WhatsApp de Publicidad
Seguinos

imperdible

Guerra por las fases

La disparidad de criterios entre el municipio y el sector médico por la nueva etapa de la cuarentena. Además, Lousteau pone sus ojos en Bahía. Un respiro al bolsillo de los colectiveros. Y mucho más..

Fase, lobby y pandemia

Finalmente esta semana Bahía Blanca transitará por la fase 3. El retroceso afectará a algunos rubros en particular, algunos determinando su cierre y otros obligándolos a cambiar la modalidad.

Los expertos hablan de “valles y picos” en relación al comportamiento del virus. Claramente ahora en nuestra ciudad se está escalando. Podría haber un agravamiento de la situación, luego un descenso y más tarde otra subida. Abrir y cerrar. Endurecer y relajar. Así fue en el mundo y otras ciudades del país.

Con las estadísticas sobre la mesa, el Gobierno bonaerense decidió que Bahía baje a fase tres. Y más allá de los rumores, el intendente Gay nunca consensuó esa idea con las autoridades bonaerenses. El alcalde, que pretendía que la ciudad permaneciera en fase 4, se enteró por televisión del descenso de categoría sanitaria: la ministra de Gobierno lo anunció en el programa de TV Intratables, el viernes por la noche.

El sábado, Gay escuchó las razones de la resolución en boca de Carlos Bianco, el poderoso jefe de gabinete del Gobernador Kicillof. “Con la información que manejamos, Bahía tiene que estar en fase tres. Y en una semana volvemos a hablar”, le dijo el funcionario.

Así como Gay quería quedarse en el casillero número cuatro y Provincia evaluó que lo que correspondía era estar un escalón más abajo, un grupo de médicos opinaron que había que “cerrar todo” y quedar en fase 1.

“Escuchamos a los infectólogos porque son los que saben y tienen mucha predisposición para colaborar, pero ellos no gobiernan”, repite alguien de la mesa chica de Alsina 65. Y agrega: “Gobernar es administrar todos los intereses de una comunidad. En una pandemia atender la cuestión sanitaria es prioridad, pero no podemos olvidarnos del resto”.

En la Municipalidad miran de reojo a cierto sector médico al cual le atribuyen haber “lobbiado” no solo la fase 1, sino para que se activaran las UCMA (Unidades de Cuidados Mínimos Ambulatorios) que funcionan fuera de los hospitales –como el DOW Center, Cono Sur o Liniers– y así externar a los pacientes no graves pese a que el sistema no está saturado. Al menos por ahora.

“Que digan la verdad. Hoy el sistema no está colapsado, los hospitales nunca en la historia de Bahía estuvieron tan vacíos. Eso cualquiera lo puede comprobar. La realidad es que quieren sacarse de encima a esos pacientes no graves para disminuir gastos en los hospitales, porque saben que el desembolso para los pacientes instalados en los UCMA corre por cuenta de la Municipalidad”, explica un hombre que suele participar de las reuniones donde se toman decisiones.

Por su parte, operadores del sistema de salud privado niegan que “se quieran sacar pacientes de encima” pero admiten que están atravesando un momento de angustia económica fenomenal. Están suspendidas la mayoría de las cirugías y las prácticas médicas convencionales y eso hace que muchos estén al borde del colapso, ya no sanitario sino económico.

Lousteau arma en Bahía

El senador nacional Martín Lousteau arma disimuladamente en Bahía con miras a las próximas elecciones. En principio, y más allá de que su partido Evolución ya marcó la cancha de cara a las elecciones internas de la UCR, le brindó el apoyo al intendente de San Isidro Gustavo Posse.

En nuestra ciudad, el “alvarezportismo” –que es la única facción radical que tiene representación en el Gobierno municipal– está alineado con el vicegobernador Daniel Salvador y pretende que el diputado Maximiliano Abad sea el presidente del comité bonaerense.

Álvarez Porte analiza si intenta la reelección del comité local o si le cede el lugar a Gisela Caputo, su alfil en el área de seguridad municipal. En este grupo está también el concejal Federico Tucat, que a su vez mantiene viva “la interna de la interna”. Por razones personales no se lleva bien con Gisela y con Porte tiene “idas y vueltas”, pero tiene aceitado vínculo con Abad.

Los viejos caciques Juan Pablo Baylac y Juan Pedro Tunessi apoyan a los “pibes” y reafirman su vínculo orgánico con el PRO.

Enfrente el possista Roig y algunos históricos como el exintendente Juan Carlos Cabirón, Oreste Retta, Rodrigo Zeballos Bilbao y Roberto "Tucho" Ursino siguen identificándose con Federico Storani, Juan Manuel Casella o Coti Nosiglia, que impulsan al Intendente de San Isidro.

En el caso de Losteau, que junto al diputado Yacobitti acordó el apoyo “desde afuera” a Posse, ya tienen algunos referentes bahienses: los hermanos Gabriel y Tomás Chapunov. Y el exconcejal Martín “Cuchito” Salaberry.

Una mano para los colectiveros

En esta sección ya hablamos en varias oportunidades de la complicadísima situación económica que atraviesan las empresas de transporte público de la ciudad. A diferencia de muchos negocios y actividades, ellas nunca dejaron de dar el servicio en la cuarentena. Sin embargo, los números no dan.

Hace unos días, el Municipio confirmó que les renovarán las licitaciones por cinco años. Pero ahora hay otra novedad. El Ejecutivo local daría una ayuda económica que saldría del presupuesto municipal para contribuir con parte del aguinaldo de los colectiveros. Ya hubo charlas, y en las próximas horas se iniciarán las reuniones formales.

Aplauso a Vialidad y Gendarmería

Se viene el receso escolar de 15 días. En tiempos normales, las familias estarían pensando en cómo divertir a los chicos durante las vacaciones de invierno. Pero en medio de la pandemia, ya todo perdió su lógica.

El Consejo Escolar reparte cada 15 días unos 15 mil doscientos bolsones de comida para esa misma cantidad de alumnos. Sus familias los pasan a buscar por las escuelas. Pero, justamente por el receso, en estas horas se necesitó armar el doble de bolsones en la mitad del tiempo. Es decir, el equivalente a los que se repartiría en estas próximas dos semanas.

Para ello se necesitó la colaboración de muchísima gente. Entre quienes dieron una mano estuvieron los representantes locales de Vialidad y de Gendarmería, que pusieron a disposición personal y vehículos para trasladar los alimentos desde el centro de distribución que hay en el Consejo, hasta las distintas instituciones educativas.

Timbre virtual

Uno de los chistes que intenta levantar el ánimo en la cuarentena, es que se reciben tan pocas visitas que hasta se extrañan los timbreos de los testigos de Jehová. Más allá de esa inocente broma, en esta sección hemos comentado los cambios de hábitos que han tenido que hacer los representantes de distintos credos por la cuarentena. Y ellos no son la excepción.

En estos días está ocurriendo un hecho histórico: por primera vez desde 1897 no se celebrarán las enormes asambleas de varios días que los testigos de Jehová organizan cada año, en numerosos auditorios colmados alrededor del mundo. En esta oportunidad, esas reuniones serán virtuales y estará disponible en más de 360 idiomas. Se podrán ver en jw.org. Otro ejemplo de la nueva normalidad.

Hisopados en la cárcel

El coronavirus entró a Villa Floresta. Ya no afecta solo a trabajadores del Servicio Penitenciario, sino también a internos. Ya hay varios contagios y el número cambia minuto a minuto. Son personas que convivieron con otros cien presos en su pabellón. Hay decenas de denuncias de faltas de higiene y huelgas de hambre.

La idea es hacer testeos masivos a toda la población superpoblada pero, por el momento, no han llegado recursos para hacerlo. Si sigue creciendo el número no habrá manera de aislarlos. Si esto va en aumento será más fácil aislar a los sanos que a los enfermos.

Nuevo delegado

Ya hace casi un mes que esta sección había adelantado la decisión del intendente Gay de dividir en dos la delegación Norte. Finalmente, la semana pasada se presentó en sociedad la delegación Sesquicentenario.

El flamante territorio quedó en manos de Rodrigo Díaz Chesa, quien venía siendo delegado de Norte. Ahora, esta última será dirigida por una nueva cara en la plana política de la Comuna: Leandro Silva.

Se trata de un joven de 36 años que nació en el sector. Viene de trabajar en la empresa EDES y se desempeña como presidente de la Subcomisión de Fútbol en el Club Pacífico.

Cuidado con el perro

En la sociedad de fomento del Barrio Palihue preparan una carta destinada a un vecino. Están cansados de los descuidos de los dueños de un perro, que ya se ha escapado varias veces y ha atacado a dos personas.

El perro es de una “raza grande” y, según pudo saber esta indiscreta sección, su dueño --histórico dirigente peronista de la ciudad-- suele pasearlo por la plaza central del coqueto barrio.

En las últimas horas, se produjo un nuevo incidente y el atacado quedó enfurecido. “No importa que el dueño sea un político importante, me voy a ir a ver a un abogado”, cuentan que se lo escuchó decir.

Antes del gong, a la pelu

Uno de los rubros que se verá impedido de seguir funcionando al menos por una semana en Bahía Blanca es el de las peluquerías, las cuales habían logrado volver a atender a sus clientes con estrictos protocolos mientras la ciudad permaneció en la Fase 4.

Sin embargo, en los últimos días se pudo observar a varias personalidades de la ciudad apurados por atender sus cabelleras, a sabiendas de que la situación se iba a complicar en lo que respecta a la flexibilización.

El sábado y a contrarreloj se pudo ver emprolijando sus looks en el salón de belleza del Bahía Blanca Plaza Shopping a un rubio concejal oficialista y a un conocido periodista bahiense.

Lo más leído