WhatsApp de Publicidad
Seguinos

no te lo pierdas

Se calienta la interna de Juntos por el Cambio

Se lanza el "Grupo Hospital", integrado por exlinaristas, que quieren disputarle poder al PRO. Además, en esta edición, una pelea comercial que puede terminar mal. Y mucho más.

El Grupo Hospital se quiere mudar a Alsina 65

El director del Hospital Municipal, Gustavo Carestía, encabeza la reunificación de un grupo de radicales, casi todos exlinaristas, pensando en las elecciones de 2021 y, principalmente, las del 2023.

Gran parte de los nombres que aparecen en la agrupación formaron parte del Gobierno de Jaime Linares o estaban en la cúpula del Sindicato de Empleados Municipales de aquella época. Y su principal objetivo será dar pelea dentro de Juntos por el Cambio.

“Hoy a la ciudad la gobierna el PRO, no es Cambiemos. Vamos a exigir voz y voto”, dice uno de los armadores, que se ilusiona con lugares preponderantes en las listas del año que viene.

Tras los sucesivos gobiernos peronistas de la ciudad, unos cuantos de ellos quedaron refugiados bajo el ala de Carestía en el hospital. Facundo Arnaudo, Leonardo Villegas, Raúl Vidal o Raúl Luisoni son algunos de ellos.

Además, según pudo saber esta sección, los exfuncionarios de Gay, Ricardo Margo y Elisa Quartucci ya están en el “Grupo Bahía Blanca”. Los exsindicalistas radicales Jorge Patuglio y Pablo Stegman también son de la partida.

Otros que vuelven, que en los 90 tenían protagonismo público son el exsecretario de Obras Públicas --Carlos Madarieta-- y un “todo terreno” de Linares: Daniel Rodríguez.

Y hablando de Jaime… ¿Estará en el armado del nuevo grupo? Han dejado trascender que al viejo cacique lo fueron a ver con la idea de que se sume. Parece que alentó la idea y prometió colaborar desde afuera. Por ahora será “un linarismo sin Linares”.

La que no tendría intenciones de sumarse es Virginia y su esposo Carlos Fabaro quienes están mucho más cerca de hacer una línea interna en el Frente de Todos que en Cambiemos.

Desde el PRO están al tanto del resurgimiento del espacio y no hacen muchos comentarios. “Tienen olor a naftalina. Se quedaron en la década del 90. Es otra ciudad. Igual que vengan, les presentaremos batalla”, dijo un amarillo puro.

En las líneas más duras del PRO también piensan en la sucesión de Gay para el 2023. “La candidata es Nidia Moirano”, repite Tomás Marisco, un soldado de la senadora.

Otros tienen sus propios candidatos: Adrián Jouglard o Fernando Compagnoni. Y algunos sueñan con algún extrapartidario.

Por el lado de la Colación Cívica sin dudas quien tiene aspiraciones es Andrés De Leo. El mimado de "Lilita" tiene una quintita ordenada y el cuchillo entre los dientes.

En tanto, no pocos cerca de Gay afirman que la ley que prohíbe las reelecciones se caerá y el actual jefe comunal irá por el tercero. “No se hagan los rulos que va Héctor otra vez”, repite un fiel del periodista.

Habrá que estar atentos, esto recién comienza.

El General hizo ruido

La fugaz visita del jefe de la Policía Bonaerense Daniel García a Bahía generó gran revuelo. Llegado de madrugada en avión a la ciudad, y antes de emprender la retirada, el comisario general de la fuerza de seguridad más grande del país visitó en exclusiva los estudios de La Brújula 24 y dejó varias definiciones que dieron que hablar en la semana.

Además de responder sobre los casos de corrupción dentro de las filas policiales, García se refirió a varios temas urgentes. Pero la cuestión más álgida se dio cuando apuntó a la Justicia: más precisamente a los fiscales, a quienes “invitó” a trabajar junto a los comisarios en los barrios.

Sus declaraciones no cayeron para nada bien en los pasillos judiciales: “Que se ocupe de mejorar su fuerza, que bastantes problemas tienen”, comentó un importante funcionario con despacho en calle Estomba.

Además, otra idea que generó fuerte ruido, fue la propuesta de que los comisarios sean votados por la gente. “Que cada uno evalúe el rendimiento y la seguridad en su barrio. Que sea como los sheriffs en EE.UU. que son elegidos por los ciudadanos”, señaló.

Claramente García “no se mandó sólo” con su propuesta de que los jefes de policía se sometan a elecciones, lo viene conversando con el ministro Berni y el gobernador Kicillof. Parece que el oficialismo bonaerense viene mascullando la idea y lo anunciará en el transcurso del 2021.

Reflotan el natatorio

La Comuna tiene la firme convicción de reflotar el proyecto de construir un natatorio en el Parque de Mayo. Incluso ya la secretaría de Movilidad Urbana y Espacios Públicos a cargo de Tomás Marisco, y el área de Deporte, que tiene al frente al “Bere” Stortoni, comenzaron a tener reuniones informales con empresarios de la construcción para ver si hay interés.

Nadie quiere iniciar toda la maquinaria burocrática por nada. Según pudo saber esta sección, la idea es llamar a licitación en marzo, por lo que, evidentemente, esas charlas fueron auspiciosas. Cabe recordar que de la idea original solo se plasmó en la realidad el sector de vestuarios. Ahora se plantea construir una pileta de 50 metros, por lo que la inversión sería millonaria.

Como plusvalía, se pedirán turnos para uso municipal. De este modo habría un ahorro importante, ya que el Ejecutivo financia la práctica de natación a adultos mayores y personas con discapacidad. Un dato técnico, pero no menor, tiene que ver con la climatización del futuro natatorio.

Si se logra un permiso de la Autoridad del Agua para usar la de los surgentes, la inversión sería menor. Pero si, por el contrario, se debe realizar una perforación, habrá que poner más dinero. La razón es que, en el primer caso, el agua debería enfriarse, y en el segundo, calentarse. Y parece que es más fácil bajar la temperatura que subirla. Detalles que importan.

Una pelea que puede terminar mal

Dos supermercadistas chinos están que arden. Tienen un conflicto de intereses que lleva ya mucho tiempo. Uno de ellos posee un supermercado en Colón, y el otro, a la vuelta, en O’Higgins al 300. El de la Avenida fue el primero en instalarse. Cuando el otro abrió, comenzó la pelea. Una costumbre de la comunidad asiática es que, en estos casos, cuando hay locales tan cercanos entre sí, el último en inaugurar debe compensar económicamente a su vecino, pero esta vez eso no ocurrió. ¡Por ello, insólitamente, el dueño del comercio de Colón ahora amenaza con abrir un pequeño autoservicio justo en diagonal al super de O’Higgins! Quiere joderle el negocio para vengarse, y al ser bastante chico, no encuadra en las limitaciones de distancias que plantea la ordenanza vigente.

La guerra está declarada, y los abogados de ambos, serán los encargados poner paños fríos para evitar que esto no termine de la peor manera, como ya ha ocurrido en otros conflictos de la comunidad china, donde interviene un peligroso árbitro: la mafia.

Después de la batahola, pan dulce

La semana pasada, la sede de la Uocra fue tomada por siete disidentes, situación que derivó en un importante operativo policial, y en una movilización de quienes apoyan al actual líder del sindicato, Carlos Boer.

Esta fue una de las incontables veces que los habitantes del sector de calle Saavedra tuvieron que aguantar un conflicto, o pelea, o protesta, de las que ya están lo suficientemente habituados como para saber que, en casos así, mejor ni asomarse por la ventana. Insólitamente, estar cerca del sindicato muchas veces les limita la actividad diaria.

Bahía Indiscreta pudo saber que, en las próximas horas, los dirigentes que hace años tratan de “normalizar” al gremio de la construcción, tendrán un gesto con sus vecinos. Les entregarán pan dulce, sidra y turrón, acompañados de una tarjeta con un pedido de disculpas por todos esos hechos, y también para desearles que el 2021 sea un mejor año. Para eso no hace falta mucho.

“Es una especie de atención. Todos hemos pasado un año muy difícil, y creo que ellos lo han sufrido más teniéndonos al frente, o pegado a sus casas, por así decirlo. El de la violencia no es el sindicato que queremos, eso está muy claro”, le confesó a esta sección uno de los que se puso a la cabeza de la iniciativa.

Con boliches, pero sin fiestas

Bahía Indiscreta había anticipado que algunos dueños de boliches pretendían realizar fiestas privadas para Navidad y Año Nuevo, pero la restricción a solo 200 personas para los eventos al aire libre de este tipo los terminó espantando. Los que saben aseguran que, para no perder plata, se necesita por lo menos el triple de concurrentes. Por ello, hasta ahora nadie formalmente pidió algún permiso a la Comuna. De este modo, va a ser difícil que haya fiestas “legales” en la ciudad. De las ilegales, habrá seguramente muchas, y el recurso humano para clausurarlas es escaso.

Con este panorama, los bolicheros decidieron abrir sus locales (solo los que tienen patios), y con ese límite de público, comenzar a mover un poco la maquinaria nocturna, que ya está oxidada de tanto esperar. Y los que no tienen lugar al aire libre se las rebuscarán. Por ejemplo, los Catini ya este fin de semana reabrieron el Rossini, más como pub y pizzería que como boliche. En un ambiente bastante más familiar y tranquilo, instalaron mesas, sillas, y transmitieron por streaming un recital de Los Palmeras. Así, con protocolo, los concurrentes pudieron disfrutar de una con mozzarella y morrones, mientras escuchaban algo de música “en vivo”.

Distinguidos

Los legisladores bahienses Santiago Nardelli y Andrés De Leo fueron distinguidos por su trabajo durante este difícil 2020 en la Cámara de Diputados y el Senado bonaerense.

El reconocimiento fue de los Premios Parlamentario, y la particularidad que tienen es que la elección de los ganadores se da mediante una encuesta entre los propios legisladores, asesores, y periodistas especializados. Este año fue realizada (como no podía ser de otra manera) íntegramente de forma online.

Además de a De Leo, se destacaron en la Cámara de Senadores a Leandro Blanco, Roberto Costa, Daniel Reich, y Alejandro Cellillo, todos de Juntos por el Cambio; y a Gervasio Bozzano, Agustina Propato, Alfredo Fisher, Gustavo Traverso y Adrián Santarelli, del Frente de Todos.

Entre los diputados distinguidos, además de Nardelli, se encuentran Rubén Eslaiman, Marisol Merquel, Micaela Oliveto, del Frente de Todos; Maximiliano Abad, Emiliano Balbín, Carolina Píparo, y Matias Ranzini, de Juntos por el Cambio; y Mario Giacobbe del bloque 17 de Noviembre.

Turco de rotation

El que estuvo muy inquieto durante el transcurso de la última semana fue el dueño de La Nueva Provincia, Gustavo Elías. A casi un mes de haber asumido la presidencia de la Unión Industrial, "el Turco" fue recibido en varios despachos de las más altas esferas políticas de la Nación.

Según se supo y, al menos de las que trascendieron, Elías mantuvo reuniones con el presidente del bloque de diputados K, Máximo Kirchner, y con el ministro del Interior, Wado De Pedro, donde se trataron temáticas vinculadas al ámbito portuario de transporte y logística. Y claro está, que hubo tiempo para hablar de cuestiones ligadas a la política local y regional.

Cabe recordar que el empresario bahiense ostentará el flamante cargo en la UIBB por espacio de los próximos dos años, con posibilidad de ser reelegido por otro lapso igual de tiempo.

Les llenaron la cocina de humo

La semana pasada, en un megaoperativo que constó de 23 allanamientos en Bahía y Puan por parte del fiscal Mauricio del Cero, se detuvo a 20 personas que quedaron en custodia de la División de Drogas Ilícitas de nuestra ciudad. Todos figuran en una investigación por narcotráfico.

Luego de terminados los trabajos en los distintos objetivos, los detenidos fueron trasladados a la sede que esa fuerza tiene en calle Almafuerte 429. Pero hay un pequeño detalle: esas instalaciones no tienen calabozos. Por esa razón, todos fueron alojados en la pequeña cocina. Esta situación no solamente es riesgosa en cuanto a la seguridad, sino también en lo sanitario, teniendo en cuenta la pandemia. El viernes pasado se obtuvo cupo para dos de ellos.

El policía narco Lucio Testa fue alojado en la Comisaría Quinta de Berazategui; y Paz Madrid en la localidad de Mercedes. Los demás irán siendo trasladados de a poco, cuando haya lugar en algún destacamento. Mientras tanto, se turnan para dormir en el piso, o lo hacen sentados. Y, desde ya, los policías no pueden usar la cocina para nada. Se sabe que las comisarías bahienses están abarrotadas, o con los calabozos clausurados, y también se ha hablado en su momento de la necesidad de construir una alcaidía.

Pero por ahora, todo quedó en palabras.


Lo más leído