WhatsApp de Publicidad
Seguinos

HECHO OCURRIDO EN UN SUPERMERCADO CHINO

Comenzó el juicio por la muerte de una nena aplastada por un portón

Jinshul Yu y Yanking Zhang deben responder por la tragedia ocurrida el 21 de febrero de 2018 en Caseros 3441,

Frente del supermercado donde ocurrió el trágico hecho en 2018. ARCHIVO LA BRÚJULA 24

Los dueños del supermercado chino ubicado en Caseros al 3.400 comenzaron a ser juzgados hoy por el Juzgado Correccional N° 3 -a cargo de la Dra. Susana González La Riva- por la muerte de la pequeña de 4 años Amalia Benítez, a quien le cayó encima un portón de metal el 21 de febrero de 2018.

Jinshul Yu y Yanking Zhang, titulares del comercio, fueron para el Fiscal Cristian Aguilar responsables del desenlace fatal, por no asegurar las condiciones mínimas de seguridad tanto para los empleados del lugar, como para terceros.

El hecho que ocasionó la muerte de la pequeña ocurrió en el supermercado ubicado en Caseros 3441, cuando el padre de la chiquita quiso mover dicha abertura, pero esta cedió y la golpeó en la cabeza.

Inmediatamente, la menor fue trasladada al Hospital Italiano en un auto particular. Allí se constató que sufrió traumatismo de cráneo, por lo que fue derivada a la terapia intensiva.

Desde un primer momento se había informado que la pequeña Amalia presentaba un estado muy delicado y que era difícil revertir su cuadro de salud. Finalmente se produjo la muerte de la nena.

El fiscal entendió que hubo un accionar imprudente y negligente de los dos responsables del comercio, quienes no preservaron en adecuadas condiciones de mantenimiento y seguridad el portón en cuestión; no custodiaron el egreso del lugar y no informaron a los clientes ocasionales sobre el mecanismo de apertura del portón para evitar algún desprendimiento o caída del mismo.

De acuerdo a las pruebas recolectadas en la investigación, Aguilar entendió que la calificación legal que corresponde aplicar es la de homicidio culposo en los términos del art. 84 del Código Penal.

Lo más leído