WhatsApp de Publicidad
Seguinos

imperdible

La trastienda política de Olimpo-Villa Mitre

Entretelones de una caótica venta de entradas y amenazas por doquier constituyeron un verdadero cóctel explosivo. Además, la estrategia del suspendido juez. María Eugenia y Axel llegan a Bahía. Y mucho más...

Inimputable

La imagen del suspendido juez Onildo Stemphelet en su exdespacho, con una torta en la mano para festejar su cumpleaños, generó estupefacción en Tribunales.

El pasado miércoles 11 –día en que celebraba sus 58 años– Onildo se apareció sin previo aviso y dejó sin reacción a los empleados del Juzgado de Ejecución, que a medida que pasaban los minutos pensaban que estaban en una película de Fellini.

“La prensa en la puerta y el tipo comiendo torta adentro. Fue bizarro. Aún no lo podemos creer”, señaló un funcionario judicial.

Los links con el anticipo de labrujula24 corrieron como reguero de pólvora entre los magistrados de distintos fueros. “¿Decime que esto es mentira?”, fue una de las preguntas más repetidas entre los titulares de distintos despachos. A los segundos les llegaba la confirmación desde el mismísimo sexto piso de Colón 46, donde estaba de “festejo” Stemphelet.

Mientras desde la Corte salieron a aclarar rápidamente que Onildo seguía suspendido, en la Procuración General de la Provincia y tras anoticiarse de la irrupción con torta en mano del futuro exjuez ensayaron una hipótesis: “Quiere hacerse pasar por inimputable. No es la primera vez que vemos estas cosas con funcionarios que saben que pueden ser destituidos. Fabrican actitudes ridículas para intentar zafar, porque nadie en su sano juicio cae al despacho del que fue desplazado con un bizcochuelo para festejar su cumpleaños”.

Un allegado a Stemphelet, que lo veía a diario antes del escándalo, entiende que si forma parte de una estrategia “allá él”, pero si lo hizo sin especulaciones para mejorar su situación “hay que ayudarlo porque evidentemente no está bien de la cabeza”.

Por el cumple y por una visita anterior, en la que se llevó documentación, se iniciaron nuevos sumarios que serán agregados al futuro jury de enjuiciamiento. Para el próximo 4 de octubre fue fijada la primera audiencia para definir cuestiones preliminares de dicho juicio.

El trasfondo político de Olimpo-Villa Mitre

Fue un semana de papelones. El olvidable partido entre Olimpo y Villa Mitre estuvo precedido por una serie de lamentables desaguisados, donde se mezcló la política y los intereses mezquinos de varios actores de la ciudad.

La polémica por el valor de las entradas fue la antesala. La dirigencia de Olimpo decidió recaudar en una de las pocas fechas atractivas que propone el equipo que milita en el Federal A.

Acostumbrado a los manejos de Primera División, Alfredo Dagna aplicó el criterio avalado implícitamente por la AFA: más allá de los reglamentos y disposiciones, el club dueño de casa puede cobrar “lo que se le cante”.

“Esto es un negocio y en la AFA nunca se van a oponer a que el negocio crezca o en un partido se recaude lo máximo posible. Eso de los topes está escrito pero no está para cumplir”, señala alguien que recorrió muchas veces las oficinas de calle Viamonte en Capital.

Por su parte, desde Villa Mitre hablaron de estafa y de aprovecharse de los hinchas. “Es un club que se manejó desastrosamente en los últimos años y quieren hacer una moneda con nosotros. Son impresentables”, dijeron en calle Garibaldi.

Mientras Dagna y compañía ponían el valor de entradas que se les ocurría, desde la vereda de enfrente se intentó boicotear la venta. Muchos dirigentes intentaron “convencer” a los hinchas villeros de que no asistieran al Carminatti, pero la pasión es más fuerte. Tras ese intento fallido, algún “cráneo” –que podría ser denunciado judicialmente esta semana– ordenó imprimir tickets truchos para repartir entre la parcialidad tricolor. Triste pero real.

Enterados de las falsificaciones de los visitantes, Olimpo cometió un nuevo error: informó que sólo dejaría ingresar a mil personas, la misma cantidad de tickets que se habían vendido oficialmente. Es decir ya no importaba la autenticidad o no de la entrada, sino que el sistema de ingreso sería por orden de llegada. Disparatado. Por suerte, el domingo, esto se flexibilizó y se evitó una tragedia, más allá de algunos episodios aislados que no pasaron desapercibidos, como algunos encontronazos entre barras, pedradas y detenidos.

En paralelo a la polémica mencionada, a comienzos de semana Dagna ganó una pulseada que parecía perdida. Desde el Ministerio de Seguridad tenían la decisión de jugar sin público visitante. Luego de leer la novedad en este diario digital, el vicepresidente estalló de furia y comenzó a llamar a sus contactos para revertir la situación. Y lo logró.

A pesar de la postura de importantes políticos de Cambiemos (de la ciudad y la Provincia), Don Alfredo movió sus aceitados contactos y consiguió que el jefe de la Bonaerense Fabián Perroni y Juan Manuel Lugones, Secretario de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte, convencieran al Ministro Cristian Ritondo.

“Si ustedes se hacen responsables, métanle para adelante”, respondió Ritondo el miércoles a las 17 horas en una reunión en un despacho de Calle 2 de La Plata. No le dieron entidad a las amenazas por las redes entre hinchas y los tenebrosos pasacalles en las calles de Villa Mitre.

“Lo que pasa es que estaban acostumbrados al inútil del "Colorado" (por Altieri) que no existía. Nadie le atendía un teléfono porque no conocía a nadie. Un impresentable bancado por el Gobierno local y los medios de comunicación. A mí siempre me tiraron al bombo, siempre me boicotearon pero soy el único que puede -y quiere- ayudar a Olimpo”, se le escuchó decir desaforado a Dagna en una reunión a puertas cerradas.

El vicepresidente está convencido de que en Alsina 65 y en la prensa en general no lo quieren. Y que “esta pelea se la ganó a todos juntos”.

En el caso de la Municipalidad, cree que el encono viene por su apoyo a Federico Susbielles. “Me pasan factura”, repite.

Cerca de Gay responden “le dimos la guita para el césped de una cancha y nunca apareció. Es sólo eso, nada personal”. Además nadie quería correr riesgos (por posibles incidentes) a tan poco tiempo de las elecciones.

Por si algo faltaba, en la previa al encuentro que fue un verdadero "bostezo futbolístico" por el escaso nivel mostrado dentro del campo de juego, trascendió un mensaje de audio que le habría enviado el propio Dagna al periodista Pablo Leyton --trabaja en el programa televisivo Pelota Parada que se emite por Canal Siete--, quien tuvo encendidas críticas para con la dirigencia "aurinegra": "Vas a tener algunas novedades mías", le hizo saber el ingeniero al cronista al que, además, le retiraron a último momento la acreditación para realizar la cobertura del clásico.

En relación a la prensa, los dirigentes deportivos en general tienen poca o ninguna tolerancia a las críticas de los periodistas. Ellos creen que sólo debe hablarse de lo que sucede dentro de la cancha de fútbol y aseguran que “el resto es puterío”. Esa tan errada concepción del rol de la prensa la demostraron quienes están a cargo de ambas instituciones.

Vidal y Kicillof, en Bahía

En los próximos días llegará María Eugenia Vidal para apuntalar la campaña de Héctor Gay. La Gobernadora fue la política más votada en Bahía en las PASO. Y pese a la catástrofe provincial y nacional, nuestra ciudad se mantuvo como un bastión para la mandataria.

Como ya se mencionó, Vidal obtuvo más de 10 mil votos que Gay. Y esa diferencia es la que ilusiona a los cambiemistas locales. “Eso es todo para crecer, si viene María Eugenia y pide el voto para Héctor vamos a mejorar mucho la performance en octubre”, señalan.

Con el cataclismo sufrido en el resto de los estamentos, en Bahía son conscientes de que la reelección de Gay también depende del contexto nacional y la situación económica. “Hoy ganamos, pero si las cosas empeoran, el tsunami podría arrastrarnos. Eso ya no depende de nosotros.

La mayoría de los bahienses valoran esta gestión, saben lo que hicimos y apostamos a que puedan diferenciar las administraciones”, resume un operador amarillo. Traducido: hay que municipalizar la elección.

Del otro lado, Susbielles retoma agenda intensa luego de haber seguido el minuto a minuto de la exitosa selección de básquetbol durante las últimas semanas. Además de candidato a intendente, es presidente de la Confederación Argentina de ese deporte.

“Chubi” decidió no fotografiarse en China. Desoyó la sugerencia -de más de uno- de que “una foto” en ese momento y en ese lugar junto a los extraordinarios jugadores significaba juntar más votos que las recorridas que viene haciendo en la ciudad.

“Compartiendo y festejando las actuaciones de Scola y compañía se metía en todas las casas. Era el broche de oro para la campaña. Mostrar una gestión exitosa en la CABB y siendo reconocido por las respetadas estrellas del básquet no hacía falta más. Esto es algo que no se puede desaprovechar de ninguna manera”, señaló uno de los que apostaban a esa estrategia.

Pero Susbielles dudó y se inclinó por los más conservadores. Esos que le indicaron que “no era el momento” por la difícil situación del país y que desde Cambiemos le iban “a pegar como en bolsa” por estar haciendo campaña en China.

Más allá de esta cuestión, Susbielles ya agendó la vistita de Axel Kiciloff. El candidato del Frente de Todos segmentó su campaña en tres: los municipios que no visitó en las PASO; los distritos donde triunfó Cambiemos y las ciudades donde el peronismo perdió por poca diferencia. Este último es el caso de Bahía Blanca.

Nuevo hotel

La semana pasada, en una jornada de urbanismo organizada por el Consorcio del Puerto, se trataron varios proyectos que están en marcha y que seguramente le cambiarán la cara a Ingeniero White.

Uno de ellos es el de una empresa desarrolladora que planea hacer una importante inversión y construir en la localidad portuaria un moderno hotel. Estos inversores privados adquirieron el viejo Colegio Manuel Belgrano, que pertenecía a la Curia, para hacer la edificación en ese lugar.

La idea es que el nuevo hotel también esté acompañado de un restaurante abierto al público en general, y de una plaza para que toda la comunidad pueda disfrutar de ella. El espacio verde estará ubicado en la esquina de Sisco e Islas Orcadas.

Esperemos que finalmente todo el proyecto pueda concretarse.

Ojo al parche

Bahía Indiscreta pudo saber que los dos desfibriladores móviles que tiene el personal de Defensa Civil no pueden ser usados. Y la razón es bastante particular. No tienen los parches descartables que se necesitan para poder hacerlos andar. Son los que se colocan en el cuerpo de la persona que debe ser asistida.

Una fuente calificada le dijo a esta sección que, como el aparato es de marca Phillips, no reconoce parches que no sean los fabricados por ellos, “y se compran en dólares”.

Bahía Indiscreta hizo un impresionante trabajo de investigación: entró a MercadoLibre. Los repuestos cuestan entre 5.700 y 9.200 pesos, según el modelo.

Sabemos que desde el área que corresponde están moviendo cielo y tierra para conseguirlos y que la comuna no es un vecino que puede comprar lo que se le ocurra por medio de una aplicación de celular, pero no puede ser que la burocracia estatal impida que rápidamente el personal de Defensa cuente con los desfibriladores aptos para ser usados.

Surtidor equivocado

Cuando el periodista Joaquín Baridón se dio cuenta, ya era demasiado tarde. En su auto le habían cargado nafta en lugar de gasoil.

No es la primera vez que en una estación de servicio de la ciudad ocurre este tipo de equivocación, pero seguramente a nadie se le cruza por la cabeza que le va a tocar sufrirla.

Esta sección pudo hablar con Baridón, quien ya estaba un poco más tranquilo, porque había logrado que la gente encargada de la YPF de 11 de Abril y Mitre le diera respuesta: “Me dijeron que se van a hacer cargo. Yo les voy a llevar la factura del mecánico y ellos le van a pagar directamente. Todavía ni pregunté cuánto dolió”.

Unos días antes, su humor era bastante distinto ya que en un primer momento le habían asegurado que la playera que había cometido el error era quien se tenía que hacer cargo de la reparación. “Tuve que llamar al gerente. Me dijo que estaba al tanto de lo sucedido, pero nunca se comunicó conmigo. Yo mismo tuve que moverme para encontrarlo”, cerró uno de los integrantes de APePe Periodismo Móvil.


Lo más leído