WhatsApp de Publicidad
Seguinos

habló con la brújula 24

Perito dijo que “es imposible” que un perro detecte olor luego de tres meses

José Mazzei fue convocado por la Justicia para realizar un informe sobre el trabajo de los perros en los rastrillajes de Facundo. Fue crítico respecto del método que implementó el guía del can que aportó la querella.

El director general de Defensa Civil de la Provincia de Chubut, José Mazzei, es especialista en búsqueda de personas desaparecidas mediante el uso de perros rastreadores. Por eso, fue convocado por la Justicia para hacer un informe en torno a lo ocurrido durante los rastrillajes que buscan dar con el paradero de Facundo Astudillo Castro.

En diálogo con el periodista Germán Sasso, por LA BRÚJULA 24, dio detalles del trabajo que realizan los canes, y fue crítico con la interpretación que hizo el guía del animal que fue aportado por la querella, el cual detectó rastros tanto en los patrulleros como en el puesto de vigilancia de Teniente Origone. De hecho, consideró que “es imposible que los olores duren tanto tiempo”.

“Lo que me solicitó la Fiscalía es un informe de cómo operan los perros de búsqueda por olor referenciado. Nosotros hemos tenido varios operativos, para diferentes provincias en algunas búsquedas de otros tiempos. Si bien ahora me toca otra función, siempre estuve ligado a la actividad, por eso tratamos de aclarar un poco y de informar sobre los protocolos nacionales e internacionales en la materia”, aseveró el especialista.

En tal sentido, Mazzei contó que “en cuanto al rastro por olor de referencia, lo que sigue el perro es un aroma en particular. Al can se le hace una ‘impronta’ con alguna ropa u objeto de la persona a la que se va a buscar. Tiene que ser un animal previamente entrenado para seguir únicamente ese aroma”.

“En realidad la búsqueda es muy simple, tiene que tener un punto de partida que normalmente es donde estuvo por última vez esa persona, se le hace la impronta mediante un protocolo específico para la custodia de esa prenda y a partir de ahí se estimula al can para que siga el rastro”.

Y agregó: “Es un tipo de búsqueda muy simple, si bien el entrenamiento es muy complejo, el trabajo no lleva muchos días porque se busca únicamente el recorrido y no son muchos los avistajes que se dan. El can marca diferentes puntos, y se compatibiliza con alguna indagatoria”.

En cuanto a las diferencias que surgieron entre los perros de la Policía Federal y otro aportado por la querella en los rastrillajes hechos por Facundo, Mazzei comentó que “siempre es importante antes de arrancar, juntarse con el que está a cargo del operativo y marcar cómo trabaja el perro. Las condiciones tienen que estar claras, cómo sigue el rastro, qué marcación hace cuando encuentra un punto caliente, y a partir de ahí se va a poder definir cómo están trabajando los perros que están dentro de la búsqueda”.

“Yo aún no he visto las grabaciones, aunque entiendo que ahí debe estar la cuestión. Habría que ver el tipo de marcaciones que hizo el can”, señaló. Y argumentó: “No se puede ir interpretando en ese momento, hay que hablar previamente con el fiscal a cargo de la investigación”.

Por otra parte, el profesional aclaró que “el perro de rastro no tendría que marcar sangre, eso lo hace el detector de restos humanos. Algunos dicen que hay perros todo terreno, pero incluso en ese contexto se tiene que saber antes”.

Olor en el ambiente. “Eso está relacionado con las condiciones topográficas, climatológicas y geográficas. Lo que está estudiado es que a partir de las 72 horas la descamación propia de los cuerpos empieza a perder el contenido de olor, es imposible que dure tres meses. Depende mucho del tipo del terreno, si es zona con vegetación esas partículas van a tener donde mantenerse, si es un camino de tierra es lo contrario”.


Lo más leído