WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Curioso fenómeno

Luego de 800 años, la Estrella de Belén podrá volver a verse en el cielo

El evento astronómico, que tiene sus bases asentadas en los relatos cristianos de Navidad, fue observado por ultima vez en 1226.

En este 2020 atípico, azotado por la pandemia de coronavirus, otro fenómeno increíble ocurrirá en nuestro planeta. Luego de 800 años, la Estrella de Belén por fin podrá verse en nuestro planeta.

De acuerdo con la tradición cristiana la Estrella de Belén fue seguida por los Reyes Magos para llegar al lugar de nacimiento de Jesucristo.

Según Rice Patrick Hartigan, del departamento de Física y Astronomía de la Rice University, la estrella en realidad consta de una alineación planetaria única y no de una estrella en sí.

Sin embargo, a lo largo de la historia hay quienes han estudiado a la supuesta estrella guía como una supernova o un suceso astronómico más extravagante.

La última vez que la estrella de Belén se pudo apreciar en el cielo fue el 4 de marzo de 1226 cuando gracias a la alineación de Júpiter y Saturno. “Esta conjunción es excepcionalmente rara debido a lo cerca que van a verse los planetas el uno del otro”, explicó el astrónomo Hartigan.

Por su parte, el profesor de Astrofísica Teórica y Cosmología Grant Mathews estudió la estrella por décadas y señaló que en realidad lo que los relatos religiosos cuentan es el fenómeno de un alineamiento planetario que ocurre pocas veces en el que el Sol, Júpiter, la Luna y Saturno se alinean de una manera única.

¿Cuándo podrá verse?

La ordenación de Júpiter y Saturno que da origen al avistamiento de la estrella de Belén toma varios años antes de que la alineación ideal culmine. En esta ocasión, apuntan los expertos, estos planetas han estado acercándose desde julio y el estado de la conjunción planetaria culminará en unas semanas.

Alineación de los planetas Júpiter y Saturno que darán lugar a la estrella de Belén.

La Estrella simbólica de la Navidad podrá ser perceptible del 16 al 21 de diciembre en horas después del atardecer, y podrá ser observada en cualquier parte del mundo, aunque en mejores condiciones en zonas cercanas al Ecuador.

“Se verán como un planeta doble, separados sólo por una quinta parte del diámetro de la luna llena”, indicó Hartigan.

Fuente: Crónica


Lo más leído