WhatsApp de Publicidad
Seguinos

La palabra de María Rodríguez Garrido

"Mala" Rodríguez, la dueña del rap en español, habló con LA BRÚJULA 24

Sus temas, en los que fusiona la música del Bronx estadounidense con su origen gitano andaluz, tienen millones de reproducciones en Spotify.

De “mala” tiene sólo su nombre, junto con una clara expresión de rudeza y límites en una sociedad que necesita firmeza en su lucha diaria. Así lo sentía la pequeña María Rodríguez Garrido, cuando en Jerez de la Frontera, Cádiz, de muy niña, iba creciendo con un espíritu curioso y comprometido. La adolescencia la enfrentó al rap, e identificándose con esta nueva estética, forjó un perfil artístico de alto vuelo.

Hoy, LA BRÚJULA 24 se dio el gusto de contar con su testimonio. En una extensa nota brindada al programa "Tal cual es" que conduce Fernando Quiroga, la artista habló un poco de todo. Desde sus inicios hasta su futuro.

El carisma que la define la hace versátil y auspiciosa; sus participaciones, su entrada en cada fonograma, en cada composición propia versada en éxito, la catapulta a liderar, no solamente el mercado con 200.000 copias certificadas (estableciéndola como la referente de su género más importante en España y todo el oeste europeo) sino también el corazón de muchísimo público.

En la nota radial, la cantante comenzó refiriéndose a la pandemia y las graves consecuencias que generó y que sigue generando. "Yo gracias a Dios estoy muy bien, pero esto ha sido una sorpresa que ha sorprendido a todo el mundo por igual. Al principio estuve un poco asustada porque no se sabía bien lo que pasaba, pero poco a poco vamos entrando en una rutina de normalidad en casa".

Tiene una carga diaria de fans que van sumándose sin cesar: sus reproducciones, únicamente de los primeros cinco temas que rankea Spotify, asciende al día de hoy a 186 millones.

Clara y explícitamente comprometida con la realidad acuciante, graficó: "He suspendido muchísimos shows, y la verdad es que somos mucha gente trabajando en esto. Pero ahora mismo es tan grave lo que está pasando que pensar en ello me resulta una tontería. Hay personas, por ejemplo, que no tienen agua o techo y las cosas uno empieza a mirarlas de otra manera".

Artífice de un peculiar estilo, "La Mala" se perfila entre la música original del Bronx, Estados Unidos y el flamenco. Éste último, clave y muy presente en su origen gitano andaluz: "Cuando era niña escuchaba mucha música de protesta latinoamericana – refirió para la sorpresa de la mesa de periodistas presentes -  mi madre era super fan de Mercedes Sosa. Y aparte de eso, en mi barrio se escuchaba mucho flamenco y siempre me gustó buscar algo para aportar a eso".

"Luego, cuando llegó el rap, escuchaba a los muchachos que improvisaban y eso me encantó, me pareció una manera fantástica de expresión. Ahí fue cuando busqué darle mi personalidad al género", dijo.

En otro tramo de la entrevista, la compositora detalló su día a día. "Me levanto temprano y hago un poco de meditación, que me gusta mucho. Siento que, si no tengo algo espiritual en mi vida, todo me cuesta más. Trato de prepararme de esa manera para todo el día. Hago ejercicio y paso mucho tiempo en mi estudio, donde hago mi música".

"Me gusta abstraerme, irme a mi mundo para componer. Ahí se usa otro código, es como que busco una escapatoria. Pero imagino que todo lo que está pasando va a afectar a lo que yo hago, seguramente así lo sea en el futuro", aseveró en esa incansable mezcla de nostalgia y esperanza viva que expresa su voz. Todo un paradigma de fortaleza artística, surcando la irrefrenable senda hacia al éxito.


Lo más leído