WhatsApp de Publicidad
Seguinos

SE DIJO EN LA BRÚJULA 24

Mitos y leyendas del cementerio bahiense

Un conocido guía bahiense relata cuáles son aquellas historias que a lo largo de los años se han ido instalando en el imaginario colectivo.

Hablar de un cementerio es hablar, indudablemente, de miles de historias.

Está claro que muchas de ellas a veces rozan lo fantástico, lo mítico. Pero también es cierto que casi todas van quedando en el imaginario colectivo.

El caso de tres jóvenes que se quedaron encerrados en el panteón español días atrás, despertó una suerte de oleada de esas "anécdotas". No podía ser de otra manera, claramente.

Una palabra autorizada para hablar de la necrópolis local es Diego Herlein, conocido guía turístico local, quien a lo largo de los años ha ido conociendo estas expresiones populares.

"Lo primero que hay que saber interpretar es que el cementerio te muestra la ciudad desde otro punto de vista. Es un lugar con historia, y con muchos mitos también", contó en diálogo con LA BRÚJULA 24.

Y agregó: "Por supuesto que es una recopilación de la historia bahiense, una acumulación desde los inicios de nuestra ciudad, con personajes e historia, además de la arquitectura".

"Hay miles de cosas para hablar, y por supuesto que también hay mitos y leyendas. Hay muchas que son importadas, como por ejemplo la que la gran mayoría de nosotros hemos escuchado, la de la chica del vestido blanco", dijo Herlein.

"Aquí es como que se va ajustando con detalles más autóctonos, como decir que la chica habría ido a bailar a determinado boliche. Acá, cuando comenzamos con las visitas en 1999, la gente venía y nos preguntaba por eso" indicó el especialista.

Por otra parte, Herlein manifestó que "a nivel local tenemos un mito que nunca hemos podido comprobar fehacientemente: la historia de la señora de las palomitas, que es una mujer que habría perdido a sus hijos y les tejía palomas al croché. Nosotros nunca pudimos encontrar esa tumba".

"Después historias de fantasmas y aparecidos son infinitas, pero nosotros nos enfocamos más en la historia y no tanto en esas cosas. Uno aprende la historia local en función de los relatos y los libros, pero en el cementerio tenemos los restos de aquellos que hicieron grande a la ciudad. No son personajes míticos, son como cualquiera de nosotros que han dejado su testimonio", sintetizó.

La nota completa:

Lo más leído