WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Manejaba en estado de ebriedad

La paró la policía y a mordiscones resistió ser detenida

La frenaron en el kilómetro 781 de la ruta 3. La alcoholemia le dio 1.98. Además de herir a los oficiales, destruyó parte del patrullero.

La oficial de policía debió ser vendada en su mano tras la mordida.

Un hecho por demás curioso se dio hace algunas horas en cercanías a la localidad de Mayor Buratovich.

En un control de rutina, sobre la ruta 3 a la altura del kilómetro 781, los efectivos hicieron parar a un Volkswagen Gol y de inmediato se dieron cuenta que algo no andaba bien.

Según pudo saber la redacción de LA BRÚJULA 24, su conductora Natalia Ñanco (30) traía un fuerte olor a alcohol, y de inmediato se puso agresiva con los uniformados. Tratar de calmarla no ayudó, y acto seguido comenzó con las agresiones.

Lejos de pegar, Ñanco atacó a mordiscos a la policía, hiriendo a un par de agentes en sus manos. Una vez que lograron esposarla y subirla al patrullero, lejos de parar, arremetió contra la puerta del móvil hasta romperla.

Finalmente pudieron realizarle la alcoholemia, la cual arrojó como resultado 1.98 gramos de alcohol por litro de sangre, llegando casi a tres veces más de lo permitido al momento de ponerse frente al volante.

Debido a esto la mujer quedó tras las rejas y a disposición de la UFIJ Nº 15 y el Juzgado de Faltas del municipio de Médanos.


Lo más leído