WhatsApp de Publicidad
Seguinos

imperdible

Políticos sin agua

La falta de suministro le toca a todos, sin distinción de ideologías. Quiénes son los que sufren la desinversión y la falta de obras de ABSA. Además, un lamentable episodio vivido por la comunidad judía. El difícil trance de salud para un animador. Y mucho más…

Baño polaco para los políticos y (como si fuera poco) la interna de ABSA

Ellos también sufrieron la falta de agua, o por lo menos la baja en la presión. Nos referimos a los políticos. Y en este caso, ABSA logró que no haya grieta, porque entre los damnificados se cuentan tanto oficialistas como opositores. Uno de ellos fue, ni más ni menos, que el intendente Héctor Gay, que vive en Patagonia. Aunque parece que esta vez no llegó a bañarse con una manguera en el patio, como al inicio de su primer mandato, cuando se rompió el acueducto del dique, igualmente tuvo sus inconvenientes con el suministro.

Entre los amarillos, también estuvieron complicados el presidente del Concejo Deliberante, Fernando Compagnoni, que vive en el mismo barrio que el jefe comunal; el secretario privado Pablo Romera, que tiene su casa en el Los Horneros (tuvo que ducharse de madrugada, cuando había algo de agua); el secretario de Gobierno Adrián Jouglard, que reside en Palos Verdes y no le quedó otra que acarrear unos baldes para poder bañarse.

En tanto la edil Laura Biondini, que también está en Palos Verdes, tuvo máxima mala suerte: ella no tenía ni una gota en su casa, pero se venía manejando bien. Iba a lo de su madre para bañarse, hasta que ella -que vive en Patagonia- también se quedó sin servicio.

Los del Frente de Todos tampoco zafaron de esta decadente situación que lleva décadas sin solución. La médica Gisela Ghigliani, presidenta del bloque en el Concejo, debió ir a bañarse junto a su esposo, el doctor Jorge Draghi, a la casa de su hijo.

Por su parte, “Luli” Calderaro sufrió la baja presión, pero pudo sobrellevarlo un poco mejor juntando agua en tachos.
Es decir, unos cuantos políticos, al igual que gran parte de la población, debió implementar el popularmente conocido como baño “polaco”.

Al drama ya conocido -y soportado- por la falta de inversión y abandono de años de la empresa ABSA, en la última semana se sumó un inconveniente extra: un creciente conflicto entre el gerente Gustavo Bentivegna y empleados nucleados en el sindicato de Obras Sanitarias de la Provincia de Buenos Aires (SOSBA), que en Bahía lo lidera un excandidato a concejal del peronismo llamado Paulo Mónaco.

Al parecer los trabajadores no se lo bancan a Bentivegna y pretenden que desde La Plata le den salida. Hubo fuertes roces por la instalación el año pasado del sistema de GPS en las camionetas de ABSA: alguno parece que decía estar trabajando y estaba en la casa.

Además, el manejo de las válvulas -que son las que regulan y equilibran la red de agua- no pueden ser operada por cualquiera y no existe disponibilidad las 24 horas, cosa que también generó cruces fuertes en la semana. Se calcula que -por la pandemia- sólo está trabajando la mitad del total de empleados.

Bentivegna no lo dirá públicamente, pero está seguro de que está frente a un boicot de quienes dirige.

Y la última: lo que anunció la cúpula de la empresa y el subsecretario de Recursos Hídricos Guillermo Jelinski sobre el plan de emergencia también podría fracasar si no se superan algunos imprevistos: hoy quienes reparten el agua en camiones no tienen permitido (¿legalmente?) subir a los techos o ingresar al patio de los domicilios a llenar los tanques de agua.
Va a estar difícil.

Fuerza, Lorenzo

Uno de los hombres de medios más queridos de la ciudad pasó por una situación límite que puso en serio riesgo su vida. Se trata, ni más ni menos, que de Lorenzo Natali. Hace un tiempo empezó a notar que se agitaba más de lo normal, en circunstancias muy cotidianas para él.

En un primer momento hasta parecía coronavirus, pero luego de hacerse varios estudios y análisis, los médicos descubrieron que se trataba de una insuficiencia en la válvula mitral de su corazón. Desde ese momento comenzó una odisea de angustia, incertidumbre, y apuro, porque el diagnóstico derivaba en una operación urgente, y a corazón abierto.

La intervención se realizó el 3 de noviembre pasado, en el reconocido Hospital Austral de Buenos Aires, lugar que fue ampliamente recomendado al afamado conductor por un amigo que también había pasado por el quirófano. Aunque la operación salió muy bien, Lorenzo sufrió arritmias y un problema eléctrico-cardíaco en el postoperatorio, situación que lo llevó a una nueva intervención. Luego de pasar nuevamente por las manos de un equipo de excelentes médicos, de a poco su corazón pudo comenzar a normalizarse. Y tras algunos días internado, y una recuperación que le llevó un mes en total, el hombre de LU2 pudo volver a Bahía.

Ahora, junto a su familia, con maquinaria renovada, debe estar contando los días para reencontrarse con sus oyentes de “Bienvenidos”, cosa que seguramente ocurrirá en marzo del año que viene.

Nueva provincia

Maximiliano Abad, el presidente del bloque cambiemita de la Cámara de Diputados bonaerense, pasó por Bahía y la zona en las últimas horas.

Haciendo campaña para quedarse con el comité radical, Abad llegó a la ciudad de la mano de Emiliano Álvarez Porte, Federico Tucat y Pablo Daguerre entre otros.

Una de las reuniones más importantes tuvo lugar en la Unión Industrial, donde los “boinas blancas” fueron recibidos por Gustavo Elías. Conversaron sobre aquel viejo proyecto del fundador del diario de calle Rodríguez, en el que se proponía escindir el sur bonaerense del resto de la Provincia. “¿Qué tiene que ver Bahía y su región con el conurbano? Las problemáticas y las necesidades son muy distintas. De esta forma, la atención y la prioridad de los sucesivos gobiernos seguirá estando puesta en lo que sucede en el Gran Buenos Aires.”, reflexionó uno de los participantes de la reunión.

Por la noche, Abad participo de una cena con toda la facción de correligionarios que adscriben a su línea interna. También se acercó a saludar el intendente Héctor Gay, que el año que viene deberá esperar que los “radichetas” le alcancen un nombre consensuado para integrar la lista de diputados de Cambiemos. ¿Esta vez se pondrán de acuerdo o se sacudirán las plumas?

Susto en el campo I

La senadora Nidia Moirano aún realizaba en estas horas el calculo por las pérdidas que le produjo el incendio que se devoró parte de su campo familiar en la zona de Oriente, partido de Coronel Dorrego.

Al parecer por un imprudente asador, el fuego se tornó imparable durante el comienzo de la semana. “Podría haber sido mucho peor, aunque las perdidas fueron importantes”, señaló la legisladora de Cambiemos.

Según la primera estimación, las llamas consumieron 80 hectáreas de maíz, 15 de trigo y 2000 metros de alambrado, de los cuales la mitad se acababan de instalar.

Susto en el campo II

Otro que pasó un momento de tensión en su establecimiento rural familiar fue el intendente de Villarino Carlos Bevilacqua.

El viernes el encargado del campo le alertó al jefe comunal sobre la presencia de un misterioso avión en un sector alejado del casco de la estancia.

Las preguntas inmediatas fueron obvias. ¿Qué hacía esa extraña avioneta? ¿De quién era? ¿Qué tendría en su interior? El secretario de seguridad de Villarino, Martín Pacheco, le dio aviso a la policía y a la ayudantía fiscal.

En medio del operativo para chequear de qué se trataba y a quién pertenecía la aeronave, apareció para tranquilizar “El Pipi” Marengo, el hermano de Rocío, que contó lo sucedido: se había tratado de un aterrizaje forzoso y él había socorrido a los tripulantes, que no sufrieron consecuencias.

Al parecer viajaba un empresario del petróleo junto a su hijo y a dos amigos. Habían salido de Comodoro Rivadavia y se trasladaban a Capital Federal por cuestiones de salud.

El incidente quedó registrado ante la Junta de Seguridad en el Transporte el 9 de diciembre. “Aviso. Suceso incidente aeronave Cessna 182, matrícula LV-HTI ocurrido a 18NM del aeropuerto de Bahía Blanca, aproximadamente a las 15.30 horas. Sin lesiones. Interviene JST Sede Central”, reportaron desde el organismo dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación.

Este fin de semana el avión fue reparado en el mismo campo y continuó su vuelo.

Presidenta

Por primera vez en la historia, el Club Bella Vista tiene presidenta. Se trata de María Emilia Dervis, quien asumió su puesto el viernes pasado, y fue casi una transición natural, ya que era tesorera en la comisión saliente.

Su padre es exfutbolista, su madre exdirigente, y su abuelo fue tesorero, todos de esa misma institución, por lo que tiene sangre verde y blanca.

Hace ya seis años que está cerca de “La Loma”, y cuatro que trabaja directamente desde adentro. “Emily” es nacida y criada en el barrio, y peleó mucho por el futbol mixto en categorías de hasta 13 años. También seguirá luchando para que haya más actividades de ese tipo, y otras orientadas a la mujer.

Cuando habla sobre la situación actual del Club, asegura que “estamos surfeando la ola, el tema de la pandemia es muy complejo, y nuestro principal sponsor debió permanecer cerrado, por lo que bajó la recaudación. Por suerte los jugadores y el cuerpo técnico lo entendieron y apoyaron”. Para levantar la economía, los dirigentes y socios del Club ya se han vuelto expertos en venta de pastas, pollos, y de rifas para lechones.

Nunca bajan los brazos.

Repudiable

Un hecho absolutamente lamentable sucedió el viernes en la Plaza Rivadavia mientras la comunidad Judía realizaba uno de los actos por la celebración de Janucá.

Un hombre, que vestía la camiseta de Villa Mitre, comenzó a insultar, agraviar y amenazar a los presentes, que estaban encendiendo una de las velas del candelabro ubicado frente a la Municipalidad.

“Les voy a arruinar la fiesta todos los días”, les prometió el violento, más allá de una catarata de ofensas y actos de discriminación.

Janucá es conocida como la fiesta de las luminarias. Se está celebrando desde el jueves y se extenderá durante siete noches más. En Bahía, históricamente, se coloca un gran candelabro en la plaza sobre calle Alsina, y todos los atardeceres se enciende una luz hasta completar la iluminación.

La festividad recuerda el “milagro del aceite y de la victoria de los pocos sobre los Muchos”, triunfo del pueblo judío liderado por los macabeos sobre los helenos.


Lo más leído