WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se dijo en la brújula 24

La experiencia del comisario Caminada con el coronavirus

El uniformado relató con lujo de detalles cómo fueron sus días de internación. Destacó el trabajo de médicos y enfermeras. Y remarcó que "hay mucha gente que no ha tomado conciencia de lo que pasa".

El comisario Aldo Caminada, Superintendente de Seguridad Región Interior Sur, detalló en LA BRÚJULA 24 cómo fue su experiencia con el coronavirus.

En diálogo con el equipo del programa "Tal cual es", el uniformado explicó con lujo de detalles todo lo que tuvo que vivir a causa de dicha enfermedad, y cuestionó a todas las personas que "todavía no han tomado conciencia de que estamos en medio de una pandemia mundial".

"En lo que a mí respecta, el 20 de agosto me hisoparon en el Hospital Penna y a la noche me avisaron que era positivo. Hacía dos días que ya estaba aislado por haber sido contacto estrecho de Federico Montero, que ya era positivo", recordó.

Y agregó: "A partir de ese momento, a medida que pasaban los días empecé a tener los síntomas propios de la enfermedad, fiebre y mucho dolor de cuerpo. Luego de una semana que no mejoraba, el infectólogo me dijo que tenía que concurrir al hospital nuevamente para hacerme unos estudios".

"Eso fue el día 28, me hicieron unas placas de tórax y constataron que tenía una neumonía en el pulmón izquierdo, además de mucha fiebre y dificultad para respirar. Me llevaron a la clínica médica, que es donde están los internados por covid, y con el paso de los días mi situación no mejoraba".

Respecto de los síntomas que lo iban afectando, Caminada refirió que "tenía mucha transpiración y la saturación en sangre era muy baja, como de una persona que tiene Epoc, siendo que yo jamás fumé. Eso se sumaba a la fiebre que no la podían bajar, ya tenía suero colocado, y decidieron tres días después pasarme plasma porque era la única forma para mejorar".

"Lo hicieron, oxígeno también me dieron, y luego de 24 horas la saturación empezó lento a mejorar. Noté una gran diferencia porque bajó la fiebre, pero la verdad que es una situación fea. Uno arranca con síntomas leves en mi caso particular y después se fue complicando", comentó el agente.

Y reiteró: "Yo no tenía enfermedades preexistentes, hay gente que cursan esto de manera asintomática y está bien, pero a veces no cumplir con las normas, no cuidarse y usar tapabocas, hace a que uno tenga grandes posibilidades de contagiarse y tampoco uno sabe donde va a estar encasillado, como fue en mi caso, o estar en terapia intensiva o morirse. Jugar a la ruleta rusa es de una irresponsabilidad tremenda".

Por último, el comisario agradeció la atención recibida por parte de todos los profesionales que lo asistieron. "Uno está solo, el médico te ve por la mañana y las enfermeras solamente cuando te tienen que dar algún medicamento. Tenía un termómetro y uno mismo se toma la temperatura. Después, por WhatsApp se la pasás a la enfermera que va evaluando todo".

"La verdad que hacen un trabajo impresionante de forma permanente, a veces no sé si se los reconoce de la forma que corresponde. Es digno de destacar porque ellos también están con el riesgo de contagio", cerró.

Lo más leído