WhatsApp de Publicidad
Seguinos

todo motores

Mirá el auto de Canapino para las 500 millas de Indianápolis

Antes de que empiece a girar en el circuito más importante del calendario, el Juncos reveló un ploteo de aquéllos para el Titán.

¿Por qué es el Titán? Los fanáticos de los autos que acompañaron a Agustín Canapino a lo largo de su carrera en Argentina y que ahora lo alientan a la distancia pueden dar algunas razones: por sus conquistas (15 títulos), por su estilo de manejo o por ser uno de los referentes de la nueva generación.

El Juncos Hollinger Racing, su equipo en el IndyCar, quiso dar su propia explicación y lo hizo en un contexto especial: de cara a la fecha más importante del calendario, las 500 Millas de Indianápolis, y presentando un diseño único que el piloto de Arrecifes lucirá en la pista.

“El Titán detrás del volante”, fue el rótulo con el que presentaron esta máquina que conserva los colores tradicionales del equipo (un verde brilloso complementado con negro) pero haciéndoles algunos ajustes: sin naranja en los alerones ni espejos laterales, con algo más de verde en los pontones y una marca identificatoria en el ala trasera: un “Titan” que será motivo de orgullo para Canapa y para los argentinos que lo sigan.

“Agustín, de un pequeño pueblo de Argentina, emergió como un piloto top en la historia del país y adquirió un estatus de superhéroe entre los fans de Chevrolet. El poder de la posibilidad provocó que su sueño se hiciera realidad en el 2023 con su debut en el IndyCar. En el 2024, ese impulso continúa con su segunda temporada en la categoría”, fue el escrito del Juncos para definir por qué su piloto #78 es un Titán. Y no fue el único en haber recibido un diseño con un tratamiento especial…

El auto para las 500 Millas

Romain Grosjean, una de las figuras más grandes que tiene el IndyCar (su pasado en la Fórmula 1, en la que sumó 10 podios sin haber corrido en ninguno de los grandes, así lo indica), también recibió su nueva plaza: oscuro en su totalidad, salvo por algunos toques de color, el auto contará con un baño de verde en forma de ave en la tapa del motor. ¿Por qué un ave? Sólo hace falta ver el título del diseño: “Phoenix”.

El fénix, un ave que se regenera de las cenizas, va de la mano con un episodio que marcó la vida del piloto francés: el incendio de su Haas en el Gran Premio de Bahréin, del que pudo escapar milagrosamente. “Pese a un gran accidente en el 2020, Romain persiste en hacer lo que ama. Lo que podría haberlo marcado para toda la vida se transformó en un catalizador para crecer, empujándolo a ser su mejor versión. En el 2024, va a correr las 500 Millas de Indianápolis por tercera vez. Un superhéroe tanto dentro como fuera de la pista”, fue la explicación del Juncos.

Fuente: LB24 / Olé.

Lo más leído