegas con Carrió, que reitera cada vez que puede que va a jugar en la Provincia, y se ha convertido en uno de los armadores de mayor peso de la Colación Cívica en terreno bonaerense. Es de esperar que haya un lugar para él o la elegida del contador bahiense.

Por último, dentro de Juntos por el Cambio, aparecen los radicales. Siempre entretenidos y conflictuados por la interna eterna, hay diferentes líneas en pugna. Habrá que esperar si las elecciones partidarias ordenan algo. Emiliano Álvarez Porte cree que es su momento, aunque también sueñan “del otro lado” Martín Salaberry (Lousteau), Roig (Posse) y un par más.

Porte contaría con mayor consenso, aunque sus “amigos” Federico Tucat y Gisela Caputo sigan agitando por las redes sus viejas cuitas, políticas y de otra índole.

En el oficialismo bahiense no hay que olvidar al “Grupo Hospital” o “linarismo sin Linares”, de muy buena sintonía con Gay. En el espacio comandado por Gustavo Carestía y Facundo Arnaudo, por supuesto que miran las legislativas pero sin dudas su meta de poder real está en el 2023. Para ocupar el sillón de Bordeu tienen un nombre: Elisa Quartucci. Varios de ellos interpretaron que Gay se refirió a ella cuando declaró públicamente que le gustaría que lo sucediera una mujer. “Los del PRO creen que hablaba de Moirano, pero nosotros creemos que se refería a Elisa, a quien Héctor estima y valora, más allá de que no esté más en su gabinete”, explican.

En tanto, en el Frente de Todos, hay concejales que podrían repetir y otros que no. Allí la mesa de Susbielles, Godoy y Feliú definirá casi todo. Aunque no hay que descartar a otros actores como Dámaso Larraburu, que no tiene el peso de otrora, pero que “siempre está”.

Tampoco hay que dejar de lado al massismo, que hasta ahora viene prácticamente desmantelado en Bahía. Sin embargo, Fabián Lliteras -su único representante con cargo- ya trabaja en la reconstrucción de esa línea. Y ya se alió al diputado Pablo Garate. Al tresarroyense se lo vio esta semana en Bahía visitando comedores y manteniendo reuniones con dirigentes de la ciudad. Un nombre que llamará la atención es el del consultor Matías Monge, que estuvo en la función pública junto a Miguel Donadío en el puerto durante la gestión cambiemita. Los que conocen el paño aseguran que el discípulo fue mucho más exitoso que el maestro. Mientras el amigo de Dietrich terminó desatando internas furiosas y reavivando una vieja causa judicial en su contra -y cuya mediación le salió carísima (aunque hubo un bolsillo amigo)- Monge supo cosechar jugosas relaciones.

También habrá que observar a los exBreitentenistas, hoy cobijados en los brazos de Susbielles, como por ejemplo el expresidente del Concejo Santiago Mandolesi Burgos. También, cada vez más cerca de Chubi, están algunos linaristas como Carlos Fabaro o la mismísima Virgina Linares.

En la lista seccional, repetirá Gabriel Godoy. Sobre el resto habrá que esperar, porque Bahía pedirá uno más por fuera del diputado camporista. El sindicalismo quiere un lugar: se anotan Miguel Agüero (Municipales), Miguel Aolita (Mercantiles) y Roberto Arcangel (Camioneros). Y la región también tallará: ahí hay que anotar al mencionado Garate -que buscará la reelección- y a su coterráneo Carlos “Cuto” Moreno, el mimado de Cristina y Kicillof, que tiene voz y voto. También al intendente de Monte Hermoso Alejandro Dichiara que tiene su candidato.

Por estas horas, la incomodidad en el FdT la genera el vecinalismo. El jefe comunal Carlos Bevilacqua, cercano a Massa, es crítico del gobierno provincial y en Villarino ya se habla “de un partido propio e ir por afuera”. Mientras algunos afirman que “la cosa va en serio” y ese espacio puede convertirse en una amenaza, otros creen que es “simplemente para negociar lugares”. En la lista legislativa pretenden que repita Fernanda Bevilacqua y en Bahía el elegido sería una persona que el año pasado estuvo cerca de asumir en un cargo público, pero que, a “último momento”, fue bajado por un hondazo que llegó desde el puerto.

Señores, señoras… esto recién comienza.

Enojados en Palihue

Tras el ataque provocado por un perro propiedad del exdiputado Dámaso Larraburu, en que un niño resultó con múltiples heridas, en el Palihue se reavivó un conflicto relacionado con las cámaras de seguridad.

Mientras en varios sectores del coqueto barrio se han instalado ese tipo de dispositivos durante los últimos años, en la plaza central -donde sucedió el incidente- aún no se han podido colocar y por eso no hay registros de lo que allí pueda suceder.

Al parecer una “sociedad de fomento paralela” se ha opuesto a que se colocaran los aparatos, que ya han sido comprado por los vecinos. Es más, el municipio estaba a punto de colocarlos, pero hubo una “mano negra” que lo impidió.

Hay residentes históricos que están furiosos con la situación porque, además de lo sucedido en la semana, se han registrado hechos de inseguridad. Quienes conocen de cerca el asunto apuntan a una mujer llamada Noemi Pesce y a un empresario que la “bancaría en las sombras”. Según comentan, aducen cuestiones de “violaciones a la intimidad” para evitar que se vigile electrónicamente ese espacio verde.

Marisco buscó plata

La semana pasada, esta sección abordó la situación límite que viven las empresas de transporte público de Bahía Blanca, y cómo el municipio difícilmente podría volver a adelantar dinero a cuenta de los subsidios que no llegaban. Pues bien, en las últimas horas parece que podría haber un poco de alivio.

El secretario de Movilidad Urbana y Espacios Públicos, Tomás Marisco, viajó a La Plata y a Capital Federal para reunirse con representantes de los Gobiernos provincial y nacional, para abordar este tema tan urgente.

Con Alejo Supply, subsecretario de transporte bonaerense, se acordó que abonarían el dinero que estaba pendiente, cosa que ya ocurrió, y además se aplicaría un aumento del 30 por ciento en los subsidios. Con Nación se acordó que haya cierta previsibilidad en cuanto a la cantidad de cuotas en las que se dan los subsidios que ellos aportan (doce por año), y además una compensación en enero.

Ambas fueron charlas muy productivas, en un momento en que los usuarios comienzan a pedir más frecuencias de colectivos (las esperas en las paradas se hacen largas, y se complica cuidar el distanciamiento arriba de las unidades); y las empresas aseguran que “gracias a Dios todavía hay servicio”.

Cuidar a las víctimas

En Bahía pronto habrá una Oficina de Atención a las Víctimas de Siniestros Viales. Será una de las primeras en abrir en el interior del país, ya que las gestiones del Municipio con el Gobierno nacional están más que avanzadas. “Tenemos su apoyo y vamos a firmar un convenio”, aseguraron desde Alsina 65 a Bahía Indiscreta.

La idea es que, aproximadamente en abril, ya entre en funciones en la ciudad el número 149, de Atención a la Víctima. Y la futura oficina, que funcionará en la planta baja de Drago 45, donde estará el sector de Ordenamiento Urbano, dependerá de la gente de la Agencia de Seguridad Vial de la Comuna. Allí se brindará asesoramiento legal para evitar el famoso “carancheo”, y también ayuda psicológica.

“Tenemos un fuerte compromiso de apuntar a la seguridad vial. Esta oficina se suma a otras políticas que ya aplicamos, como la reforma en los exámenes para la licencia de conducir, el proyecto de “alcohol cero al volante” que se encuentra en el Concejo, las obras de infraestructura para fomentar otros tipos de movilidad, y la suma de aparatología para trabajar en más controles y operativos”.

Hartazgo y límite

Cuando el fastidio de los vecinos bahienses sin agua se hizo sentir, finalmente desde Provincia decidieron hacer descuentos en las facturas, desde ABSA se dispusieron a incrementar camiones y cuadrillas, y en la Municipalidad prepararon un plan propio de contingencia.

En estos últimos días, el enojo de algunos damnificados cruzó un límite peligroso. Comenzaron insultos, no a la plana máxima de la empresa prestataria del servicio (algo que tampoco debería ocurrir), sino a sus trabajadores, como lo son quienes manejan los camiones. Incluso alguna persona llegó a recibir amenazas muy graves, luego de que se viralizara su teléfono en redes sociales.

Haya paz… y agua.

Look cuarentena

La semana pasada se conoció que el gremio de los Municipales pudo acordar paritarias con el Ejecutivo. Con reuniones mano a mano, y de un perfil muy bajo, ambos lados trabajaron para llegar a un arreglo a pesar del difícil momento que la pandemia plantea.

Luego de eso, el secretario general del sindicato, Miguel Agüero, dio varias notas a la prensa, aunque casi todas fueron telefónicas. Pero en alguna, vía Skype, se lo pudo ver con un notorio cambio en su look. El dirigente luce ahora una barba muy bien arreglada, cosa que sorprendió a propios y extraños, en épocas en las que el barbijo poco deja ver si alguien se lo cruza por la calle.

Bahía Indiscreta pudo saber a qué se debe este cambio. Resulta que Miguel debió viajar a Misiones para firmar un convenio de turismo para el gremio. Al volver a Bahía le sugirieron que hiciera una cuarentena de dos semanas. En esos días dejó de afeitarse por una irritación en la piel. Nunca, en 55 años, había quedado barbudo.

Festejo comunista

El Partido Comunista Revolucionario (PCR) festejó 53 años de existencia, con un evento a la medida de la pandemia. Con distanciamiento social, y tan solo compartiendo un brindis con sidra (como no podías ser de otra forma), varios de sus militantes dijeron presente en el nuevo centro cultural de Lavalle y Dorrego, que se inauguró hace dos meses.

En el evento también se homenajeó a quien fuera por 51 años secretario general del partido a nivel nacional, el fallecido Otto Vargas. Los discursos estuvieron a cargo de su secretario Cesar García, y de la secretaria de la Juventud, Eugenia Durso. Con mucha alegría por tanto apoyo, ambos hicieron referencia a cómo se inició el partido, el 6 de enero de 1968, pasando por varios momentos históricos: “Proponemos un camino para poder salir adelante”, aseguraron hablando ya del presente.

Algunos de los invitados que pudieron asistir fueron las concejalas del Frete de Todos Gisela Ghigliani y Lucía Martínez Zara; los dirigentes Virginia Linares y Carlos Fabaro; Raúl Ayude de Nuevos Vientos; Raúl Gallardo del Grupo 83; Gustavo de los Santos del PJ; además de muchos otros representantes de movimientos sociales, sindicales, de organismos oficiales, de sociedades de fomento, y partidos políticos.

También pudo decir presente el dirigente de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) a nivel nacional, Amancay “Chiquito” Ardura. Además, muchos otros dirigentes que no pudieron asistir dejaron sus saludos, como fue el caso de Federico Susbielles, Marisol Merquel, Ayelén Durán, Paula Echeverría, Romina Pires, Rodrigo Bahía, Mauro Gerardi, y los sindicalistas Arcángel y Julio Leguizamón, ente otros.


Lo más leído