WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Viajes en pandemia

Sputnik, fuera de la lista de vacunas autorizadas para ingresar a Estados Unidos

Aún no lo decidió, pero todo indica que al no tener la aprobación de la OMS y de la autoridad local no sería tenida en cuenta.

Días después de que Estados Unidos anunciara que en noviembre abrirá las fronteras para los viajeros que estén “totalmente inmunizados”, crece la ansiedad sobre qué vacunas serán las autorizadas para ingresar al país. Todo indica que la Sputnik V, una de las más aplicadas en la Argentina, quedaría excluida de esa lista.

Estados Unidos decidió el lunes aliviar las restricciones de viaje a todos los extranjeros totalmente vacunados y cedió así a las presiones de la Unión Europea y el Reino Unido. Por una decisión en la pandemia tomada por Donald Trump (y que no había sido revertida por Joe Biden), los ciudadanos del Viejo Continente tenían vedado el acceso a territorio estadounidense.

Al revés que los europeos, hasta ahora los argentinos podían ingresar a Estados Unidos con relativa facilidad: solo con un test antígeno o PCR negativo hecho 72 horas antes del vuelo y no necesitaban cuarentena. Pero a partir de noviembre la Casa Blanca exigirá las vacunas. En el caso de los brasileños, que ahora tienen prohibido ingresar, la suerte cambiará: con el certificado de inmunización de dos dosis de alguna de las vacunas aprobadas, podrán pisar suelo norteamericano.

Entre los argentinos hay más de 10 millones de personas vacunadas con la Sputnik.

En Estados Unidos solo están aprobadas las de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson. La duda ahora es: ¿Con qué vacunas Estados Unidos considera que un pasajero estará “totalmente vacunado”? ¿Se limitará a esa lista de vacunas estadounidenses o la ampliará? Por ahora no se sabe, pero hay algunas pistas.

Cuando se hizo el anuncio, el zar de la lucha contra el Covid19 de la Casa Blanca, Jeff Zients, dijo que la decisión quedaba en manos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la máxima autoridad sanitaria del país.

Apertura​

Antes del verano boreal, la UE abrió sus fronteras a los estadounidenses totalmente inmunizados con las vacunas aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (que incluyen las tres estadounidenses más AstraZeneca, Sinopharm y Sinovac).

El CDC, que debería definir el tema en los próximos días, tiene la opción de exigir solo las vacunas aprobadas en EE.UU. o ampliar la lista directamente a las autorizadas por la OMS, que son las que más se utilizan en Europa.

También se menciona la posibilidad que solo sume la AstraZeneca (la más aplicada en la UE). Pero la Sputnik, del laboratorio ruso Gamaleya, quedaría afuera porque no está aprobada ni siquiera por la OMS y, desde el punto de vista político, es improbable que el gobierno estadounidense otorgue un gesto semejante al presidente Vladimir Putin.

Además, la vacuna del laboratorio Gamaleya ha tenido algunos problemas que podrían demorar su incorporación a la lista de la OMS.

Según dijo el subdirector de Organización Panamericana de la Salud, Jarbas Barbosa, los inspectores de la OMS que visitaron Rusia para verificar la Sputnik V detectaron algunos problemas en su protocolo de esterilización y riesgo de contaminación cruzada en una de las nueve plantas de producción y esperan informes de cómo se resolvieron.

El experto en virología y máximo asesor de salud de la Casa Blanca, Anthony Fauci, abrió una ventana a los vacunados con AstraZeneca.

“Estados Unidos aún no ha decidido si abrir fronteras también a los viajeros vacunados con AstraZeneca del Reino Unido y la Unión Europea”, dijo, pero explicó que no cree que haya “motivos para creer que las personas que recibieron AstraZeneca deberían pensar que habrá problemas con ellos”.

Europa presiona

Sin embargo, añadió: “Queremos tener una política uniforme para todos los países y evitar la confusión o suposiciones de preferencia para algunos países”, agregó, y pareció indicar así que podrían seguir el criterio de la OMS.

Bruselas presiona también por esa vacuna. El portavoz de la Comisión Europea, Eric Mamer, sostuvo: “Creemos que AstraZeneca es una vacuna segura y por esta razón fue autorizada en la UE y por lo tanto desde nuestro punto de vista es obvio que las personas vacunadas con ese suero pueden viajar. Pero la decisión recae en Estados Unidos”, dijo.

La decisión no es solo sanitaria sino también muy importante en el mundo de los negocios. Hay una fuerte presión de las autoridades del sector turístico, que se ha visto fuertemente afectado por la veda de pasajeros, sobre todo de Europa, para que la lista de vacunas permitidas sea lo más amplia posible.

Roger Dow, el CEO de la US Travel Association, una asociación estadounidense de industrias vinculadas al turismo, fue optimista durante una convención en Las Vegas que: “Todas las vacunas aprobadas por la OMS serán aceptadas, no solo las tres vacunas estadounidenses, sin importar en qué país haya sido la vacunación”, afirmó.

Fuente: Clarín

Lo más leído