WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Pese al aumento de casos

Kicillof y los intendentes descartaron por ahora adoptar nuevas medidas restrictivas

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, mantuvo hoy una reunión con los intendentes de los municipios de la Costa en la que definieron, en forma conjunta y por el momento, no adoptar medidas restrictivas debido al aumento de casos de coronavirus.

La decisión se tomó luego de dos horas de reunión en la que todos los presentes coincidieron en aumentar los controles en la calle, las playas y los locales gastronómicos, además de hacer cumplir en una forma más estricta los protocolos vigentes que se diseñaron en los meses previos al comienzo de la temporada.

La reunión tuvo momentos de tensión debido al intercambio de pareceres sobre cómo continuar con la temporada. La mayoría de los intendentes se resisten a tomar medidas restrictivas debido a que eso afectará el poco consumo que lograron reactivar durante los primeros meses del verano.

Otros están dispuestos a apoyar las medidas que hagan falta con el único fin de que no se levante la temporada, una idea que descartan en el gobierno bonaerense. En La Plata saben que las medidas que se tomen debe ser focalizadas para generar el menor perjuicio posible a los municipios de la costa, que durante todo el año suelen vivir de lo que recaudan en la temporada.

El encuentro, que en un principio había sido anunciado para el mediodía, comenzó a las 10:30 en San Bernardo. Está previsto que más tarde se sumen los jefes comunales del Conurbano, pero ellos asistirán a través de una videoconferencia. Si bien el foco de preocupación está en el desarrollo de la temporada de verano en la costa, la curva de contagios de COVID-19 también empezó a crecer en las localidades más pobladas del Conurbano. Por eso todos los intendentes de la provincia fueron invitados.

Por parte del Ejecutivo bonaerense participan el ministro de Salud, Daniel Gollan; el viceministro de esa cartera, Nicolás Kreplak, el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, el ministro de Seguridad, Sergio Berni; el ministro de Producción, Augusto Costa, y la ministra de Comunicación, Jesica Rey.

Entre los intendentes de la Costa que están presentes se encuentran Sebastián Ianatuony (General Alvarado), José Rodríguez Ponte (General Lavalle), Carlos Santoro (General Madariaga), Juan Manuel Álvarez (General Paz), Guillermo Montenegro (Mar del Plata), Cristian Cardozo (Partido de la Costa), José Paredi (Mar Chiquita), Alejandro Dichiara (Monte Hermoso), Martín Yeza (Pinamar), Sergio Bordoni (Tornquist), Carlos Sánchez (Tres Arroyos) y Gustavo Barrera (Villa Gesell).

La principal opción que se baraja en el gobierno de Kicillof es la implementación de un toque de queda nocturno. Es decir, cortar el movimiento durante la noche, cuando la gente se reúne en fiestas privadas y lugares gastronómicos, con el fin de cortar la circulación del virus. Así lo reconoció el jefe de asesores de la cartera bonaerense, Enio José García, quien advirtió que la medida “es una opción”.

También aparece en el horizonte la posibilidad de reducir la cantidad de gente que pueda entrar en los locales gastronómicos o comerciales. La intención no es volver al punto de partida que tuvo lugar el 19 de marzo. Los gobiernos de la Nación y la provincia trabajan sobre la comunicación con el objetivo de generar conciencia, pero por ahora no se baraja la posibilidad de volver a foja cero.

(Fuente: Infobae)

Lo más leído