WhatsApp de Publicidad
Seguinos

imperdible

La cuarentena está que arde

Los escándalos no se flexibilizan en pleno aislamiento. El “volantazo” antes de una mediación judicial y sus daños colaterales. Perlitas de la mudanza obligada del Concejo. Una martillera turbia. Y más…

Condena confirmada y lamentable maniobra

Los integrantes de la Sala II de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal confirmaron en las últimas horas el fallo de sus pares de la Sala I contra Pablo Javier Herold por amenazar a periodistas de este medio.

Los magistrados entendieron probadas las intimidaciones y lo condenaron a la pena de tres años de cárcel por el delito de “coacción agravada”. Es decir, atentar contra la libertad de las personas, en este caso comunicadores, con el fin de evitar que se siguiera informando sobre un caso de clientelismo político y narcotráfico.

De esta manera, con la opinión de los dos tribunales, el doble conforme exigido por ley queda saldado. La defensora del condenado, Fabiana Vannini, había planteado en el juicio que el accionar de su mafioso asistido no era delito y hasta planteó la posibilidad de que fuera una “broma”. No hay nada que reprocharle a la funcionaria, su trabajo es –muchas veces– defender lo indefendible. Igual podría mejorar los argumentos.

De todas maneras, sí hay un hecho de la defensa oficial que vale la pena mencionar para estar prevenidos. Durante el proceso, al periodista Germán Sasso se le ofreció una mediación con el acusado. En pocas palabras, se trata de un método alternativo al juicio y tiene como fin que el imputado asuma su responsabilidad y la víctima lo “perdone” a cambio de algún tipo de reparación. Sasso aceptó la propuesta y propuso que, en reemplazo de la condena penal, Herold ayudara al Cotolengo haciendo periódicas donaciones de pañales y alimentos.

Cuando ya estaba redactado el acuerdo, el imputado se borró y el trato se cayó. Obviamente todo terminó en juicio oral.

Lo delirante no es que Herold haya renunciado a un pacto que lo favorecía a él, sino lo que realizó luego la defensa: en las apelaciones utilizó la aceptación de la mediación por parte de Sasso como fundamento para pedir la absolución. “Si aceptó mediar es porque no fue tan grave la amenaza que sufrió el periodista”, fue -más o menos- el concepto esgrimido.

Lamentablemente un método válido que ofrece la Justicia se termina convirtiendo en una especie de trampa cazabobos. Piden que la víctima perdone al acusado a cambio de un resarcimiento, luego lo rechazan y lo utilizan como argumento para solicitar la absolución. Técnica y jurídicamente será válido, pero moralmente es muy parecido a una traición. Lamentablemente esta maniobra conspirará contra el aumento del útil y necesario instituto de la mediación penal.

Crédito y salarios

Luego de la videoconferencia que el intendente Gay mantuvo con otros pares y el propio gobernador Kicillof, en la que solo se habló de plata, el municipio analiza firmemente aceptar el crédito propuesto a tasa cero para pagar salarios. “No hay muchas más opciones”, comentaron a esta sección.

“Lo único seguro es que vamos a abonar el 100 por ciento, aunque como dijimos, algunos recibirán 70 ahora y 30 entre el 10 y el 15 de mayo. Pero a esta altura, asegurar sueldos completos ya es muchísimo. Más si nos comparamos con la situación económica de otros municipios”.

Otro dato que trascendió luego de la reunión virtual es que la Provincia de ningún modo le va a pedir más dinero a Alberto Fernández para poder completar la partida correspondiente a la coparticipación para las comunas.

Bahía recibió la mitad de lo que le correspondería. “Estamos en crisis, no piensen que alguien va a poner la plata que se perdió. Hay que ser solidarios en todos los niveles de gobierno”. Ese es el discurso que bajó desde la gobernación.

Carta documento

Un conocido sindicalista de la ciudad, con gran protagonismo la semana pasada, enfureció ante los dichos de un comunicador radial. A tal punto llegó su enojo que le pidió a sus abogados que redactasen dos cartas documentos: una para el locutor y otra para el medio.

Según supo esta sección, el demandante pide una rectificación de los dichos del trabajador de prensa en las que habría afirmado que el gremialista manejaba una red de trolls y perfiles truchos con el fin de generar “bolas de opinión” en el espacio cibernético.

Veremos cómo avanza la novela. Estaremos atentos.

A más cuarentena, más democracia

A diferencia de lo que ocurre a nivel nacional, en donde hace más de un mes que los legisladores no sesionan, en Bahía la semana pasada los concejales aprobaron varias ordenanzas importantes. Para hacerlo, debieron reunirse no en el recinto de Sarmiento 12, sino en el salón Héroes de Malvinas del Palacio municipal.

Con barbijo colocado, a cuatro metros de distancia uno de otro, y transmitiendo todo por YouTube (con la posibilidad de hacerlo por Facebook si algo fallaba), los ediles alzaron las manos para aprobar los proyectos presentados. Antes, en infinitas sesiones de videoconferencias, se habían puesto de acuerdo en detalles que permitieron unanimidad y rapidez.

Esta sección pudo saber que, si todo sigue igual en cuanto a las limitaciones por la pandemia, se volverá a sesionar cuando sea necesario. Incluso ya se está preparando el recinto oficial corriendo los pupitres y los micrófonos para que se puedan guardar las distancias correctas.

En la pasada sesión, los únicos ediles que no pudieron estar presentes fueron tres del peronismo: Carlos Quiroga, Carlos Moreno Salas, y “El Negro” Walter Larrea. Dos por ser considerados de riesgo y uno por ser hipocondríaco.

Oscura martillera

Se sabe que el sector inmobiliario no está exceptuado de la cuarentena y, por lo tanto, tiene limitada su actividad, como ocurre con muchas otras. La semana pasada, el Colegio de Martilleros debió avisar a las autoridades que una profesional estaba ofreciendo sus servicios por redes sociales. Se trataba, ni más ni menos, que de Mariana Vieille, quien fue socia de la malograda Mara García, financista que con Saga dejó un tendal de deudas y estafados.

Cuando fue interpelada por uno de sus colegas, que lógicamente no estaba pudiendo trabajar, sobre cómo ella lo había logrado, contestó descaradamente que podía hacerlo por sus contactos. Incluso en sus publicaciones aseguraba tener un permiso para circular.

Pero eso no es todo. Bahía Indiscreta pudo saber que, además, esta oscura profesional ya estaba suspendida por el Colegio que la representa debido a que hace tiempo no pagaba sus obligaciones tributarias para con la institución.

Las vacunas de IOMA

IOMA fue noticia esta semana porque, a diferencia de lo que ocurre casi siempre, hubo algo que funcionó bastante bien. Se trata del sistema para vacunar contra la gripe a afiliados mayores de 65 y a personas de riesgo. Mediante un pedido previo vía web, los enfermeros designados van a sus casas para que ellos no tengan que moverse en medio de la pandemia.

Pero no todo estuvo tan aceitado. Para el trámite debían contactar a quienes iban a vacunar para que los estuvieran esperando cierto día y a cierta hora. Bueno, en muchos casos esa comunicación no se hizo. Y muchos se quedaron esperando. Esos detalles habrá que ajustarlos.

Se mueven radicales

Un grupo de 400 jóvenes de la Juventud de la UCR en la Provincia se organizaron para colaborar en la emergencia sanitaria que está atravesando la Argentina.

Acompañando al intendente Gustavo Posse, el bahiense Fernando Roig trabaja en sintonía en el análisis de las medidas implementadas en San Isidro y junto a los jóvenes analizan experiencias y elevan propuestas para distintos municipios.

Lo más leído