WhatsApp de Publicidad
Seguinos

no te la pierdas

Tapar el sol con la mano

Los graves hechos ocurridos en Olimpo no pueden pasar desapercibidos. El operativo blindaje. Además, en esta imperdible edición, soplan vientos de cambio en la comuna. La UCeDe se alista en Bahía y la zona. Y más...

Prohibido ocultar

Lo sucedido en el Club Olimpo marcará un antes y un después. La semana que dejamos atrás será recordada como el día en el que el fútbol, los negocios y los “códigos” estuvieron por encima del padecimiento y el sufrimiento de jóvenes vulnerables.

“Vos te vas y acá no pasó nada”, fue la frase tranquilizadora con la que el entrenador Alejandro Abaurre abandonó -de un día para el otro- Bahía Blanca.

Parte de la dirigencia del club aurinegro se enteró de los graves hechos, la semana pasada, poco después de que Alfredo Dagna anunciará en conferencia de prensa que el técnico seguiría al frente del plantel de primera.

Aquella confirmación hizo estallar de bronca e impotencia a los que estaban al tanto de las cosas que venían pasando. Los jugadores se plantaron y manifestaron su repudio a la continuidad de Abaurre. Expusieron sus razones y todas estaban relacionadas a “temas extrafutbolísticos”, cuestiones que involucraban al técnico y a jóvenes del plantel. Situaciones desagradables y repugnantes.

El lunes 1º de febrero el equipo decidió no volver a entrenar “hasta que no saquen al violín”. Desde el club desplegaron una estrategia y comenzaron a mentir descaradamente. La verdad de los hechos no podía trascender. Sería un escándalo.

Desde la dirigencia convocaron a Abaurre y lo pusieron al tanto de la delicada situación. Le garantizaron que si “renunciaba y desaparecía de Bahía” nada se conocería y no habría denuncia de ningún tipo. Le aseguraron que “nadie hablaría”, que con su salida los jugadores se calmarían y todo quedaría puertas adentro. Los trapitos sucios se lavarían en casa.

Le pidieron que grabara un video. Por supuesto con más mentiras. En esa filmación, con dirigentes que estaban detrás de bambalinas, un Abaurre guionado se despidió argumentando “problemas personales en Mendoza”. Todos sabían que el “problema” no estaba en aquella provincia sino en el vestuario. A las pocas horas, huía de la ciudad a la que había llegado hacía un año para dirigir a uno de los clubes más importantes del Interior.

Sobre la ausencia total de jugadores al entrenamiento del lunes, desde el aurinegro se volvió a faltar a la verdad desfachatadamente. Públicamente -y sin ponerse colorados- anunciaron que aquella mañana no habría actividad porque “no habían llegado los reactivos para realizar los testeos del coronavirus”. Todo verso.

La omertá

“Lo que pasa en el club, queda en el club. A este tipo ya lo sacamos y no va a volver. No hagamos más quilombos porque vamos a salir perjudicados todos. Nadie va a decir nada y la prensa está con nosotros”, dijo una de las autoridades ante varios testigos, según rememora uno de los referentes del plantel.

Ese mismo deportista asegura que hubo “promesas de contratos y mejoras” para calmar los ánimos. También hubo personajes encargados de repetirles que sus carreras quedarían arruinadas si hablasen porque “en el fútbol hay cosas que no se perdonan”. Ser “buchón” es una de ellas.

Entre los jugadores se cuentan un par de situaciones vividas con el entrenador. Muchos estaban al tanto, otros se enteraron por boca de un compañero que -en primera persona- les confesó sobre los acosos sufridos.

“Ahora se explica por qué se encaprichaba con algunos jugadores. Ahora sabemos que esas relaciones sexuales y hostigamiento influían en el armado del equipo”, confiesa otro jugador que atesora conversaciones en su teléfono.

Otro joven le relató, entre lágrimas, a su familia como el entrenador lo invitaba a un departamento. “Me invitaba con la excusa de cortarme el pelo. Me hostigaba a toda hora. Insistía todo el tiempo”, relata.

La familia de este último jugador se debate entre exponer judicialmente el tema o no. Ya consultaron ante un conocido penalista de Capital Federal y le contaron con detalles el caso. Temen que al denunciar se le termine la carrera deportiva al chico.

Lamentablemente, en este tipo de casos, las víctimas viven atemorizadas. O son extorsionadas. “¿Qué ganás siguiendo con este quilombo”? Vas a quedar escrachado, no vas a poder jugar más al fútbol. Ya está el hijo de puta ese no vuelva más. Olvídate”, fue la recomendación de un allegado.

En cambio, un familiar tiene otra opinión: “El tipo (por Abaurre) no puede estar nunca más a cargo de jóvenes. Es un hijo de puta. No puede seguir haciendo lo que hizo en Olimpo y que la dirigencia sabe y tapa”.

Nada grave

Por su parte, el presidente Ángel Tuma se jugó y dijo que nada grave había sucedido y que “pondría las manos en el fuego” por su excontratado. Cerca de él, y en off, argumentan que “efectivamente pudo haber algo, pero es de índole personal, que no le compete al club”.

Esta última explicación roza lo aberrante, pues es no comprender cómo funcionan las relaciones entre quien tiene poder y un subordinado. Hay actos de violencia moral, hostigamiento psicológico y abusos (de todo tipo) que se ejercen cuando únicamente se tiene el poder o el deber de cuidado de determinados grupos de personas.

Entre un entrenador y sus entrenados no hay una relación de pares, el primero es el jefe. Y hay límites claros que no deben cruzarse, aunque algunos justifiquen señalando que “en todo caso hubo sexo consentido”.

Huevadas

Alfredo Dagna, además de minimizar los hechos, apuntó a una conspiración del plantel: “Es una exageración, un ardid burdo y mal hecho. Atrás de todo esto hay otro tema y que siempre es el mismo tema de los jugadores de fútbol y los vestuarios. Las huevadas de siempre. Pero el que no entienda como se maneja el fútbol que se ponga Netflix”.

En materia de abusos, lo primero es acompañar y respaldar a quien dice haber sido -aunque sea mínimamente- “molestado” por alguien que ejercía una posición de poder sobre él. Tratar de persuadirlo, con maniobras y bajezas, no hace más que agravar el daño. Es una revictimización. En el momento “mirar para otro lado” puede ser “la mejor salida para todos”, pero el perjuicio psicológico a futuro en ese joven será inconmensurable e imperdonable.

Como se sabe, en este tipo de delitos la Justicia no puede actuar de oficio. Si quien fue víctima decide no hacer la denuncia no hay investigación judicial. De algo no podrán escapar y será de su propia conciencia: ¿Hiciste algo para que se conozca la verdad o trabajaste para ocultar? ¿Ayudaste a una presunta víctima a que exponga lo que quería exponer o trabajaste para cerrar el tema?

Los hechos tal como se describen son de extrema gravedad. Y por más despliegue encubridor, silencio cómplice y o blindaje público con el que se cuente, desde este medio seguiremos revelando lo que no quieren que se revele. Ni insultos, ni amenazas, ni promesas de juicio evitarán que se publique lo que este equipo periodístico va conociendo y chequeando. Simplemente es nuestra tarea: revelar lo que se pretende ocultar. Contar lo que se esconde detrás de los “discursos oficiales”.

La UTN de luto

La comunidad de la Universidad Tecnológica Nacional está de luto. Todos quienes la integran, tanto directivos, como docentes, no docentes y alumnos, no salen del estupor y el dolor que causó la repentina e inesperada muerte del doctor e ingeniero Eduardo Bambill, ocurrida el miércoles de la semana pasada.

El docente e investigador de 62 años sufrió una descompensación que derivó en su fallecimiento, y desde ese momento no dejan de llegar mensajes de condolencias a la institución y a sus familiares y amigos.

En un comunicado publicado en redes, la UTN lo recuerda por su “alta formación profesional y actitud colaborativa (…) siempre orientado a la mejora continua y al bienestar general”, lo que le valió el afecto de todos. “En lo personal, perdí a un gran amigo. En lo institucional, a un profesional muy formado y comprometido. Es una de esas personas irremplazables”, le comentó a asta sección, aún conmovido, uno de sus compañeros de la universidad. Vayan nuestras condolencias a todos sus seres queridos.

Más cambios en el municipio

A las modificaciones que ya se hicieron, por ejemplo, en las delegaciones y en el área de Cultura, ahora la Municipalidad agrega un cambio más, en este caso, en Turismo. Desde ahora estará bajo la órbita del secretario de Movilidad Urbana y Espacios Públicos, Tomás Marisco.

Según pudo saber esta sección, la idea del intendente Héctor Gay es cerrar una especie de “círculo virtuoso” para lograr uno de sus objetivos del 2021: mejorar los espacios públicos y la calidad de vida de los bahienses. Pero ¿cómo encaja Turismo en ese plan?

Se piensa en proyectar a Bahía Blanca como un polo de convenciones y reuniones. En paralelo con las mejoras que se están haciendo en plazas y parques (lugares atractivos para este tipo de actividades y para las “juntadas” en general durante la pandemia), más el impulso que se le viene dando al muy golpeado sector gastronómico, se puede lograr que la ciudad sea la punta de lanza de este tipo de turismo, que algunos llamarían como no tan tradicional, pero que deja muchos dividendos.

Bahía Indiscreta pudo saber que Marisco está entre dos personas que cree, pueden liderar este nuevo espacio de trabajo. Y aunque no trascendieron sus nombres, sí se sabe qué “características” está buscando: alguien joven, dinámico, con avales académicos, pero también con mucha experiencia práctica para el cargo.

Pronto sabremos quién se quedará con el puesto.

La UCeDe se pone en marcha en la Sexta

En estos últimos días se vio mucha actividad en las redes sociales de la Unión de Centro Democrático (UCeDe), el partido fundado por Álvaro Alsogaray en 1982, y que ahora tiene como referentes a nivel nacional a los economistas José Luis Espert y Javier Milei, y al periodista Luis Rosales. El objetivo es mover el avispero, lograr difundir su plataforma política y, por supuesto, buscar el apoyo de la gente en todos los distritos, incluidos los de la Sexta Sección Electoral.

Para ello, en Bahía y la región ya están trabajando dos personas que son nuevas en la política: el docente y empresario gastronómico Ariel Gonnet Brebion y Karina García, quien se desempeña en la empresa ABSA desde hace 20 años --dicen que en breve presentará un proyecto diseñado junto a un grupo de ingenieros para sacarnos de la crisis del agua--.

Según cuentan, en poco más de una semana superaron los mil nuevos “amigos” en su página de Facebook, y ya comenzaron una campaña de afiliación.

Además, se encuentran armando la lista de candidatos a concejales para las próximas legislativas. “Como pidió el presidente del partido a nivel provincial, Hugo Bontempo, serán personas que vengan de fuera de la política. Hay tres con quienes estamos charlando que son muy importantes y que van a dar que hablar”, aseguraron a Bahía Indiscreta desde el partido.

PAMI en construcción

Quienes hayan pasado por la sede de PAMI en calle San Martín, habrán notado que se está trabajando en la fachada del histórico edificio para realizar mejoras y reparaciones que, en algún caso, ya eran impostergables por el estado en el que se encontraba.

“De esperar, seguramente se habría puesto en peligro a los afiliados y a las personas que caminan por el sector. Queremos hacer un edificio seguro”, fue lo que se escuchó decir en una de las oficinas de la entidad.

Las tareas, que necesitaron una inversión muy importante de dinero, son las primeras que se hacen en quince años, y constarán no solo de trabajos de albañilería y pintura, sino también de cambio de luces, toldos, logos, marquesinas, y de la instalación eléctrica.

También tratarán de solucionar el eterno problema de todos los inmuebles en todas las ciudades: las palomas, que con sus desechos deterioran la estructura y ensucian el lugar.

Se viene "Bohemia"

Sobre el final de la semana pasada se pudo ver cómo terminaron de instalar la marquesina y el impresionante cartel de “Bohemia”, el local gastronómico que está a punto de inaugurarse donde históricamente funcionó el querido “El Molino”, en calle Chilclana, frente a la Plaza Rivadavia.

Según le comentó a Bahía Indiscreta su dueño, Adrián “Pato” Lliteras, las puertas de este restaurante y pizza al corte abrirán los primeros días de marzo. Pronto se realizarán las pruebas de comida y de productos, la capacitación para todo el personal, más otros detalles antes de iniciar con la actividad a pleno.

En medio de tanta malaria por la pandemia, hay que valorar mucho a los empresarios locales que apuestan por salir adelante, crecer y dar trabajo.


Lo más leído