WhatsApp de Publicidad
Seguinos

puan y pringles

Coronavirus: dos intendentes de la región analizan la situación de sus distritos

Mientras Facundo Castelli confirmó que las actividades funcionan al 95%, Lisandro Matzkin explicó que el brote se inició en una reunión social y se propagó por compartir el mate.

La región cercana a Bahía Blanca experimentó en los últimos días un exponencial crecimiento en cuanto a la cantidad de casos de coronavirus, con disímiles situaciones con respecto al número de contagios que obliga a aislar a contactos estrechos de aquellos que dan positivo en los hisopados.

El primero en exponer la realidad de su territorio fue Facundo Castelli, intendente de Puan, quien destacó en LA BRÚJULA 24 que "en su momento tuvimos un caso positivo que está recuperado y ayer nos avisaron de un segundo caso de una persona que vive en un establecimiento rural, más allá de que tiene domicilio en Bahía Blanca. Comenzó a tener síntomas y se lo trasladó a la ciudad para establecer el nexo epidemiológico".

"Esta persona, apenas ingresó al distrito cumplió con el aislamiento de 14 días en su casa. Durante ese lapso manifestó tener síntomas y el martes se les hizo hisopado. No está claro dónde se contagió, pero se presume que fue en Bahía Blanca", resaltó Castelli, en su testimonio radial.

Con relación al presente que atraviesan por estos días, recalcó: "Estamos en Fase 5, funcionando al 95% de las actividades, salvo los entrenamientos deportivos. También tenemos prohibidas las reuniones sociales por el decreto presidencial. Bares y restaurantes están funcionando. Hemos robustecido los controles en el ingreso al distrito porque no tenemos circulación comunitaria de la enfermedad".

"Quienes van a Bahía a hacer un trámite o un estudio médico, no se aíslan. Sí hacen cuarentena quienes permanecen más de 24 horas fuera de Puan. Y los viajantes cumplen un estricto protocolo. Hasta que no esté la vacuna, se verá cómo sigue evolucionando la situación", concluyó el jefe comunal.

A su turno, Lisandro Matzkin, máximo mandatario de Coronel Pringles, enfatizó que "Estamos complicados. Hace una semana el panorama era diferente, con solo dos casos y uno de ellos recuperado. De golpe tuvimos un brote que nos llevó a 51 casos confirmados, 700 aislados y a la espera de más resultados".

"Creemos que tenemos circulación local, no está para nada controlada la situación. El seguimiento epidemiológico nos lleva a una reunión familiar de hasta diez personas en un momento en el que estaban permitidas. Allí había dos personas con síntomas que habían viajado a Bahía y no dijeron tener síntomas y contagiaron a otras nueve que pudimos rastrear", sostuvo Matzkin, en su charla con el periodista Germán Sasso.

Y agregó sobre ese episodio puntual: "Cuando se hizo el rastreo, uno de los actores comunes que surgen de las entrevistas es que muchos ellos habían compartido mates. A partir de allí, perdimos el patrón de búsqueda".

"El exceso de confianza nos jugó una mala pasada. En las redes sociales y en mi teléfono particular me reclamaban por qué no se habilitaban más actividades. Veíamos una relajación, más gente que no respetaba los distanciamientos o el uso del tapabocas. De los 51 casos, solo hay dos internados en el hospital local pero en buen estado general de salud. El resto están en su casa. Con este número es probable que tengamos que habilitar la terapia intensiva. Acá tenemos cinco camas e igual cantidad de respiradores y llegarían dos más", cerró Matzkin.


Lo más leído