WhatsApp de Publicidad
Seguinos

amplió sus objetivos bélicos

Nada detiene a Rusia: bombardeó zonas densamente pobladas y sembró desolación

Con bombas racimo atacó Kharkiv, la segunda ciudad del país. El saldo inicial fue de 2 muertos y 23 heridos.

Los bombardeos rusos golpearon el jueves un área densamente poblada en la segunda ciudad más grande de Ucrania, matando al menos a tres personas e hiriendo a otras 23 con un bombardeo que golpeó una mezquita, un centro médico y un área comercial, según funcionarios y testigos.

La policía de la ciudad nororiental de Kharkiv dijo que las bombas de racimo cayeron en el mercado de Barabashovo, donde los periodistas de la agencia AP vieron a una mujer llorando sobre el cuerpo muerto de su marido. Las autoridades locales dijeron que el bombardeo también golpeó una parada de autobús, un gimnasio y un edificio residencial.

El bombardeo se produjo después de que Rusia reiteró sus planes de apoderarse de territorios más allá del este de Ucrania, donde el ejército ruso ha pasado meses tratando de conquistar la región ucraniana de Donbás, al sur de Kharkiv. La declaración rusa del miércoles se produjo después de que funcionarios ucranianos airearan planes para tratar de recuperar las áreas ocupadas por Rusia cerca de la costa sur del Mar Negro del país.

El alcalde de Kharkiv, Ihor Terekhov, dijo que los ataques del jueves temprano tuvieron como objetivo una de las áreas más pobladas de la ciudad, que antes de la guerra tenía una población de alrededor de 1,4 millones.

En el mercado, los gritos desesperados de Sabina Pogorelets atravesaron el aire mientras suplicaba a la policía ucraniana que la dejara abrazar a su esposo, Adam, cuyo cuerpo yacía parcialmente cubierto con una tela junto a un pequeño puesto.

Fuente: Infobae

Lo más leído