WhatsApp de Publicidad
Seguinos

rafael emilio santiago

“No es justo pedirle satisfacciones a la pelota cuando la vida no lo hace”

La Selección Argentina empezó anoche a recorrer ese arduo trayecto que lo depositará en el Mundial de Catar 2022. Una victoria escueta frente a Ecuador que dejó sabor a poco, pero que sirvió para empezar con el pie derecho, por lo menos.

Y había una mirada que muchos estaban esperando, la del gran Rafael Emilio Santiago, experimentado periodista bahiense que, como cada viernes, brindó su columna en el programa “Bahía Hoy”, por LA BRÚJULA 24. Para archivar.

“Veía anoche el partido de la Selección, en todo ese marco despojado de una Bombonera vacía, con unos pocos enmascarados en las tribunas bajas, una imagen triste. Este año no lo salva nada”, comenzó.

Y agregó: “Un rato antes me enteré de que los Mapuches quemaron banderas argentinas festejando la sesión de tierras del Gobierno, en uno de los lugares más ricos del país, algo chocante. Entonces pienso que por ahí no es tan justo pedirle a la pelota satisfacciones que la vida no te regala casi nunca”.

“Noto que en esos días se liquidan muecas. Diez años atrás, en Johannesburgo, me dijo un antepasado que nosotros éramos bastante ‘normalitos’ y capaz que esa es una definición certera. Pero a esos normalitos los vienen a buscar y les pagan bien, al menos nos parece a nuestros”, aseveró el especialista.

Y se refirió al partido. “Viendo jugar a la mayoría de ellos, el mayor pecado podría ser cometido desde acá, yo no los veo muy diferentes a los que actúan en nuestros patios, es un sinfín. Después a lo mejor no lucen tan bien allá y los llamamos de vuelta. Además tenemos que sumar el paladar de cada quién, yo creo que Agüero y Di María no pueden ser jubilados de la selección”.

“El ‘Papu’ Gómez es de lo mejor de Italia y acá es suplente. Otamendi inició nuestra eliminación en Ciudad del Cabo hace 10 años, y sigue. Messi pasó los 30 hace rato, es un hecho. Todos suman almanaques, los normalitos y los sobresalientes, entonces no le podes exigir demasiado”, apuntó Santiago.

En esa misma línea, consideró que “la cuestión es que más allá de las pésimas novedades de la temporada, la pelota se puso en marcha pensando en Catar. Me gustó Ocampos, pero debe amoldarse un poco, entra con la manija en el bolsillo, incluso le pidió el penal a Messi, a mí esos insolentes me gustan”.


Lo más leído