WhatsApp de Publicidad
Seguinos

parte médico

El joven brutalmente golpeado por un pastor, en estado vegetativo

Si bien dejó la terapia intensiva y está despierto, Braian Páez, de 22 años, no responde a estímulos. "Los golpes fueron para matarlo", dijo su papá.

El templo "Antorcha de Fe", donde tuvo lugar la feroz agresión.

Braian Páez, el joven de 22 años que hace casi dos semanas fue brutalmente golpeado por un pastor aún se encuentra internado en el Hospital Muncipal y su pronóstico, al menos por el momento, no es para nada alentador.

Si bien días atrás abandonó el área de terapia intensiva, las complicaciones están relacionadas con las secuelas que le podrían haber dejado la brutal golpiza que le habría propinado Juan González, quien permanece detenido.

A Páez le retiraron el respirador mecánico y, dos días más tarde, dejó la sala destinada para aquellas personas cuya vida corre riesgo. No obstante, no responde a ningún estímulo, pese a estar despierto y con los ojos abiertos.

Cabe recordar que la violenta secuencia tuvo lugar el pasado viernes en Lugones al 2100, donde funciona la Iglesia evangélica “Antorcha de Fé”. Allí González, quien además es la actual pareja de la mamá de Páez, golpeó con una regla de albañil al joven.

En lo que respecta a la investigación que lleva adelante la Justicia, aún se siguen recolectando testimonios para establecer una precisa reconstrucción de los hechos.

"Los golpes que le dio fueron para matarlo"

"No reacciona al habla o al movimiento de las piernas. Sigue conectado a una sonda para orinar y también para la comida. La recuperación, dentro de todo, ha sido rápida. Le decís algo y te mira nada más", explicó el papá de la víctima, Alberto Páez. 

Además, respecto del supuesto motivo que habría originado el ataque -autos rayados por parte de Braian- dijo que "no eran de él (pastor), eran de la madre de mi hijo", aunque sostuvo que "yo no se si fue tan así como se dice". 

"Ellos ya tenían una disputa familiar, este hombre salió con saña de querer matarlo. Los golpes que le dio fueron directamente para matarlo. Si vos queres reducir a una persona, y más como mi hijo que es chiquitito, no le pegás con un fierro en la cabeza", agregó con indignación. 

Por último, habló de la expectativa. "Si Dios quiere va a ir todo encaminado en la Justicia y este tipo va a pagar por lo que hizo, que fue un intento de homicidio. Además, se que tiene denuncias por violencia de género, pero no estoy seguro".


Lo más leído