WhatsApp de Publicidad
Seguinos

imperdible

Enojo por los contagios en el parque eólico

La trastienda por los casos positivos en Mayor Buratovich. Diputados miran al puerto. Y una investigación que dará que hablar.

Bronca con Bevilacqua

El brote de contagios de Covid-19 provenientes del Parque Eólico Vientos del Secano generó indignación en la población en general y en el municipio bahiense en particular. Es que desde Villarino, donde está ubicado el complejo, nadie levantó el teléfono para avisar que, ante el cierre de los alojamientos, decenas de trabajadores buscarían hoteles para pernoctar en Bahía Blanca.

En Alsina 65 están con bronca con Carlos Bevilacqua por la actitud. “Está bien que haya decidido cerrar los hoteles, pero teniendo en cuenta que estas empresas trabajan en su distrito y tributan en su distrito, correspondía que -como mínimo- avisara que llegarían los trabajadores de este parque a buscar alojamiento en Bahía. Nadie les iba a impedir la entrada, pero se hubieran tomado otros recaudos”, reflexionó alguien cercano al jefe comunal.

En tanto, en la Asesoría Letrada elaboraban alguna presentación judicial para que se investigue si hubo alguna imprudencia en relación al brote. “Debemos defender los intereses de los habitantes de Bahía, por eso evaluamos una presentación ante la Justicia para determine si hubo algún delito”, explicaron.

El sábado, este diario publicó que altas fuentes judiciales opinaron que los dos brotes –HAM y parque eólico– debieran ser investigados penalmente para determinar si hubo un accionar negligente en las autoridades de estas empresas privadas.

Diputados bahienses miran a los puertos

El diputado Santiago Nardelli fue elegido en la última sesión como presidente de la comisión de intereses marítimos, portuarios y pesca. El nombramiento llegó con el acuerdo del oficialismo, que ubicó a otro bahiense como secretario: el camporista Gabriel Godoy.

Nardelli trabajará en una reforma de la Ley de Puertos y tiene como principal objetivo que, tanto los municipios como la Provincia tengan mayor peso en los consorcios de gestión como el de Bahía Blanca.

“¿Puede la intendencia tener la misma influencia sobre los destinos de un puerto, que representa a todos los habitantes de un distrito, o un privado que sólo representa los intereses de un grupo?, se pregunta un asesor de la comisión. Y agrega “La Bolsa de Cereales tiene el mismo poder en el directorio que el representante municipal, un disparate por donde se lo mire”.

Godoy, máximo representante de La Campora en el sur bonaerense, apoyaría esta postura de reforma de la ley ya que el gobernador Axel Kicillof está de acuerdo con revisar el funcionamiento de los consorcios. “Las cerealeras son los dueños de los puertos. Más allá de la representación municipal y provincial, los hechos demuestran que siempre se imponen las empresas en detrimento del Estado”, señalan cerca del Gobernador.

Godoy, de perfil público casi nulo, dirige con mano de hierro su tropa y su teléfono directo con el poder sirvió para que llenara varios casilleros de los puestos provinciales en la región. Y hay que resaltar que su alineamiento con el ala dura K no impidió que colaborara con el oficialismo bahiense en medio de la pandemia. “Tenemos que resaltar que, en líneas generales, la oposición estuvo a la altura de la circunstancias y este chico Godoy resolvió cuestiones urgentes en las que le pedimos una mano”, señaló un importante cambiemita.

Ante los insultos, más y más información (Parte II)

Hace unas semanas, desde esta sección, se respondió con datos a la médica del Hospital de la Asociación Médica, Soledad Barretta, que injuriaba a un periodista por hablar del brote en este centro médico. “Sos un hijo de puta”, era la única respuesta ante una información no sólo absolutamente chequeable, sino también pública. A uno puede no gustarle lo que ve en el espejo, pero insultar al espejo es una opción ridícula.

Ahora bien, en este segundo capítulo de investigación ahondamos un poco más en la trayectoria de esta “exitosa e infalible” profesional. Según veremos su relación con la realidad es, cuanto menos, compleja. Y no lo afirma este medio: lo dicen sus propios colegas.

Prestigiosos neurocirujanos de la ciudad afirman que Barretta se atribuye éxitos que no lo son y falsea la realidad de los hechos, como cuando hace unos meses “vendió” a los cuatro vientos que su equipo había realizado una inédita y exitosa operación.

El 22 de septiembre del año pasado, en el diario La Nueva Provincia, se publicó una nota titulada “Otra cirugía exitosa inédita en nuestra ciudad” en la que se describe una operación de aneurisma cerebral en el HAM.

Reconocidos profesionales de esa especialidad se indignaron al leer la hazaña que se atribuían Barreta y su compañero Juan Manuel Herrero.

“Es absolutamente falso decir que la cirugía descripta en la publicación periodística es inédita en Bahía Blanca y Punta Alta. Es realmente ofensivo para todos aquellos neurocirujanos que con estrictos parámetros técnicos operaron y operamos en forma continua a pacientes con aneurismas cerebrales con técnicas de microcirugía. Los médicos implicados seguramente conocen esta situación por lo que estamos absolutamente sorprendidos por la falta de aclaración pública de los hechos aquí descriptos”, señalaron los médicos en una carta enviada a Carlos Deguer, presidente de la AMBB.

Además de dejar en claro que hay miles de operaciones de este tipo en la ciudad, tanto en hospitales públicos como privados, en la misiva se recuerda a geniales neurocirujanos locales como Humberto Costales, Marcelo Lemmonier y Fernando Zambrana, que impulsaron este tipo de cirugías hace años con notable suceso.

Además, indican los indignados colegas de Barretta, que también mintió al decir que el equipo había estado encabezado por un profesional que nunca formó parte de la promocionada operación. “El cirujano nombrado como jefe de equipo nunca participó en dicha cirugía”, aclararon.

Tampoco exitosa. Así como no fue inédita, la operación tampoco fue exitosa. La paciente falleció al poco tiempo de la intervención. “Me indigné al enterarme que decían que la operación había sido un ‘éxito’. No lo fue. Estela nunca despertó y murió a los pocos días. Además, nunca nos dijeron que era un equipo debutante”, describe un familiar que habló con LA BRUJULA 24.

Estela tenía 55 años, era enfermera en el Hospital Naval de Puerto Belgrano y aquella noche que tuvo el ACV estaba comiendo pizza en La Robla de Punta Alta. Después de un largo peregrinaje, terminó internada en el HAM y el equipo del que forma parte Barretta propuso ese tipo cirugía para cerrar el aneurisma de la mujer.

“Para ellos fue un conejillo de indias. De esto nos vinimos a enterar después”, es otra de las frases que retumba en la casa de la familia de Estela. “No sé si se hubiera salvado, pero no nos dijeron toda la verdad. Nos engañaron. Tenemos los audios de esas conversaciones porque grabábamos todo”, agrega.

Los médicos que se quejaron ante la AMBB también apuntaron a lo mismo que sostiene la familia de la paciente fallecida: la falta de experiencia. “Es importante señalar que múltiples trabajos científicos aconsejan realizar este tipo de operaciones en centros que manejen gran volumen de pacientes, debido a que los resultados son notoriamente mejores en relación a la experiencia de los grupos implicados en este tipo de tratamiento de alta complejidad”, señalaron.

Ahora se va entendiendo el conflicto con la verdad que posee la médica.

El negociado de IOSFA. En una próxima entrega, nos meteremos en los oscuros asuntos que se investigan en el Ministerio de Defensa de la Nación y que tienen relación –entre otros– con el convenio del IOSFA (obra social de las Fuerzas Armadas) con el HAM y algunos de sus servicios.

Estela, pese a ser empleada del Hospital Naval, fue derivada al HAM porque el nosocomio de la Base Puerto Belgrano había sido desmantelado en pos de favorecer a instituciones privadas. De igual forma, muchos de los servicios que sí continuaban prestándose en Punta Alta eran derivados a Bahía y a un costo mayor.

“Muchos servicios que se podían prestar en Puerto Belgrano se mandaban a Bahía. Resonancias, especialistas, anestesiólogos o camas se tercerizaban cuando se tenía un hospital propio. Fue un gran robo. Fue una especie de duplicación del hospital de la Base”, describió una altísima fuente de la nueva conducción del IOSFA.

El Ministro de Defensa de la Nación Agustín Rossi ordenó una profunda investigación sobre el tema. “El plan fue sacar los hospitales militares para dárselos a otros. Se contrató a prestadores de salud privados, a los que se les pagó más caro. Lo que se hizo fue un estropicio, un descalabro y hubo una administración absolutamente irresponsable de los fondos del personal militar", señaló

Esta semana, de visita en Puerto Belgrano, Rossi agregó que “el IOSFA pierde 400 millones de pesos por mes, tiene una deuda consolidada de dos mil millones de pesos porque lo que se hizo fue abrir el IOSFA a otros sectores privados de la salud y eso generó que esos actores privados le cobraran más caro y el instituto terminó desfinanciado”.

Volvieron los comercios

Aunque se podían realizar ventas y compras online, podemos decir que hace casi una semana "volvieron" los comercios en Bahía. Con horario limitado, y sin abarcar a todos los rubros (indumentaria y calzado siguen esperando), se pudo ver a la gente entrar en persona a los locales del centro. Cosa que hacía tiempo no ocurría.

Bahía Indiscreta pudo hablar con un par de referentes y ambos coincidieron en su análisis preliminar: “Lo más rescatable fue el buen comportamiento de los clientes. Respetaron todas las normas y las sugerencias de los comerciantes. Los locales recibieron gente, aunque las ventas fueron pocas. Pero era lo esperable. Sin duda, en general hay mejor ánimo”.

También el cementerio

Finalmente, el viernes se habilitaron, con ciertas restricciones, las visitas al cementerio. Y la aprobación de los protocolos llegó en buen momento, ya que el tema no daba para más.

Puede que muchos piensen que una visita a una necrópolis nunca podría ser una prioridad en la cuarentena, pero era cada vez más difícil para los trabajadores explicárselo a los vecinos que llamaban llorando y hasta se acercaban en persona para reclamar una visita a sus familiares.

Terminó la espera… y para muchos, también la angustia.

Sin cura

En la cuarentena, leer o escuchar noticias nacionales puede llegar a confundir. En estas circunstancias, cada distrito es un mundo. Por eso, muchos creyeron que el acuerdo publicado entre el Gobierno y la Iglesia Católica iba a permitir, por ejemplo, poder ir a misa. Nada más lejos que eso. En Bahía todo sigue igual. Hay parroquias que tiene sus puertas cerradas, ya que no cuentan con personal para hacer una correcta limpieza, y hay otros templos que sí están abiertos, pero de ninguna manera para hace algún tipo de reunión.

“La prioridad es que la gente se quede en su casa. Fomentamos que todos cuiden su salud, por lo que le pedimos a la comunidad que trate de no salir a la calle, salvo situaciones impostergables”, aseguraron fuentes de la Curia a Indiscreta.

Y agregaron “además, somos conscientes de que los primeros que van a querer acercarse serán los mayores de 65 años, que son grupo de riesgo. Por suerte, a pesar de que hay iglesias abiertas, la gente está siendo responsable y casi no se acerca. En cuanto a los sacerdotes, que están exceptuados para llevar adelante su actividad, es verdad que han tenido reuniones en persona, individuales, con algún fiel, pero solo en casos extremos y con los cuidados sanitarios pertinentes”.

Si alguno se pregunta cuándo volverán a celebrarse las misas “no virtuales”, la respuesta es, probablemente cuando arranquen las clases, pero con estrictos protocolos y poca gente.

El apuro por correr

Los amantes del running deberán esperar un poco más para poder salir a hacer deporte individual. Si todo sale bien (es decir, si los casos no se disparan) la fecha de habilitación será, ni más ni menos, que el 25 de mayo. Podrán mostrar la escarapela en su pecho cuando pasen raudos por la calle.

Esta abstinencia runner ha generado más de una perlita. Una de ellas está vinculada con el periodista, que volviendo de darle una mano a unos familiares que son grupo de riesgo, quiso trotar 700 metros hasta su casa y casi tiene que comunicarse con el 911.

O bien la confesión de un fiscal, que la semana pasada trabajó en un resonante caso, quien atendió agitado la llamada de otro trabajador de los medios. El mismo representante del Ministerio Público, sin mediar pregunta, aclaró que le faltaba un poco el aliento porque estaba corriendo adentro de su casa... y no en su Jardín.

Lo más leído