WhatsApp de Publicidad
Seguinos

pandemia

Trotta: "No presenté la renuncia, fue un momento de zozobra"

Además, respaldó la decisión de Alberto Fernández: "Es muy valioso que el Presidente se hace responsable de la carga que implican medidas controversiales”.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, dijo que “quieren trabajan detrás del objetivo” de volver a la presencialidad en las aulas el 3 de mayo, que es el día en que termina el plazo de las restricciones tomadas para contener el avance del coronavirus, pero no dio precisiones sobre si así será, porque -tal como remarcó- “no hay una decisión todavía”. Y explicó: “Vemos un horizonte de mucha complejidad y, frente a eso, nosotros vamos a seguir defendiendo nuestra agenda de cuidar la salud y de garantizar el derecho a la educación en las mejores condiciones posibles y ahí, por supuesto, la presencialidad tiene enorme trascendencia”.

En una entrevista que brindó para A24, y consultado sobre si pensó en renunciar en medio de la puja por la presencialidad en las escuelas, contestó: “No presenté mi renuncia, pero por supuesto que fue un momento de zozobra”. Y resaltó: “Para mi es muy valioso que el Presidente se hace responsable de la carga que implica gobernar y de una medida que sabemos que es controversial”.

Por el contrario, apuntó contra la gestión de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad, región que -para él- es “el foco donde se multiplica el Covid para luego irradiarse al resto del país”. Y cuestionó: “Uno no puede priorizar todo; uno tiene que ejercer la carga de la responsabilidad de la función pública y hacerse cargo de la fiscalización, que es lo mismo que hoy nuestra ministra de Seguridad le ha planteado al jefe de Gobierno”.

En línea con esto, más adelante, Trotta apuntó que a veces gobernar implica tomar medidas antipáticas y sostuvo que si el eje central de la Ciudad son las escuelas hubiesen vacunado a más docentes, en vez de “a nutricionistas o psicólogos que atienden por Zoom”. “Si prioriza los gimnasios, espacios de esparcimiento sin control y a los bares eso no es priorizar la presencialidad”, dijo. De esta manera, apuntó que “ser jefe de gobierno no es solo alumbrado, barrido y limpieza”, y comparó esto con el accionar de Alberto Fernández: “El Presidente toma las decisiones porque todo se puede ir al demonio”.

Apuntando directamente contra el jefe de gobierno porteño, señaló: “Hay un fallo de la Justicia Federal que el gobierno de la Ciudad desconoce, y Larreta ya no hace una conferencia de prensa, como hace habitualmente. Probablemente porque tiene ciertas dudas de la decisión que está adoptando”. En este sentido, señaló: “El gobierno de la Ciudad no ha sido responsable para establecer prioridades en muchos aspectos relacionados con el cuidado de la salud de los porteños”.

En otro tramo de la entrevista, la periodista Romina Manguel le preguntó si es cierto que no le atiende el teléfono a su par en la ciudad, la ministra Soledad Acuña. Eludiendo la pregunta, Trotta finalmente admitió que no ha hablado con la encargada de la cartera de Educación en la Ciudad, pero dijo que sí conversó con el Secretario de Gobierno. “No queremos aportar a la confusión a partir de lo que es el proceso de la judicialización. Nosotros queremos que se resuelva la cuestión de fondo y, a partir de ahí, poder encontrarnos”, señaló entonces.

Para Trotta, “es una irresponsabilidad la judicialización del DNU y la interpretación selectiva de los fallos, según lo que le conviene al gobierno de la Ciudad”. Según dijo, ahí está “la crisis de las clases”, en “la judicialización de una decisión clara del Ejecutivo Nacional”.

Luego, lanzó: “Me junté con las cámaras porque recibimos denuncias y pedidos de familias que no quieren ser sancionados en la Ciudad por no enviar a los chicos a la escuela. Tenemos que llevar tranquilidad a las familias. Creemos que la decisión de judicializar que ha tomado la Ciudad profundiza la angustia”.

Sobre este punto, señaló que todas las instituciones “deben garantizar una propuesta pedagógica a distancia” para aquellas familias que decidan no enviar a sus hijos al colegio, aunque aclaró: “No se puede hablar de virtualidad en una Argentina tan desigual”.

Cómo se decidió suspender la presencialidad

Trotta ratificó que la decisión de suspender la presencialidad fue del propio Presidente, pero dijo que antes de determinar qué hacer escuchó diferentes posturas. “Nosotros somos colaboradores y yo soy un ministro de Alberto Fernández y de nuestro frente electoral. Por supuesto, lo debatimos. El Presidente tiene una enorme capacidad de escucha y de debate. Nos encontramos en varias oportunidades después de su decisión”, contó.

Según dijo, Fernández “escuchó posiciones y saldó el debate a partir de su decisión”, la cual le transmitió durante la tarde de aquel miércoles en que hizo los anuncios. Entonces, Trotta subrayó que la suspensión de la presencialidad en el AMBA responde a una estrategia para ”restringir lo máximo posible la circulación”. Así, explicó que no se tomó esta medida por lo que ocurre dentro de las escuelas, sino por toda la movilización que genera y por el proceso de sociabilización que hay fuera de las instituciones.

Sobre esto punto, y consultado por los dichos del Presidente sobre que los niños se comparten el barbijo, aclaró: “Nadie le adjudica la responsabilidad (de la decisión) a los chicos”.

Fuente: La Nación.

Lo más leído