WhatsApp de Publicidad
Seguinos

primer equipo en lograrlo

San Lorenzo se coronó pentacampeón de la Liga Nacional de Básquet

Nicolás Aguirre marcó el camino del Ciclón con una gran labor en ataque con un total de 18 puntos.

San Lorenzo le ganó a Quimsa de Santiago del Estero por 82-77 en el estadio de Obras Sanitarias en el quinto partido de la serie que terminó 3-2 y se transformó en el primer equipo pentacampeón de la Liga Nacional de Básquet (LNB). Con este logro, igualó la línea de Peñarol y quedó a cuatro títulos de Atenas de Córdoba, el máximo ganador histórico de la competencia.

Nicolás Aguirre marcó el camino del Ciclón con una gran labor en ataque con un total de 18 puntos y aportó su poderío defensivo para bloquear a una de las figuras de su rival, Brandon Robinson (20 puntos). Además, Aguirre igualó en puntos con su compañero José Vildoza y Nicolás Romano marcó 14 unidades.

Con pasajes cambiantes en el juego, el Ciclón se impuso en los primeros minutos con un parcial de 9-2 gracias a múltiples desordenes defensivos en el equipo santiagueño. Sin embargo, Quimsa dio vuelta la historia 18-17 por la efectividad en los tiros libres (7 de 8) y una mejora en el juego que se expresó en la solidez defensiva que provocaron cinco rebotes en esa zona.

El duelo entre Aguirre y Robinson, las figuras de ambos equipos, mantuvieron un resultado ajustado en el marcador a causa del liderazgo en ofensiva por parte del hombre que se desempeña en el Cuervo y los triples ejecutados del jugador de Quimsa que dejaron el cruce 25-24.

El vigente campeón llegó a estar 24-35 a tres minutos para el final del primer tiempo, pero achicó la diferencia a 10 (30-40) al cierre del segundo cuarto. Las apariciones de José Vildoza y el ingreso de Roberto Acuña emparejaron el encuentro y acortaron la distancia a cuatro (62-58 para Quimsa).

San Lorenzo movió el banco, buscó soluciones y las halló haciendo gala de su extenso plantel. La vuelta de Nicolás Romano desde afuera y el buen pasaje de Vildoza lo pusieron en tablas en 62 en el amanecer del último cuarto.

Quimsa padeció la ausencia de Robinson, anulado por completo y ni siquiera tocó la pelota, pero aparecieron otras figuras: Romero adentro e Iván Gramajo. Así le alcanzó para soltarse y retomar el liderazgo por 70-65.

El pasaje igual se mantuvo cambiante, en un abrir y cerrar de ojos San Lorenzo lo empató con una bomba del errático Facundo Piñero (1-11 en cancha) y con tres conversiones posteriores del juninense Nicolás Romano se puso 76-70.

A lo guapo, con arremetidas individuales y con los nervios de acero, Quimsa se despertó y lo igualó en 77 con 1m. 17seg. por definirse. Y Nicolás Romano desde la esquina tomó una pelota caliente, con solamente un segundo y clavó un triple definitorio para darle una nueva estrella a San Lorenzo por 82 a 77.

Fuente: TyC Sports


Lo más leído