WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Receta fácil y deliciosa

Cómo se prepara una torta de chocolate sin horno

Una opción rápida para disfrutar en cualquier momento del día.

Existen recetas que se hacen un día y luego se olvidan, y también hay otras que se guardan para toda la vida. Este es el caso de la preparación que te traemos hoy: una exquisita torta de chocolate sin horno que te va a dar ganas de salir corriendo a la cocina para realizarla.

Deja todo lo que estás haciendo en este momento y ¡poné manos a la obra!

Antes de empezar, te dejamos solo un consejo: utiliza el mejor chocolate que puedas conseguir ya que en esta receta se nota mucho la calidad de los ingredientes en el resultado final.

Luego, no te preocupes por el resto. Deja volar tu imaginación y decora la torta con frutos rojos, cacao en polvo, frutos secos y/o lo que más te guste o tengas a mano en casa.

Ingredientes (se calcula para 8 personas)

400 gr de chocolate negro para repostería

20 gr de chocolate con leche para repostería

600 ml de crema para batir

600 ml de leche entera

3 sobres de cuajada en polvo

Cacao en polvo, frutos rojos y/o hojas de menta para decorar a gusto

Preparación

Dividir el chocolate negro en dos partes iguales y trozar cada una de ellas.  

Luego, colocar una de las raciones en una olla a fuego lento junto con 200 ml de leche, 200 ml de crema líquida y el contenido de uno de los sobres de cuajada. 

Revolver sin parar hasta que la mezcla adquiera espesor (esto puede tomar entre 8 a 10 minutos, aproximadamente). Una vez que esté listo, verter la mezcla en el interior de un molde desmontable de 20 a 22 cm.  

Utilizando la misma olla, previamente lavada y limpia, colocar el chocolate con leche troceado y agregar 200 ml de leche, 200 ml de crema líquida y el contenido del segundo sobre de cuajada. El proceso de revolver y calentar la mezcla es igual al anterior.

Durante este tiempo de trabajo con el chocolate con leche y el resto de los ingredientes, la otra preparación ya tiene que haber adquirido cierta consistencia y debe estar lista para verter por encima la última mezcla. 

Esta acción hay que hacerla con mucho cuidado y dejando caer la preparación sobre una cuchara para que no se deforme la capa base. Extender bien para que quede lo más lisa posible.

Dejar que la torta se enfríe a temperatura ambiente antes de guardarla en el refrigerador, donde el frío se encargará de que toda la mezcla termine de tomar cuerpo y consistencia. Recomendamos un mínimo de cuatro horas en la heladera. 

Una vez que haya pasado el tiempo de frío, retirar, desmoldar, y cubrir la superficie con cacao en polvo, frutos rojos o secos y/o un par de hojas de menta.

Servir inmediatamente y ¡a disfrutar!

Fuente: MDZ

Lo más leído